Blog Languages

Espacios Naturales - Sevilla

Sevilla

La provincia de Sevilla comparte con otras provincias andaluzas dos de sus espacios naturales: sólo con la de Huelva, el Parque Nacional de Doñana; con ésta última y también con la de Cádiz, el Parque Natural Entorno de Doñana. Pero no sólo de marismas se nutre la naturaleza sevillana, su Sierra Norte y el humedal de La Cañada de los Pájaros aportan otros elementos muy interesantes e importantes para el ecosistema sevillano y andaluz.

Parques Nacionales

Parque Nacional Doñana

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, este conocido espacio se encuentra principalmente en la provincia de Huelva, pero también en la provincia de Sevilla. Aunque la zona marismeña y lagunar es la que mayor extensión ocupa, hay otra donde el protagonista es el matorral mediterráneo, el pino piñonero y las dunas. Estas últimas son las responsables del cambiante paisaje del parque, cuando los vientos procedentes del mar las desplazan hasta el interior y forman los corrales: grupos de pinos que quedan cercados por el avance de la arena.

Entre su variada vegetación viven numerosas especies animales, pero la que mayor interés despierta es el lince ibérico, en grave peligro de extinción. Los pocos que quedan no se dejan ver con facilidad, agazapados y camuflados entre las zonas de matorral, al acecho de su presa, normalmente, los conejos.
A principios del otoño, llegan las grandes bandadas de gansos para pasar la estación fría en las lagunas de este entorno, alimentándose de las raíces de las castañuelas. Poco después, otras anátidas como los rabudos y los silbones.

Para acceder a esta zona protegida hay que ponerse en contacto con el Centro de El Acebuche, donde existen guías especializados. Desde aquí también parten vehículos todoterreno que realizan un recorrido de unos 75 km por el interior y en los que hay que reservar plaza con bastante antelación. A través de la famosa localidad de El Rocío, desde la población de Almonte, se llega al Parque.

Desde allí y por la carretera H-312, al Centro de Recepción de El Acebuche.

Parques Naturales

Parque Natural Sierra Norte

Es el enclave más húmedo de la provincia sevillana y muestra un paisaje suave en el que las variaciones altitudinales van desde los 260 m., en la zona más baja, hasta los 960 m. del cerro La Capitana, en el extremo norte del parque, la zona más alta. Sobre todo en las inmediaciones de la población de Cazalla de la Sierra, situada en el centro del parque, el paisaje se caracteriza por la presencia de numerosos cortijos.

Desde el punto de vista de la flora, el parque es asentamiento de los típicos bosques mediterráneos, pero el aprovechamiento tradicional del monte como zona de pastoreo extensivo ha originado un paisaje vegetal característico: la dehesa. Encinas, alcornoques y quejigos propician la base fundamental para la alimentación de los cerdos ibéricos, además de jabalíes y ciervos comunes. En las riveras de los ríos y arroyos presentes en la zona crecen otros árboles como el fresno, el olmo, el sauce y el aliso, que sirven de refugio a numerosas especies faunísticas, entre las que cabe destacar la nutria.

Desde Sevilla, por la carretera C-433, se accede a Cazalla de la Sierra. La N-630 y la C-421 también conducen a esta población.

Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Su superficie se extiende por 28 municipios, la mayoría en la provincia de Huelva y algunos en la provincia de Sevilla; y es uno de los más extensos de Andalucía. Su especial disposición crea una barrera a las masas de aire que penetran desde el Atlántico, lo que conlleva una gran abundancia de lluvia. De ahí la existencia de numerosos cauces fluviales, entre los que destacan el río Múrtigas, la rivera de Huelva y el río Odiel.

El clima es idóneo para el desarrollo de especies vegetales como el castaño, del que se pueden contemplar ejemplares centenarios y de extraordinaria belleza, la encina, el quejigo, o el eucalipto. Este último es una especie alóctona, originaria del continente australiano, e introducida en esta zona por motivos meramente económicos.

El jabalí y el cerdo doméstico abundan aquí de manera especial. Recordemos que en este parque se encuentra la localidad de Jabugo, famosa por sus jamones. Junto a ellos, encontramos también, aunque en menor cantidad, meloncillos, nutrias, linces, buitres negros y leonados, y águilas reales.

La carretera N-433 cruza el parque y comunica las poblaciones de su interior.

Reservas Naturales

Peñón de Zaframagón

El Peñón de Zaframagón es un impresionante peñón de piedra caliza de 600 metros de altura con barrancos escarpados ubicado al norte de la Sierra de Lijar, cerca de la frontera provincial entre Sevilla y Cádiz. Hay muchas fuentes naturales en esta Reserva de 448 hectáreas. Además de su importancia geológica, la Reserva es el hogar de una de las colonias de buitres leonados más importantes de Andalucía.

Para acceder a la Reserva desde Jerez de la Frontera, tendremos que tomar la A382 hacia Olvera. Justo antes de Olvera, cogeremos la CA448 hacia La Muela, y giraremos a la derecha en el Km 8. El Peñón está alrededor de otros 4 km al norte. La Vía Verde, una ciclovía y sendero que sigue la ruta de un antiguo ferrocarril, se sitúa cerca de la Reserva y se puede acceder desde Coripe, en la provincia de Sevilla, al sur de Morón de la Frontera.

Las laderas más altas tienen poca vegetación debido a la erosión, mientras que las encinas y los matorrales mediterráneos predominan en las laderas más bajas, con acebuches, lentiscos, madroños y jaras.

Además de los buitres leonados mencionados anteriormente, hay otras aves rapaces, como las águilas calzadas, buitres negros, halcones, mochuelos y búho real. Las aves rapaces cazan pequeños mamíferos como conejos y ratones que habitan en la reserva. En los ríos y arroyos hay nutrias.

Complejo Endorreico de la Lantejuela

Al este de Sevilla, en el municipio de La Lantejuela, se encuentra esta reserva que comprende dos lagunas de agua salada: la laguna de Calderón y la laguna de la Lantejuela. Hasta mediados de la década de 1960, esta reserva cubría un área de 300 km² que se extendía entre Écija y Osuna. En cambio, hoy, solo queda una fracción de ello, incluyendo las 956 hectáreas de la laguna de la Lantejuela. Se culpa de ello a la gran demanda agrícola de la zona, aunque se están haciendo esfuerzos para compensar en parte el daño mediante la creación de esta reserva y restaurando la Laguna de Ruiz Sánchez al noreste.

Debido a que las lagunas normalmente se secan en verano y en épocas de sequía, vale la pena visitarlas en otras épocas del año.

Se puede acceder fácilmente a la reserva desde la A92 al este de Sevilla hacia Granada. En Osuna, tomaremos la A351 norte hacia Écija. La Laguna de Calderón está en el lado izquierdo de la carretera, a unos 15 km de Osuna. Unos kilómetros después de esta laguna se encuentra el desvío hacia el pueblo de la Lantejuela. Veremos la Laguna de la Lantejuela a la izquierda, 3 km antes de llegar al pueblo.

La vegetación que existe en las orillas de las lagunas está formada por cañas, juncos y tamariscos. En sus aguas destaca la Althenia orientalis.

Entre su fauna, podemos observar distintas especies como la malvasía, el aguilucho lagunero o el cenizo, el ánade real, el ánade friso, el ánade silbón, el pato cuchara, el pato colorado y el ganso. También se contemplan con regularidad grupos de flamencos que suelen hacer paso en primavera.

Complejo Endorreico de Utrera

La Reserva Natural de Utrera contiene tres lagunas de agua salada. La Laguna de Zarracatín es aproximadamente diez veces más grande que las otras dos, las lagunas de Arjona y de Alcaparrosa. La extensión de la Reserva cubre 1.161 hectáreas. Al igual que la Reserva Natural Lebrija-Las Cabezas, proporciona un hábitat alternativo para las aves en el cercano delta del Guadalquivir. Las aves del Embalse Torre del Águila, que está a unos 3 km al este, también usan la reserva. Como son estacionales, es mejor visitarlas en invierno o primavera y no en tiempos de sequía.

La reserva está adyacente a la carretera Sevilla-Cádiz, a unos 15 km al sur de Los Palacios y Villafranca, y al pueblo de Guadalema de los Quinteros. La A364 hasta Utrera cruza la reserva.

En las orillas de las lagunas hay cañaverales, tarajes, juncos, eneas, carrizos y tamariscos. La vegetación acuática proporciona una importante fuente de alimento para las aves. La vegetación mediterránea autóctona que solía rodear las lagunas ha sido destruida en gran medida debido a los intereses agrícolas en la zona.

Las especies más comunes de la Reserva son las anátidas y rálidos, en especial, la focha común, la malvasía, el flamenco y el calamón.

Complejo Endorreico Lebrija-Las Cabezas

Un total de seis lagunas conforman esta reserva de 949 hectáreas de extensión: Pilón, Taraje, Cigarrera, Peña, Galiana y Charroao. Las lagunas del Pilón y Charroao son las más extensas. La laguna del Taraje es la única que posee agua durante todo el año. Estas seis lagunas son las únicas que han permanecido activas de entre la gran cantidad de lagunas que existían en esta zona fronteriza entre las provincias de Cádiz y Sevilla. La causa de que muchas hayan desaparecido en la alta demanda de regadío para los cultivos existentes en el área.

Esta zona de humedales es muy importante en cuanto a la ornitología, ya que es un hábitat alternativo para la cría y migración de las aves del Guadalquivir, así como de las aves de espacios naturales de la provincia de Cádiz, como la Reserva Natural de Espera; y de la provincia de Huelva, como el Parque Nacional de Doñana.

Para acceder desde Sevilla se ha de coger la salida 3 en la A4 dirección Cádiz. Las lagunas se sitúan al sur de Las Cabezas de San Juan. Dos de ellas se encuentran en el lado izquierdo de la carretera Las Cabezas – Espera y las otras cuatro junto a la carretera de Las Cabezas – Gibalbín.

La flora típica de la zona son los juncos, cañaverales, carrizos, eneas y tarajes (de ahí el nombre de una de las lagunas). La reserva está principalmente rodeada de campos de cultivo, aunque también hay zonas de matorral mediterráneo.

En cuanto a la fauna, en la reserva habitan especies poco comunes como la focha moruna y la malvasía cabeciblanca. Las especies más comunes son la fúlica, garza imperial, ánades y garcetas. También se observa en la reserva la garceta grande, el aguilucho lagunero, la cigüeñuela común, la agachadiza (abundante durante el invierno en Doñana), el porrón moñudo, el pollona azul, el pato cuchara, la abubilla y los abejarucos.

En la zona de matorral mediterráneo habitan tejones, ginetas y distintas aves rapaces.

Laguna del Gosque

Esta laguna estival de agua salada es un importante refugio para las aves que provienen de la cercana Laguna de Fuente de la Piedra. Miles de flamencos se reproducen en la Laguna de Fuente de Piedra por lo que es muy común verlos en esta reserva.

En cuanto a la flora, hay juncos, cañaverales, y tamariscos en prácticamente toda la laguna. En los alrededores, aún existe un pequeño encinar que se ha ido reduciendo a lo largo de los años por la expansión del cultivo de cereal.

En lo que se refiere a la fauna, son frecuentes visitantes los flamencos que vienen de la laguna de fuente de Piedra, especialmente cuando el agua y los alimentos son más escasos en dicha laguna. También se ven aquí especies poco comunes como la malvasía cabeciblanca, la focha moruna y el porrón pardo. Entre los juncos es común ver el ánade real y friso, el pato colorado, la cuchara común, el zampullín común y el andarríos.

Parajes Naturales

Embalse de Cordobilla

Dentro la provincia de Sevilla, se sitúa en el municipio de Badolatosa. Tiene una extensión de 1.443,52 hectáreas y fue declarado Paraje Natural el 28 de julio de 1989.

No es un embalse con mucha profundidad, lo que facilita a las aves para alimentarse en sus aguas. Entre las aves que aquí habitan, está la garza real e imperial, la cigüeña blanca, la grulla, el calamón común, el aguilucho lagunero y el águila pescadora. Incluso aquí se dejan ver especies más propias de la costa como la gaviota sombría, la gaviota reidora y el cormorán grande.

La vegetación la componen sauces, eneas, carrizos, tarajes y cañas, que sirven de refugio para la culebra de agua, la culebra bastarda, el galápago leproso o la rana común, entre otras.

Embalse de Malpasillo

Dentro la provincia de Sevilla, se localiza en el municipio de Badolatosa. Tiene una extensión de 529,09 hectáreas y fue declarado Paraje Natural el 28 de julio de 1989.

El embalse sirve de refugio a muchas aves durante el paso migratorio. Las aves que se pueden observar aquí son la malvasía, el pato cuchara, el ánade real, el porrón común, la focha común, el aguilucho lagunero, la garza real e imperial y el zampullín chico. Además, se está recuperando la presencia de flamencos, cigüeñuelas, avocetas y chorlitejos.

En sus orillas, la vegetación principal está formada por espadañas, eneas, cañas y carrizos, así como lirios y juncos. Entre esta densa vegetación se refugia la culebra de agua, la culebra bastarda, el galápago leproso o la rana común.

Brazo del Este

Este Paraje se sitúa 20 km al sur de la provincia de Sevilla, en el estuario del río Guadalquivir, que es un área con uno de los mayores niveles de biodiversidad de la península ibérica. Este brazo del Guadalquivir se sitúa al este del río y se trata actualmente de una laguna y humedal rodeados de plantaciones de arroz y campos de cultivo.

Es una zona de gran valor ornitológico, con unas 230 especies de aves que han sido avistadas.

Destaca por su gran número de especies acuáticas, especialmente durante el invierno, mientras que en los periodos de sequía muchas aves del Parque Nacional de Doñana se desplazan a este lugar.

Dentro de este Paraje se encuentra la Isla Menor.

Para acceder a este lugar debemos coger la salida 2 (Los Palacios de Villafranca) o la salida 3 (Las Cabezas de San Juan) desde la carretera A4 de Sevilla a Cádiz. Se sitúa al oeste de la A4. Hay muchos carriles de tierra que cubren la zona.

Su flora se compone principalmente de juncos y cañas en la orilla. La laguna está rodeada de campos de cultivo de arroz, una fuente de alimento para las aves del lugar.

Posee una rica fauna, con especies como el avetorillo, el morito común o la garceta. La pollona azul es muy visible, mientras que durante el invierno hay numerosas especies de patos. En los alrededores del humedal hay gallinetas y garzas. La focha moruna se reproduce en este Paraje.

Paisajes Protegidos

Río Tinto

En la provincia de Sevilla, se extiende por el municipio de El Madroño. Fue declarado Paisaje Protegido el 18 de enero de 2005.

Abarca los tramos alto y medio de río Tinto. En su tramo alto encontramos el mayor yacimiento minero a cielo abierto de Europa, cuya actividad ha creado un peculiar paisaje.

Lo más curioso de este paisaje es el color rojizo del río debido a su alto contenido en sales ferruginosas y sulfato férrico.

Es peculiar el hecho de que en sus aguas habiten una gran variedad de microorganismos que se alimentan de minerales y soportan condiciones extremas. La NASA ha realizado investigaciones sobre esos microorganismos, debido a su similitud con los que podrían existir en el planeta Marte.

En las cavidades de las rocas habitan murciélagos, y la vegetación más abundante es el brezo.

Corredor Verde del Guadiamar

Este Paisaje Protegido desde el 26 de abril de 2003 está localizado al norte del municipio de Aznalcázar. Tiene una extensión de 2.706,80 hectáreas.

El Guadiamar es el último gran afluente del río Guadalquivir antes de desembocar en el Océano Atlántico. Nace en Sierra Morena y atraviesa dehesas, monte mediterráneo, campos de cereales y olivos antes de llegar a las marismas de Doñana.

El sendero señalizado del Guadiamar recorre más de 60 km y se puede recorrer a pie, bicicleta o a caballo.

El Guadiamar posee tiene una rica flora compuesta entre los bosques de ribera, las marismas, los pinares y eucaliptales, las áreas de pastos cultivos y las dehesas.

La fauna que encontramos a lo largo de su cuenca es muy variada: águila calzada, elanio azul, petirrojos, abejarucos y carboneros, la liebre y el alcaraván, garzas, y polluelas. Entre los mamíferos destacan dos: la nutria y el lince.

Monumentos Naturales

Cascada del Huesna

Dentro del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla se integran están cascadas impresionantes, que llegan a alcanzar los 7 metros en su punto más alto. Las cascadas se sitúan cercanas al nacimiento del río Huesna, que es el más grande de la Sierra Norte. Los márgenes del río están densamente poblados por olmos, sauces, chopos y fresnos. También hay zonas con madroños, durillos y arrayanes.

El espacio natural posee, además, una rica fauna con especies como la garza real, el mirlo acuático, el martín pescador, el azor, la nutria, el galápago leproso o la trucha.

A las cascadas se accede por la carretera SE-7101 desde San Nicolás del Puerto a Cazalla de la Sierra, en el km 2. En ese punto, veremos dos áreas recreativas (Martinete y nacimiento del río Huesna) en el lado izquierdo de la carretera. Si seguimos un poco más por la Carretera hacia Cazalla llegaremos a otra área recreativa (Isla Margarita), desde la que hay un sendero muy bonito a lo largo del río Huesna.

Ribera del Guadaira

Se sitúa en el término municipal de Alcalá de Guadaira y recorre unos 10 km del tramo medio del río Guadaira, entre el molino Hundido y el molino de Pelay-Correa.

En este tramo podremos ver doce molinos harineros de agua o aceñas de época árabe.

En el río habitan especies como la carpa, el barbo, la anguila, la culebra de agua, el cangrejo, la rana y la nutria. También pueden observarse aves como el martín pescador, la polluela de agua, la focha, la garza real, el ruiseñor, la tarabilla, el herrerillo o el petirrojo, entre otras.

En cuanto a la flora, destaca la presencia de chopos, olmos, juncos y cañas.

Cerro del Hierro

En el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla y cercano al pueblo de San Nicolás del Puerto se encuentra situado el Cerro del Hierro.

Además de ser una antigua mina romana, el Cerro del Hierro es famoso por sus formaciones de piedra caliza, entre las más destacadas de Andalucía, que incluyen barrancos y desfiladeros. Su microclima favorece la existencia de algunas plantas muy interesantes.

El acceso al Cerro del Hierro está a 7 km desde San Nicolás del Puerto en dirección a Constantina por la carretera SE-163.

Encina de los Perros

La Encina de los Perros se localiza en el municipio de El Madroño. Fue declarado Monumento Natural el 24 de septiembre de 2005.

Esta encina tiene un perímetro de 8 metros y es capaz de dar sombra sobre 600 metros cuadrados. La encina se encuentra en un paisaje de dehesa, donde pasta el famoso toro de lidia.

Cercano a este monumento está la Vía de la Plata, creada por los romanos, y que llega hasta Santiago de Compostela.

Tajos del Mogarejo

El Monumento Natural Tajos de Mogarejo consiste en un desfiladero de 30 metros de altura, que en época anterior se utilizó como cantera. Los materiales de aquí extraídos fueron utilizados para la construcción de la Catedral de Sevilla. Este monumento natural está cerca del pueblo de Montellano, en la A376, cerca de la frontera provincial entre Cádiz y Sevilla.

Se localiza en el cauce del arroyo Salado, afluente del río Guadaira. Este espacio natural posee un bosque típico de ribera, en el que predomina el taraje. En los alrededores las especies más comunes son el algarrobo, el palmito y el romero.

En su entorno podemos disfrutar de actividades como el senderismo, cicloturismo, paseos a caballo, práctica de la escalada o vuelo libre, o visitar su antiguo molino harinero.

Chaparro de la Vega

Este monumento natural es un impresionante chaparro de 13 metros de altura y 30 metros de diámetro. Tiene unos 700 años de antigüedad.

En este lugar, se celebra la romería de la Virgen de Fátima, que es la Patrona de Coripe.

Se localiza unos kilómetros al sur de Coripe, en la carretera que une a este pueblo con Morón de la Frontera, en la frontera de las provincias de Cádiz y Sevilla.

El paisaje que rodea a este monumento natural es típico de dehesa junto con zonas de matorral.

Junto al Chaparro de la Vega discurre el río Guadalporcún y la vía verde de la Sierra Sur, que une a los pueblos de Puerto Serrano y Olvera, y donde podremos hacer senderismo, bicicleta de montaña o dar un paseo a caballo. En este recorrido se ubica la Reserva Natural Peñón de Zaframagón donde habita una importante colonia de buitres leonados.

Huellas Fósiles de Medusas de Constantina

Se sitúa en el término municipal de Constantina, dentro del Yacimiento Paleontológico Medusas del Cámbrico Inferior, en pleno Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. Posee 3,96 hectáreas y fue declarado monumento natural el 29 de abril de 2019.

Es el mayor conjunto de fósiles cámbricos de Europa, ya que concentra hasta 90 fósiles de medusas de muy buena calidad y con una antigüedad de aproximadamente 550 millones de años, cuando esta zona estaba sumergida en el mar.

Reservas Naturales Concertadas

Reserva Natural Concertada Dehesa de Abajo

Se localiza en el término municipal de La Puebla del Río y fue declarada Reserva Natural Concertada el 21 de marzo de 2000. Cuenta con una extensión de 617,71 hectáreas.

Se sitúa entre un hábitat de monte mediterráneo y el hábitat de las marismas del Guadalquivir. Esto hace que tenga una gran riqueza de fauna y flora. Dentro de este espacio natural hay algunas lagunas, como La Rianzuela, donde hay dos observatorios de aves.

La vegetación más común aquí es la formada por pinos piñoneros, juncos, cañas y acebuches.

Su avifauna es muy rica con especies como el flamenco, la espátula, el pato colorado y el azulón, el zampullín colorado, la focha moruna, la cerceta pardilla, el pato malvasía, el milano negro, el águila calzada, el cernícalo u la cigüeña blanca. Muchas de ellas provienen del cercano Parque Natural de Doñana.

Los animales que, con suerte, se dejan ver por este lugar son el zorro, el tejón, el conejo y la gineta.

En La Puebla del Río se puede visitar su iglesia del siglo XIII o la Torre de la Guardia.

Cañada de los Pájaros

Situada en la localidad de La Puebla del Río, a 14 km. de Sevilla, se trata de una zona húmeda de elevada biodiversidad en la que se realizan actividades de marcaje, estudios de comportamiento, educación ambiental y cría en cautividad de especies amenazadas. Es el primer lugar del mundo en cría de focha cornuda, una de las especies más escasas de Europa. Junto a esta ave encontramos otras como la cerceta pardilla, la garcilla cangrejera, el calamón o el porrón pardo. Todos estos habitantes se mostrarán muy confiados ante la llegada de visitantes y, al atardecer, elevarán el vuelo y surcarán el cielo de forma espectacular.

Desde Sevilla, en la zona suroeste, parte una carretera que nos llevará a La Puebla del Río, en cuyo término municipal se encuentra la reserva.

Parques Periurbanos

La Corchuela

Este Parque Periurbano se localiza en Dos Hermanas y cuenta con una extensión de 84,8 hectáreas. Fue declarado Parque Periurbano el 22 de febrero de 1998. Abarca los antiguos terrenos del cortijo de La Corchuela.

En el parque predomina la vegetación mediterránea con pinos y matorral, aunque también hay una dehesa de encinas al sur. Su parte norte nos ofrece un pequeño bosque de acebuches. En el cauce del arroyo del Hornillo predominan los álamos, sauces, tarajes y eneas.

Las aves que pueden observar aquí son el mochuelo, el milano negro, el cuco, el zorzal o la perdiz.

Hacienda Porzuna

Este parque periurbano se ubica en el término municipal de Mairena del Aljarafe. Cuenta con unas 20 hectáreas y fue declarado parque periurbano el 14 de abril de 1999.

Se integra en un entorno que poco a poco ha ido perdiendo su carácter rural, ya que en las últimas décadas ha sufrido una transformación de la mano del hombre.

En cuanto a su flora, las especies más destacadas aquí son la encina y el acebuche. También hay alcornoques, pinos, algarrobos y pinos piñoneros.

Dentro del parque, podemos hacer una visita al antiguo Cortijo de la Hacienda Porzuna, de interés histórico artístico y en gran estado de conservación.

Cercanos a este lugar está el Paisaje Protegido del Corredor Verde del Guadiamar y la Cañada Real de Medelín a Isla Mayor, perfecta para realizar senderismo, bicibleta o dar un paseo a caballo.

El Gergal

Declarado Parque Periurbano el 22 de febrero de 1998, consta de 30,5 hectáreas y se sitúa en el municipio de Guillena, concretamente entre Sierra Morena y la margen derecha del río Guadalquivir.

En su interior, podemos disfrutar de un agradable paseo y disfrutar de su bosque mediterráneo de encinas y quejigos. También podemos observar álamos, alcornoques, pinos, palmitos y lavandas.

Cercano al Parque fluyen los ríos Huelva y Cala. La fauna que habita es diversa, entre la que se encuentra lamprea marina o las truchas, la garza real, el martín pescador, la nutria y el galápago leproso.