Blog Languages

Espacios Naturales - Cádiz

Parque Natural de los Alcornocales.
Cádiz

Sierras, acantilados, marismas, dunas y playas hace de la provincia gaditana un enclave medioambiental rico y diverso, digno de ser protegido y preservado en el tiempo.

Hábitat de especies animales como el camaleón, el buitre leonado y el meloncillo, entre otros; y de especies vegetales como el pinsapo, el alcornoque y el pino piñonero. Diferentes paisajes en los que posar la vista durante largo tiempo, en los que embriagarse de olores que la naturaleza nos ofrece de manera gratuita, en los que abrir y agudizar el oído para escuchar una sinfonía que el hombre ha querido siempre imitar.

Parque Natural Sierra de Grazalema

Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, se extiende por los municipios gaditanos de Grazalema, Zahara de la Sierra, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Ubrique, Algodonales, El Bosque y Prado del Rey, además de por los malagueños de Cortes de la Frontera, Benaoján, Montejaque, Jimera de Líbar y Ronda.

El pinsapo, que cubría la Península Ibérica durante el período terciario, es la especie vegetal que más renombre y fama ha dado y da a este espacio natural. Lo encontramos en la Sierra del Pinar, una de las principales formaciones rocosas del parque, en la que también se halla el punto más elevado de la provincia de Cádiz: el cerro o Pico del Torreón, con 1.654m. de altura.

Otro elemento característico de este entorno es que aquí es donde más llueve de toda la península. Esta abundancia de agua y la roca caliza del terreno determina un paisaje kárstico muy accidentado, con múltiples cañones, simas, cuevas, sifones... Son internacionalmente conocidas la sima Complejo del Hundidero-Gato, la mayor de Andalucía, y la Cueva de la Pileta, que guarda pinturas rupestres del paleolítico de gran valor.

En cuanto a la fauna que puebla la zona, muy importante es la colonia de cría de buitres leonado en la Garganta Verde, la más profunda de la provincia de Cádiz, con más de 400 m. de caída vertical en sus paredes. También nos encontramos con el azor, el águila calzada, la nutria en sus cursos fluviales, la cabra montes, el ciervo y el corzo, entre otros.

En la N-342, en las inmediaciones de Algodonales, existe un desvío hacia la C-339, que va hacia Zahara de la Sierra y que enlaza con la C-344. Esta última carretera comarcal atraviesa el parque de este a oeste.

Parque Natural BahÍa de CÁdiz

Entre los meses de abril y noviembre, el visitante podrá ver, si agudiza la vista, al camaleón común, especie protegida que suele andar entre los bosques de pino piñonero y en las zonas de dunas del parque.Más fácil será contemplar a los flamencos, avocetas, cigüeñas o garzas reales entre las aguas salinas de la bahía; además de al pequeño charrancito que ha establecido en la bahía gaditana la mayor colonia que esta especie mantiene en España.

Pero el océano Atlántico es el referente paisajístico más importante de este parque natural; sus mareas son las que le dan vida y dinamismo. Los caños y esteros, canales naturales por los que circula el agua marina se ven enriquecidos por las corrientes dulces de los ríos Guadalete, San Pedro e Iro y de los arroyos de la Salineta y Zurraque.

Los accesos son numerosos y fáciles, ya que el parque está enclavado en una zona muy urbanizada de la provincia gaditana, entre los municipios de Cádiz, El Puerto de Santa María, Puerto Real, San Fernando y Chiclana de la Frontera. Por la N-IV y la autopista A 4, se entra por Puerto Real. La N-340 y la comarcal C-346 penetran en el parque por el sur y sureste, respectivamente, a través de Chiclana de la Frontera.

Parque Natural La breña y Marismas de Barbate

Ocupando los municipios de Barbate y Vejer de la Frontera, su bosque de pino piñonero se extiende hasta la costa cortada por impresionantes acantilados, que superan los 100 m. de altura en algunos puntos. Pero en su franja costera no todo son paredes rocosas de enorme verticalidad. También se encuentran playas arenosas como la de los Caños de Meca. Además, el parque se adentra en el mar para abarcar una franja de algo más de 1.000 ha. de plataforma continental. Sus fondos son el hábitat idóneo para numerosas especies marinas como borriquetes, sargos, urtas, doradas y centollos, entre otros.

Entre las grietas, repisas y oquedades de las paredes de los acantilados moran aves de presa como el cernícalo o el halcón peregrino. Pero en este sentido, lo más espectacular es la numerosa colonia de cría de garcillas bueyeras establecida en la zona.

La N-340 nos lleva hasta la población de Vejer de la Frontera, al norte del parque. Desde ella se accede directamente al territorio protegido, por Caños de Meca o a través de la carretera que conduce a Barbate.

Parque Natural Entorno de Doñana

Además de municipios de la provincia de Huelva y Sevilla, este parque se extiende por los gaditanos de Sanlúcar de Barrameda y Trebujena. Sirve como cinturón de protección del parque nacional del mismo nombre y tiene dos zonas muy diferencias: una húmeda entorno al río Guadalquivir y su brazo, y otra forestal en la zona norte. En esta última predomina una vegetación de pino piñonero, matorral de jara, brezo lentisco y cantueso.

En cuanto a la fauna, los habitantes de la zona son, entre otros, el zorro, el jabalí, meloncillo, lince ibérico, buitre leonado, águila imperial, flamencos, grullas, cigüeñas negras, así como mariscos y cangrejo rojo.

¿Cómo llegar? Por la C-440, a unos 22 km. de Jerez de la Frontera, se encuentra Sanlúcar de Barrameda.

Paraje Natural Cola del Embalse de Arcos

Se localiza en el municipio de Arcos de la Frontera, a pocos kilómetros de su núcleo urbano. Su interés radica en que se ha convertido en hábitat de invierno y nidificación del águila pescadora y del ánade real, entre otras especies ornitológicas como la focha común, el somormujo lavanco y el zampullín chico.
Además del paraje en sí, el núcleo urbano de Arcos de la Frontera también merece una sosegada visita. Desde 1962, todo su barrio antiguo es Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Por la N-342, desde Jerez de la Frontera, llegamos a Arcos de la Frontera.

Paraje Natural Playa de Los Lances

En el término municipal de Tarifa, su valor ecológico reside en ser zona de concentración de todo tipo de aves y en grandes cantidades, durante la espera de condiciones eólicas favorables que le ayuden a cruzar el Estrecho de Gibraltar. Es una playa abierta desde la que se divisa el Estrecho de Gibraltar y la costa africana, por un lado, y por otro, la sierra litoral de los montes de Tarifa.

La N-344 nos llevará a Tarifa tanto desde Cádiz como desde Algeciras.

Parque Natural del Estrecho

Situado en el litoral de los términos municipales de Algeciras y Tarifa, desde la Ensenada de Getares hasta el Cabo de Gracias, son cuatro los factores fundamentales que revisten de un enorme interés a este espacio natural protegido: geográficamente, se encuentra entre dos continentes, el de África y el de Europa; es un lugar clave para las migraciones tanto de aves como de mamíferos marinos; es un entorno de enorme riqueza cultural por el paso de muchas civilizaciones a lo largo de la historia; y cuenta con una riqueza de ecosistemas y calidad paisajística que merecen ser conservadas en el tiempo.

Entre los monumentos naturales que guarda este parque, la Duna de Bolonia y del Tómbolo de Trafalgar, además del Paraje Natural de la Playa de los Lances. Entre los monumentos que otras civilizaciones que vivieron en la zona nos dejaron, el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudio, ejemplo espléndido, a pequeña escala, de ciudad-factoría romana declarado Monumento Histórico Nacional.

Al recorrer el parque, nos encontraremos con dos tipos de costa separadas por la Isla de Tarifa. En la parte occidental, playas de arena fina y de suave pendiente; en la oriental, playas de bellos acantilados con cuevas submarinas. Dos paisajes distintos llenos de riqueza tanto por sus formaciones singulares como por las especies que lo habitan. En total, el parque cuenta con 18 hábitat distintos: desde bancos de arenas cubiertos de agua marina poco profundas hasta dunas móviles.

En cuanto a flora y fauna se refiere, este entorno natural también tiene gran importancia tanto por las especies que viven en el medio terrestre como por las que habitan en el medio marino. De los animales, destacan las aves, con un censo de más de 700.000 mil pertenecientes a 34 especies diferentes. Las más numerosas son las cigüeñas blancas, el halcón abejero y el milano negro. Entre las que están en peligro de extinción, el águila imperial y la cigüeña negra.

¿Cómo llegar? Tanto desde Algeciras como desde Tarifa, se puede acceder a este Parque Natural. La N-344 nos llevará a ambas ciudades.