Blog Languages

Espacios Naturales - Jaén

La Sierra Morena
Jaén

Almería | Cádiz | Córdoba | Granada | Huelva | Jaén Málaga | Sevilla

Son muchos los motivos que el viajero encontrará para adentrarse en los espacios naturales de la provincia de Jaén. Algunos son de carácter botánico, como el hecho de que alrededor del 30 por ciento de toda la flora censada en la península se encuentra en su Parque Natural de Cazorla Segura y las Villas. Otros tendrán más que ver con historias que hay ido transmitiéndose a lo largo del tiempo. Cuenta la leyenda que, tras la batalla de las Navas de Tolosa, los moros cautivos fueron arrojados por los cortados y tajos que hoy forman parte del Parque Natural Despeñaperros.

PARQUE NATURAL DE CAZORLA, SEGURA Y LAS VILLAS

Declarado Reserva de la Biosfera, es uno de los más extensos de España y uno de los más visitados por su extraordinaria riqueza natural, cinegética, histórica y cultural. Su relieve abrupto, con cotas que superan los 2.000 m. de altura, sus encinas y sus pinos comparten el protagonismo del paisaje con el agua. Sus sierras son el nacimiento de los ríos Segura y Guadalquivir.

 

Este parque es el hábitat de un elevado número de vegetales y animales. Sus más de 1.200 especies botánicas suponen alrededor del 30 por ciento de toda la flora censada en la península, y muchas de ellas son endémicas de la zona. Este entorno vegetal es el ambiente idóneo de una rica fauna: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. La cabra montés y el ciervo común son, cuando llega el otoño, los principales moradores de este entorno.

La entrada más habitual del parque es la localidad de Cazorla. La carretera J-704 atraviesa este espacio natural, a ella se accede por la N-322.

© Michelle Chaplow Cistus ladanifer florecer en el Parque Natural de Despeñaperros
Cistus ladanifer florecer en el Parque Natural de Despeñaperros

 

PARQUE NATURAL SIERRA MÁGINA

Se encuentra en la sierra que le da nombre y que algunos también llaman Sierra Grande. De relieve abrupto y escabroso, las elevadas paredes rocosas alternan con profundas barranqueras. La mezcla de roca desnuda, arroyos y manto vegetal dotan al territorio de una enorme belleza. Las zonas más llanas son ricas en masas forestales de olivo y cerezo, que constituyen explotaciones agrícolas. Pero otras especies silvestres ocupan también el interior de la sierra: encinas, quejigos, pino larico, carrasco y salgareño y sabinares de sabina mora.

En cuanto a los animales que pueblan la zona, destacan las abundantes rapaces: águilas reales, halcones peregrinos y águilas perdiceras, que comparten los roquedos con la cabra montes.

Las vías N-324 y C-325 dan acceso a este parque por diversos puntos.

 

Desde el punto de vista paisajístico, el desfiladero es lo más espectacular del parque © Michelle Chaplow

Desde el punto de vista paisajístico, el desfiladero es lo más espectacular del parque      

PARQUE NATURAL DESPEÑAPERROS

Debe su nombre a la leyenda que cuenta que desde sus tajos y cortados fueron arrojados los árabes cautivos, tras la batalla de las Navas de Tolosa. Desde el punto de vista paisajístico, el desfiladero es lo más espectacular del parque. Pero en la zona de El Muradal, de contornos más suaves, es donde se asientan las extensas masas forestales de encinas, alcornoques y quejigos, además del matorral.

Entre los mamíferos que viven en el parque: el lobo, lince ibérico, la nutria y el gato montés; entre las aves, rapaces como el águila imperial ibérica, el azor o el búho real.

Cerca de la localidad de Santa Elena, en cuyo término municipal se asienta el parque, se encuentran las cuevas de los Muñecos, donde se pueden contemplar interesantes pinturas rupestres.

La carretera N-IV atraviesa el desfiladero de Despeñaperos hasta la población de Santa Elena. La oficina de información del parque está en el municipio de Las Correderas.

 

La carretera N-IV atraviesa el desfiladero de Despeñaperos © Michelle Chaplow

La carretera N-IV atraviesa el desfiladero de Despeñaperos      

PARQUE NATURAL SIERRA DE ANDÚJAR

En pleno corazón de Sierra Morena, encierra las más extensas manchas de bosque original de toda la cordillera. Además de las encinas, alcornoques y quejigos característicos de la zona, el melojar, robledal de influencia atlántica, merece mención especial. Los animales que habitan el parque, el lince, el águila imperial, el buitre negro y el leonado y el jabalí, ciervo, gamo y meloncillo, entre otros.

Es importante tener en cuenta que la explotación cinegética y ganadera del parque impone ciertas restricciones al visitante.

La carretera N-IV nos lleva hasta Andújar, desde donde la carretera comarcal J-501 cruza el parque en dirección norte.