Blog Languages

Espacios Naturales - Cádiz

Parque Natural de los Alcornocales.
Cádiz

Sierras, acantilados, marismas, dunas y playas hacen de la provincia gaditana un enclave medioambiental rico y diverso, digno de ser protegido y preservado en el tiempo.

Hábitat de especies animales como el camaleón, el buitre leonado y el meloncillo, entre otros; y de especies vegetales como el pinsapo, el alcornoque y el pino piñonero. Diferentes paisajes en los que fijar la vista durante largo tiempo, en los que embriagarse de los olores que la naturaleza nos ofrece de manera gratuita, en los que abrir y agudizar el oído para escuchar una sinfonía que el hombre ha querido siempre imitar.

Parques Naturales

Parque Natural Bahía de Cádiz

Entre los meses de abril y noviembre, el visitante podrá ver al camaleón común, especie protegida que suele moverse entre los bosques de pino piñonero y en las zonas de dunas del Parque. Más fácil será contemplar a los flamencos, avocetas, cigüeñas o garzas reales entre las aguas salinas de la bahía; además de al pequeño charrancito que ha establecido en la bahía gaditana la mayor colonia que esta especie mantiene en España.

Pero el océano Atlántico es el referente paisajístico más importante de este Parque Natural; sus mareas son las que le dan vida y dinamismo. Los caños y esteros, canales naturales por los que circula el agua marina se ven enriquecidos por las corrientes dulces de los ríos Guadalete, San Pedro e Iro y de los arroyos de la Salineta y Zurraque.

Los accesos son numerosos y fáciles, ya que el Parque está enclavado en una zona muy urbanizada de la provincia gaditana, entre los municipios de Cádiz, El Puerto de Santa María, Puerto Real, San Fernando y Chiclana de la Frontera. Por la N-IV y la autopista A 4, se entra por Puerto Real. La N-340 y la comarcal C-346 penetran en el Parque por el sur y sureste, respectivamente, a través de Chiclana de la Frontera.

Parque Natural Entorno de Doñana

Además de municipios de la provincia de Huelva y Sevilla, este Parque se extiende por los municipios gaditanos de Sanlúcar de Barrameda y Trebujena. Sirve como cinturón de protección del Parque Nacional y tiene dos zonas muy diferenciadas: una húmeda entorno al río Guadalquivir, y otra forestal en la zona norte. En esta última predomina una vegetación de pino piñonero, matorral de jara, brezo lentisco y cantueso.

En cuanto a la fauna, los habitantes de la zona son, entre otros, el zorro, el jabalí, meloncillo, lince ibérico, buitre leonado, águila imperial, flamencos, grullas, cigüeñas negras, así como diferentes especies de marisco y el cangrejo rojo.

¿Cómo llegar? Por la C-440, a unos 22 km de Jerez de la Frontera, se encuentra Sanlúcar de Barrameda.

Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate

Ocupando los municipios de Barbate y Vejer de la Frontera, su bosque de pino piñonero se extiende hasta la costa cortada por impresionantes acantilados, que superan los 100 metros de altura en algunos puntos. Pero en su franja costera no son todo formaciones rocosas de enorme verticalidad. También se encuentran en el Parque playas arenosas como la de los Caños de Meca. Además, el Parque se adentra en el mar para abarcar una franja de algo más de 1.000 hectáreas de plataforma continental. Sus fondos son el hábitat idóneo para numerosas especies marinas como borriquetes, sargos, urtas, doradas y centollos, entre otros.

Entre las grietas, repisas y oquedades de las paredes de los acantilados se refugian aves de presa como el cernícalo o el halcón peregrino. Pero en este sentido, lo más espectacular es la numerosa colonia de cría de garcillas bueyeras establecida en la zona.

La N-340 nos lleva hasta la población de Vejer de la Frontera, al norte del Parque. Desde ella se accede directamente al territorio protegido, por Caños de Meca o a través de la carretera que conduce a Barbate.

Parque Natural del Estrecho

Situado en el litoral de los términos municipales de Algeciras y Tarifa, desde la Ensenada de Getares hasta el Cabo de Gracias, son cuatro los factores fundamentales que revisten de un enorme interés a este espacio natural protegido: geográficamente, se encuentra entre dos continentes, el de África y el de Europa; es un lugar clave para las migraciones tanto de aves como de mamíferos marinos; es un entorno de enorme riqueza cultural por el paso de muchas civilizaciones a lo largo de la historia; y cuenta con una riqueza de ecosistemas y calidad paisajística que merecen ser conservados en el tiempo.

Entre los monumentos naturales que guarda este Parque están la Duna de Bolonia y el Tómbolo de Trafalgar, además del Paraje Natural de la Playa de los Lances. Entre los monumentos que otras civilizaciones que habitaron en la zona nos dejaron, se encuentra el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudio, ejemplo espléndido, a pequeña escala, de ciudad-factoría romana declarada Monumento Histórico Nacional.

Al recorrer el Parque, nos encontraremos con dos tipos de costa separadas por la Isla de Tarifa. En la parte occidental, playas de arena fina y de suave pendiente; en la oriental, playas de bellos acantilados con cuevas submarinas. Dos paisajes distintos llenos de riqueza tanto por sus formaciones singulares como por las especies que lo habitan. En total, el Parque cuenta con 18 hábitat distintos: desde bancos de arenas cubiertos de agua marina poco profundas hasta dunas móviles.

En cuanto a flora y fauna se refiere, este entorno natural también tiene gran importancia tanto por las especies que viven en el medio terrestre como por las que habitan en el medio marino. Destacan las aves, con un censo de más de 700.000 mil pertenecientes a 34 especies diferentes. Las más numerosas son las cigüeñas blancas, el halcón abejero y el milano negro. Entre las que están en peligro de extinción, el águila imperial y la cigüeña negra.

¿Cómo llegar? Tanto desde Algeciras como desde Tarifa, se puede acceder a este Parque Natural. La N-344 nos llevará a ambas ciudades.

Parque Natural de Los Alcornocales

Este parque cubre 167,767 hectáreas desde el sur de Tarifa hasta el norte del Parque Natural Sierra de Grazalema. Lleva el nombre de su hermoso y bien cuidado alcornocal, el más grande de la Península Ibérica y uno de los más importantes del mundo. Es el mejor ejemplo de cómo podrían haber sido los bosques ibéricos primitivos densamente arbolados.

El extremo sur de la región está atravesado por valles profundos, estrechos y húmedos en forma de V, llamados canutos, que han sido erosionados por los ríos y proporcionan el hábitat ideal para los bosques subtropicales de gran valor ecológico. Hoy en día, estos bosques solo existen en España y Turquía, pero solían crecer en muchas otras partes de Europa. Hay más de 40 especies de helechos en el área; Una joya botánica de este Parque es el extraño helecho psilotum nudum, cuyos únicos otros ejemplos habitan en el hemisferio sur. Los canutos típicos son los de Gallina, Hortela y Jautor. Su flora está compuesta de alcornoques, quejigos, encinas, majuelos, jaras, brezos, chopos, alisos, entre otras.

Existe una gran variedad de fauna que habita en los Alcornocales, como son el corzo morisco, ciervo, gineta, tejón o el gamo. Entre las aves, se pueden observar especies como las águilas calzadas, culebreras y ratoneras, azores, gavilanes, cárabos, buitre leonado, alimoche, águila perdicera, búho real y halcón peregrino.

En el Parque podemos realizar diversas actividades como la recolección de setas, paseos a caballo y realizar deportes de naturaleza.

Hay dos centros de visitantes: Huerta Grande está al sur de Algeciras en el Km 96 en la carretera de la costa N340. El Aljibe está en Alcalá de los Gazules, en el camino a Benalup en el Km 1. Para ambos centros, llame al 956 679 161.

El área es fácilmente accesible por carretera. La carretera principal que cruza la sección norte es la A375 entre Ubrique en el noreste y Alcalá de los Gazules en el oeste. Entre El Algar, en el norte, y Jimena de la Frontera, en el este, se encuentra la C3331, mientras que la A381 cruza la sección sur desde Alcalá de los Gazules hasta Algeciras. También hay muchos caminos menores y pistas forestales que atraviesan el Parque.

Parque Natural Sierra de Grazalema

Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, se extiende por los municipios gaditanos de Grazalema, Zahara de la Sierra, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Ubrique, Algodonales, El Bosque y Prado del Rey, además de por los pueblos malagueños de Cortes de la Frontera, Benaoján, Montejaque, Jimera de Líbar y Ronda.

El pinsapo, que cubría la Península Ibérica durante el período terciario, es la especie vegetal que más nombre y fama ha dado y da a este espacio natural. Lo encontramos en la Sierra del Pinar, una de las principales formaciones rocosas del Parque, en la que también se halla el punto más elevado de la provincia de Cádiz: el cerro o Pico del Torreón, con 1.654 metros de altura.

Otro elemento característico de este entorno es el hecho de que aquí es donde más llueve de toda la península. Esta abundancia de agua y la roca caliza del terreno determina un paisaje kárstico muy accidentado, con múltiples cañones, simas, cuevas y sifones. Son internacionalmente conocidas la sima Complejo del Hundidero-Gato, la mayor de Andalucía, y la Cueva de la Pileta, que guarda pinturas rupestres del paleolítico de gran valor.

En cuanto a la fauna que habita en la zona, es muy importante la colonia de cría de buitres leonado en la Garganta Verde, la más profunda de la provincia de Cádiz, con más de 400 metros de caída vertical en sus paredes. También nos encontramos con el azor, el águila calzada, la nutria en sus cursos fluviales, la cabra montés, el ciervo y el corzo, entre otros.

En la N-342, en las inmediaciones de Algodonales, existe un desvío hacia la C-339, que va hacia Zahara de la Sierra y que enlaza con la C-344. Esta última carretera comarcal atraviesa el Parque de este a oeste.

Reservas Naturales

Laguna de las Canteras y El Tejón

Esta Reserva con 210 hectáreas de extensión posee dos lagunas, la Laguna de Las Canteras y la Laguna de El Tejón, las cuales tienden a secarse durante los meses de ve-rano.

Se accede a la Reserva a través de la A381 desde Jerez de la Frontera. Se sitúa a 18 km de Jerez, en el lado derecho de la mencionada carretera.

Su flora está formada por tarajes, eneas, carrizos, castañuelas y juncos.

Entre la fauna, podemos observar especies como la focha, la malvasía cabeciblanca, la gallineta común, la focha y la agachadiza común.

Fue declarada Reserva Natural el 28 de julio de 1989.

Laguna de Medina

Esta es la Reserva más importante entre las lagunas cercanas a la Bahía de Cádiz. Al igual que las otras lagunas de la zona (Complejo Endorreico de Chiclana, Complejo En-dorreico de Espera, Complejo Endorreico de Puerto Real, Complejo Endorreico de El Puerto de Santa María y Las Lagunas de Las Canteras y El Tejón), la Laguna de Medina es un lugar importante de invernada, nidificación, y cría de especies como la malvasía y la focha cornuda.

La laguna tiene 121 hectáreas, rodeada de 245 hectáreas que se integran en la Re-serva Natural. En periodos de sequía es habitual que la laguna llegue a secarse comple-tamente.

En cuanto a su acceso, la laguna se encuentra a 15 km sureste de Jerez de la Frontera. Si cogemos la A381 desde Jerez a Medina Sidonia, en el km 10 veremos la laguna a mano izquierda. Está bien señalizada y hay un aparcamiento de coches. Alrededor del lago hay un refugio de pájaros y un sendero señalizado dentro de la parte sur de la Reserva. La parte norte es de propiedad privada y no es accesible.

En cuanto a la flora, la laguna está rodeada de juncos. Alrededor de la laguna hay zonas de matorral con lentiscos y palmitos, intercalados con plantaciones de cereales. La Reserva tiene muchas flores silvestres y orquídeas en primavera.

En lo relativo a la fauna, el invierno es un buen momento para visitar la Reserva, cuando hay gran número de aves acuáticas, como la malvasía, focha común y moruna, somormujos o flamencos. Junto a la laguna hay un observatorio de aves. También pode-mos observar muchas mariposas y libélulas. En la zona de matorral se pueden encontrar mangostas.

Complejo Endorreico de Chiclana

Dentro de esta Reserva de 567 hectáreas de extensión existen dos lagunas, la Lagu-na de Montellano y la Laguna de Jeli, las cuales forman un conjunto de 49 hectáreas de área protegida.

La laguna de Montellano está formada sobre arcilla impermeable, mientras que el suelo de la laguna de Jeli está formado por marga impermeable.

A la Reserva se accede desde Chiclana de la Frontera tomando la carretera A390 hacia Medina Sidonia, donde la podrá ver a mano izquierda.

La vegetación que rodea las lagunas es un importante lugar de anidación para las aves acuáticas que habitan o que pasan el invierno allí. Bordeando las lagunas se encuen-tran juncos y tamariscos. Más allá de la orilla de las lagunas, hay principalmente matorral mediterráneo, con encinas, acebuches, lentiscos y zarzamoras.

Entre las aves podemos encontrar especies como el somormujo lavanco, el calamón común o la focha cornuda, malvasías cabeciblancas, cercetas pardillas o flamencos. Las aves de la cercana Bahía de Cádiz también acuden a dicho lugar.

Complejo Endorreico de Espera

Está situado en la frontera de las provincias de Sevilla y Cádiz y cuenta con una extensión de 438 hectáreas. En el Complejo hay 3 lagunas: Hondilla, Salada de Zorrilla y Dulce de Zorrilla.

Este es un lugar importante para las aves acuáticas, ya que cuatro de las quince espe-cies de aves acuáticas que son cada vez más raras en España se reproducen o pasan el invierno aquí. Estas cuatro son la focha moruna y tres tipos de pato: la malvasía cabeci-blanca, la cerceta pardilla y el porrón pardo.

Al Complejo se accede por la A4 desde Sevilla, tomando la salida hacia Las Cabezas de San Juan y luego la CA4412 hacia Espera. El Complejo está en el lado derecho antes de llegar a Espera. Alternativamente, desde Cádiz o Jerez de la Frontera, se puede tomar la salida de Arcos de la Frontera desde la A4, circulando por la A382 pasando Arcos hacia Espera, en la A393. Unos kilómetros más allá de Espera, hay que coger el desvío a la derecha, la CA4412 hacia Las Cabezas de San Juan. Al lado de la laguna Hondilla hay un observa-torio. También hay un camino señalizado alrededor de del Complejo.

Las tres lagunas tienen una densa vegetación en sus orillas, compuesta por juncos, tamariscos y cañas. También en el Complejo se encuentran lentiscos, acebuches y palmi-tos.

En cuanto a la fauna, la reserva destaca por sus aves acuáticas, donde pasan el in-vierno o se reproducen. La malvasía cabeciblanca ha aumentado en número, en parte debido a los esfuerzos de conservación en los humedales de la provincia sudoccidental de Córdoba, aunque la población de estos patos en la reserva de Espera también es signi-ficativa. Las fochas morunas y la pollona azul también se reproducen con mucho éxito en este lugar.

Durante la migración, estas lagunas son un lugar de descanso para muchas aves, co-mo flamencos y cigüeñas.

Complejo Endorreico de Puerto Real

Este Complejo de 839 hectáreas está formado por 3 lagunas: Taraje, San Antonio y Comisario. Sus aguas provienen de las lluvias y arroyos cercanos.

Se accede desde Puerto Real. Cerca de Cádiz, cogeremos la CA2012 en dirección a Paterna de Rivera. El Complejo se encuentra situado a unos 12km de Puerto Real, en el lado izquierdo de la carretera. En el km 9 de la CA2012 tenemos que coger por un camino de tierra que discurre entre pinares. Tras re-correr un km y medio, nos desviaremos por el camino que va a la derecha y que llega a las lagunas dos km y medio después.

En el Complejo hay un observatorio de aves y un sendero señalizado que conduce alrededor de las lagunas y hacia el sur hasta la laguna de San Antonio. La laguna Comi-sario está justo al lado del CA2012 en el Km 15.8.

Las lagunas tienen zonas con tamarisco, juncos y cañas en sus orillas. También po-seen una buena vegetación acuática, lo que supone una fuente de alimento para las aves acuáticas y una indicación de la excelente calidad del agua de las lagunas.

Las aves más comunes son las pollonas azules, malvasías cabeciblancas, la cerceta pardilla, la garza imperial y el avetorillo común. Durante la migración se pueden ver cha-rranes y diferentes tipos de aves limícolas.

Entre los anfibios y reptiles podemos encontrar víboras, lagartos ocelados y ranas.

Complejo Endorreico del Puerto de Santa María

En el interior y cerca de El Puerto de Santa María se encuentran estas tres lagunas: Salada, Chica y Juncosa. La laguna Salada es la más grande, con una extensión de 36 hectáreas. Estas lagunas se alimentan del agua de lluvia principalmente, lo que significa que en tiempos de sequía se pueden quedar secas y dejar una capa de sal crista-lizada. La que menos se suele secar por completo es la laguna Salada. El Complejo tiene un total de 291 hectáreas, de las cuales 63 hectáreas la forman las lagunas.

Al estar cerca de las marismas del río Guadalquivir y del Parque Nacional de Doñana, este Complejo y sus lagunas son hábitat para las aves de la zona, especialmente durante el verano o en periodos de sequía. Cuan-do las marismas de Doñana se secan en Verano, la laguna Salada suele tener algo de agua, por lo que se convierte en un importante refugio para aves como los flamencos o las cercetas pardillas.

El Complejo se encuentra al sur de Jerez de la Frontera, cogiendo la carretera que va al oeste del Aqua-land Bahía de Cádiz, pudiendo ver las lagunas en el lado derecho. Hay una señal del camino que va a las lagunas.

En la orilla de las lagunas hay gran cantidad de juncos, de ahí el nombre de una de sus lagunas; así como tamariscos y cañas. En los alrededores de las lagunas la flora está formada por lentiscos y palmitos. La zona tuvo mucha vegetación mediterránea antes de ser reconvertida a una zona para la agricultura, principalmente para el cultivo de cereales.

En cuanto a su fauna, además de ser un lugar importante durante el verano para las aves que habitan en Doñana, el Complejo es hogar de numerosas aves acuáticas durante el invierno y periodos de migración. Entre estas, se incluyen las pollonas azules, mal-vasías cabeciblancas, la cerceta pardilla, la garza imperial y el avetorillo común, entre otras.

Peñón de Zaframagón

El Peñón de Zaframagón es un impresionante peñón de piedra caliza de 600 metros de altura con barrancos escarpados ubicado al norte de la Sierra de Lijar, cerca de la frontera provincial entre Sevilla y Cádiz. Hay muchas fuentes naturales en esta Reserva de 448 hectáreas. Además de su importancia geológica, la Reserva es el hogar de una de las colonias de buitres leonados más importantes de Andalucía.

Para acceder a la Reserva desde Jerez de la Frontera, tendremos que tomar la A382 hacia Olvera. Justo antes de Olvera, cogeremos la CA448 hacia La Muela, y giraremos a la derecha en el Km 8. El Peñón está alrededor de otros 4 km al norte. La Vía Verde, una ciclovía y sendero que sigue la ruta de un antiguo ferrocarril, se sitúa cerca de la Reserva y se puede acceder desde Coripe, en la provincia de Sevilla, al sur de Morón de la Frontera.

Las laderas más altas tienen poca vegetación debido a la erosión, mientras que las encinas y los matorrales mediterráneos predominan en las laderas más bajas, con acebuches, lentiscos, madroños y jaras.

Además de los buitres leonados mencionados anteriormente, hay otras aves rapaces, como las águilas calzadas, buitres negros, halcones, mochuelos y búho real. Las aves rapaces cazan pequeños mamíferos como conejos y ratones que habitan en la reserva. En los ríos y arroyos hay nutrias.

Parajes Naturales

Cola del Embalse de Bornos

Situado entre los municipios de Arcos de la Frontera y Bornos, tiene una extensión de 817 hectáreas y fue declarado Paraje Natural el 28 de julio de 1989.

Se trata de un humedal de gran valor ecológico que se sitúa sobre las aguas del Río Guadalete.

Su flora está compuesta por lentiscos y acebuches en las proximidades, y tarajales, que sirven de refugio a numerosas aves como la espátula, garcilla cangrejera o el martinete. Es un lugar muy interesante para los amantes de las aves, donde pueden tomar buenas fotografías de las mismas.

La mejor época para contemplar la belleza de este Paraje es el invierno.

Marismas del Río Palmones

En la desembocadura del Río Palmones se localiza este bello Paraje Natural, declarado como tal el 28 de julio de 1989 y que cuenta con una extensión de 58 hectáreas, dentro del municipio de Los Barrios. Su origen está en los sedimentos que el Río Palmones ha ido depositando a lo largo del tiempo.

En el Paraje hay tres diferentes zonas: unas dunas de 1 km de largo, una marisma atravesada por un gran número de canales y pozos, y una zona encharcable que fue marisma tiempo atrás.

Se trata de un paraje muy particular, ya que se sitúa dentro del Mediterráneo, pero es un estuario de características atlánticas.

En las zonas fangosas, crecen especies como los carrizos, juncos y salicornias, muy adaptadas a altas concentraciones salinas.

Es un lugar con una gran riqueza de avifauna, contando con unas 350 especies censadas y siendo el principal frente para las aves migratorias en su viaje entre los continentes africano y europeo. Destacan en el Paraje las garzas, los correlimos y los chorlitejos. En este lugar se ha llegado a divisar la lechuza campestre, una especie rara de ver.

Playa de los Lances

Se localiza en el término municipal de Tarifa. Su valor ecológico reside en ser zona de concentración de todo tipo de aves y en grandes cantidades, durante la espera de condiciones climáticas favorables que le ayuden a cruzar el Estrecho de Gibraltar. Es una playa abierta desde la que se divisa el Estrecho de Gibraltar y la costa africana, por un lado, y por otro, la sierra litoral de los montes de Tarifa.

La N-344 nos llevará a Tarifa tanto desde Cádiz como desde Algeciras.

Estuario del Río Guadiaro

Situado en el término municipal de San Roque y declarado Paraje Natural el 28 de julio de 1989, tiene una superficie total de 35 hectáreas.

El Paraje se ha formado a lo largo de los años por el curso del río Guadiaro y los sedimentos que ha arrastrado. Es el único humedal que existe en el litoral oriental gaditano.

En los meses de verano, a causa de la migración de las aves del continente africano al europeo, se han llegado a contabilizar hasta 140 distintas especies de aves.

Se pueden observar distintas especies como ánades, águila pescadora, espátulas, garzas, e incluso flamencos y martines pescador.

Su flora está constituida por carrizos, acebuches, tojos, zarzas y álamos.

Cola del Embalse de Arcos

Se localiza en el municipio de Arcos de la Frontera, a pocos kilómetros de su núcleo urbano. Su interés radica en que se ha convertido en hábitat de invierno y nidificación del águila pescadora y del ánade real, entre otras especies ornitológicas como la focha común, el somormujo lavanco y el zampullín chico.
Además del paraje en sí, el núcleo urbano de Arcos de la Frontera también merece una visita. Desde 1962, todo su barrio antiguo es Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Por la N-342, desde Jerez de la Frontera, llegamos a Arcos de la Frontera.

Isla del Trocadero

La Isla del Trocadero se localiza en el municipio de Puerto Real y dentro del Parque Natural Bahía de Cádiz. Fue declarado Paraje Natural el 28 de julio de 1989 y cuenta con una extensión de 314,77 hectáreas.

Debido a su gran valor ecológico, es un lugar idóneo para el hábitat de moluscos, peces, aves y crustáceos.

Para las aves, supone un lugar magnífico de refugio, alimentación y nidificación. Las especies que se pueden observar aquí son ánades, garzas, espátulas, cormoranes, fochas o flamencos. Además, es un importante enclave para las épocas migratorias.

La vegetación más abundante en la isla es la sapina y el limoniastro.

Marismas de Sancti Petri

Las Marismas de Sancti Petri, declaradas Paraje Natural el 28 de julio de 1989, se ubican en el término municipal de Chiclana de la Frontera y cuentan con una superficie total de 156,44 hectáreas.

Debido a su localización, entre el Estrecho de Gibraltar y el Parque Nacional de Doñana, es un punto estratégico para el paso de aves migratorias. Las aves más comunes en estas marismas son la gaviota patiamarilla, el chorlitejo patinegro, la avoceta común, la cigüeña común, o el charrancito común. También se pueden divisar en épocas migratorias la collalba gris, el águila pescadora, el ánade rabudo y la cigüeña negra, entre otras. En general, abundan las aves, los peces y los invertebrados.

En cuanto a la flora, son característicos los pinos, los almajos, las brozas y las verdolagas en tierra, y las algas rojas y pardas en la zona sumergida.

Monumentos Naturales

Tómbolo de Trafalgar

Se trata de un Monumento Natural declarado el 23 de noviembre de 2001 y ubicado en el municipio de Barbate, con una extensión de 24,19 hectáreas. Está situado en Los Caños de Meca, junto al Faro del Cabo de Trafalgar.

Este Tómbolo conforma un bello paisaje de dunas, playas y rocas junto al Océano Atlántico. Se creó a causa de la arena arrastrada por las mareas, muy fuertes en la zona.

La vegetación más típica de este Monumento Natural son las sabinas, lentiscos, azucenas marinas, cardos de mar, alhelíes de mar, tártagos, artemisias y clavellinas. En la zona inundable hay juncos.

Relativo a la avifauna, son característicos la gaviota de Audouín, la garceta, el andarrío bastardo, el charrán patinegro, la pagaza piquirroja y la aguja colipinta.

Asimismo, junto al faro, existen unos yacimientos arqueológicos como son un templo romano del Dios Juno, una factoría romana de salazones y una torre vigía musulmana del S.IX sobre la que se edificó el actual faro. Aunque lo que hace más famoso a este lugar es la batalla naval de Trafalgar que tuvo lugar en 1805, la cual supuso la pérdida de la hegemonía de la armada naval española en favor de la británica.

Punta del Boquerón

Situada en el término municipal de San Fernando y declarada Monumento Natural el 1 de octubre de 2003, tiene una superficie total de 74,53 hectáreas.

Es una flecha litoral formada por una línea de dunas vírgenes, emergidas del Océano Atlántico frente a las Marismas de Sancti Petri. Este Monumento surgió a causa de las mareas y el oleaje del Atlántico y los sedimentos arrastrados por el río Guadalete.

En los caños habita un número abundante de moluscos, peces y cangrejos. Las aves que podemos observar aquí son el correlimos, la gaviota, las garcetas, las garzas reales y flamencos.

Su vegetación está formada por el barrón y la retama blanca en la zona de dunas, y por los salados, sapinas, armajos y hierba salada en las marismas, ya que son especies más adaptadas a altos niveles de salinidad.

El Sendero de la Punta del Boquerón recorre este Monumento Natural, desde donde se podrá divisar el Castillo de Sancti-Petri.

Corrales de Rota

Se trata de ocho corrales construidos en el mar para aprovechar sus recursos. No está claro si su origen fue romano, fenicio o árabe. Está situado en el municipio de Rota y cuenta con 110 hectáreas de extensión. Declarado Monumento Natural el 23 de noviembre de 2003.

Estos corrales sirven como técnica de pesca tradicional. Se basan en unos muros situados a una profundidad en la que cuando baja la marea se quedan atrapados peces, sepias y cangrejos, para luego ser capturados con aperos tradicionales. También se marisquean erizos, camarones, ostiones y percebes. Tras sus muros existe un arrecife costero con gran diversidad de especies, que posteriormente colonizan los corrales.

En cuanto a su avifauna, la especie más característica es la gaviota de audouín.

En Rota, podemos visitar monumentos como el Castillo de Luna, la Iglesia de Nuestra Señora de la O, la Torre de la Merced y la Iglesia Barroca de la Caridad.

Peña de Arcos de la Frontera

Declarada Monumento Natural el 14 de enero de 2012, se localiza en el municipio de Arcos de la Frontera y cuenta con una extensión de 10,74 hectáreas.

La Peña de Arcos es una formación geológica de más de un kilómetro y medio de longitud y 100 metros de altura. Su origen está en el efecto erosivo del río Guadalete a su paso por Arcos de la Frontera.

Su vegetación es muy escasa debido a que se trata de una formación rocosa. En la zona más cercana al río hay álamos, chopos y cañas.

Las aves que se pueden observar en este espacio natural son el cernícalo, el martín pescador, la garza, el ánade real, el avión común, la golondrina común, entre otras.

En cuanto a los anfibios, destacan la rana común y el sapillo moteado ibérico.

Duna de Bolonia

La Duna de Bolonia se ubica en la Ensenada de Bolonia, dentro del término municipal de Tarifa. Se declaró Monumento Natural el 23 de noviembre de 2001 y posee una extensión de 13,17 hectáreas. Está integrado en el Parque Natural del Estrecho, una de las pocas zonas costeras de la provincia de Cádiz que no han sido aún transformadas y urbanizadas, lo que revela su gran valor ecológico.

Tiene una altura de 30 metros y 200 de anchura y está formada por unas dunas en media luna perpendiculares al viento y con pendientes desiguales que avanzan tierra adentro a causa de la fuerza del viento de levante.

La flora de este espacio natural se compone de diversas especies como el pino piñonero, el enebro costero andaluz, la sabina rastrera y la camarina. En las zonas más refugiadas son característicos los junquillos, los cardos marítimos, las azucenas y los alhelíes de mar. El barrón, los lotos y las gramas marinas crecen, en cambio, en zonas más expuestas al viento.

En cuando a su fauna, en esta zona son comunes los conejos, camaleones, víboras, zorros, el chorlitejo chico, buitre leonado, cigüeña blanca, águila perdicera, gaviotas y charranes.

Junto a la Duna de Bolonia se recomienda realizar el sendero Bolonia – Faro Camarinal y visitar el conjunto arqueológico de Baelo Claudia, una ciudad-factoría romana muy importante en época del Imperio Romano por sus conservas y salazones. También es recomendable practicar el submarinismo en algunos puntos cercanos para disfrutar de su diversidad marina.

Reservas Naturales Concertadas

Laguna de la Paja

La Laguna de la Paja se encuentra localizada en el término municipal de Chiclana de la Frontera. Tiene una extensión de 39,73 hectáreas y fue declarada Reserva Natural Concertada el 1 de febrero de 1995.

Se trata de un humedal de escasa profundidad asentado sobre un terreno muy llano. Su agua proviene de las lluvias.

Su vegetación está formada por eneas, bayuncos, pinos, y otras como la armeria gaditana, el eryngium galioides y la frankenia boissieri.

Entre su fauna, podemos observar el ánade, el halcón peregrino, la gallineta común, ranas, el sapo común y la culebra de collar.

Parques Periurbanos

Dunas de San Antón

Este Parque Periurbano declarado el 23 de febrero de 1996, con una extensión de 91,55 hectáreas, se encuentra situado en pleno casco urbano de El Puerto de Santa María.

Se trata de un bosque de pino piñonero sobre dunas litorales, con un sotobosque de retama costera y lentisco, con una variada fauna entre la que destaca el camaleón, especie en peligro de extinción.

Este paisaje costero influenciado por la proximidad del Atlántico y la desembocadura del río Guadalete, posee un atractivo turístico de gran valor. Su cercanía a la Playa de La Puntilla ofrece un área recreativa para realizar todo tipo de actividades y deportes costeros.

En las Dunas de San Antón tiene lugar la conocida Romería de San Antón. En el Puerto de Santa María, además, se puede visitar la Plaza de Toros, la Iglesia de San Francisco y el Castillo de San Marcos.

La Suara

Declarado Parque Periurbano el 23 de junio de 2005, cuenta con 217,88 hectáreas de extensión. Se localiza en el término municipal de Jerez de la Frontera.

El Parque está cubierto principalmente por el pino piñonero y, en menor medida, por el eucalipto. Ambos proporcionan una gran cantidad de sombra para disfrutar de un agradable paseo. Además, hay zonas de acebuches, quejigos, alcornoques, álamos blancos y otras zonas con matorral mediterráneo.

Es un lugar donde habitan unas 50 especies de aves, como el elanio azul, gavilán, cárabo, mochuelo, autillo y el pito real. Además, se pueden observas otras especies como el zorro, erizo, lirón careto, meloncillo, culebra bastarda, culebra de escalera, lagarto ocelado, sapo común, rana común, entre otras.

La Barrosa

El Parque Periurbano de La Barrosa, ubicado en Chiclana de la Frontera, tiene 125,69 hectáreas y fue declarado como tal el 9 de julio de 1999.

Es una zona con una flora compuesta de una vegetación variada, entre la que se encuentra el pino piñonero, el enebro, el tomillo, la atrapamoscas y especies en peligro como el Thymus albicans.

En lo relativo a su fauna, es característico el camaleón, emblema de la zona. También habitan aquí el halcón peregrino, mochuelo, zorro, erizo, escarabajo, culebra de escalera, lagarto ocelado y rana común.

En el municipio de Chiclana de la Frontera podremos visitar lugares de interés turístico como las iglesias de San Juan Bautista y de Jesús Nazareno, o practicar deportes como la pesca, el windsurf o el submarinismo.