Blog Languages

Comarca de Almanzora

Almanzora

Esta comarca se encuentra en el interior de la provincia de Almería y está compuesta por un total de 27 municipios. Situada en el límite noreste de la provincia de Granada, entre la zona de Los Vélez y la Sierra de los Fibrales, cuenta, como uno de sus mayores atractivos, con un entorno natural especialmente interesante para los aficionados al turismo rural y a actividades deportivas como el senderismo, la pesca o la espeleología. Uno de sus municipios más conocidos es Macael, de cuyas canteras de mármol salieron parte del material con el que se construyeron monumentos tan importantes como la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba o el Monasterio del Escorial.

Albánchez

Entre plazas y plazuelas, el viajero podrán contemplar en ese pueblo almeriense un castillo del siglo XI, así como su iglesia de estilo renacentista y su Torre del Reloj edificada a finales del siglo XIX. También se encuentra en su término municipal un acueducto construido en la época romana.
Más info»

Albox

La capital de la Comarca de Almanzora, donde existió uno de los mercados de ganado más importantes de la provincia de Almería. De su patrimonio histórico y artístico destaca el Santuario de la Virgen Saliente, templo barroco y meta de la romería que se celebra en septiembre y que está considerada Fiesta de Interés Turístico. Sus trabajos de cerámica, de tradición milenaria, son muy apreciados.
Más info»

Alcóntar

Los habitantes de este municipio almeriense presumen de su bello entorno natural, gracias a su ubicación cercana al nacimiento del río Almanzora, que es uno de sus mayores atractivos. Su tranquilo casco urbano de arquitectura tradicional también ayuda a convertirle en un destino ideal para los amantes del turismo rural.
Más info»

Arboleas

Uno de los mejores momentos para visitar este municipio almeriense es para la Feria y Fiestas de San Roque, que tienen lugar a mediados de agosto. Además de presenciar el tradicional lanzamiento de roscos desde los balcones de su caserío o las carreras de cintas a caballo, se puede degustar una magnífica paella.
Más info»

Armuña de Almanzora

Hubo un tiempo en que este municipio contó con un bello castillo, pero de él hoy sólo se conservan unas ruinas en las inmediaciones de su casco urbano. Entre su caserío blanco destaca la también blanca Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, construida en el siglo XVI.
Más info»

Bacares

Este pueblo se encuentra al pie del Observatorio Astronómico de Calar Alto. Su Iglesia del Cristo del Bosque, el edificio más importante de su casco urbano levantado en el siglo XVI, es el centro de una de las romerías más importantes de la provincia y que se celebra cada 14 de septiembre.
Más info»

Bayarque

Es Bayarque un pueblo tranquilo ideal para los amantes de la naturaleza porque cuenta, entre otras cosas, con un frondoso bosque de pinos y varias zonas recreativas. En su casco urbano destacan la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVI, y la antigua casa del Marqués de Villena.
Más info»

Cantoria

En una de sus barriadas se encuentra el magnífico Palacio del Marqués de Almanzora. Construido en el siglo XIX, está considerado como uno de los edificios de estilo neoclásico más destacados de la provincia de Almería. También es interesante su iglesia, que pertenece al mismo siglo y al mismo estilo artístico.
Más info»

Chercos

Las tierras de este municipio, que cuenta con dos núcleos de población: Chercos Viejo y Chercos Nuevo, ya estuvieron habitadas por el hombre en la prehistoria. Muestra de ello son las pinturas rupestres de la Piedra Labras encontradas en un yacimiento arqueológico de su término municipal.
Más info»

Cóbdar

En las inmediaciones de su casco urbano se encuentran algunos yacimientos arqueológicos que ponen de manifiesto su pasado. Entre ellos está la Cueva del Castillico, donde se hallaron restos del neolítico, y las ruinas de una alcazaba árabe. Entre su caserío blanco destaca la Iglesia de Santa María, obra del siglo XVII.
Más info»

Fines

Sus habitantes presumen de tener uno de los pueblos mejores conservados de la zona. Sea como fuere, en el recorrido por sus calles de casas blancas, el edificio más sobresaliente es su iglesia dedicada a la Virgen del Rosario. Levantada en el siglo XVI, conserva en su interior una bella armadura mudéjar con tirantes.
Más info»

Laroya

Es Laroya un encantador pueblecito ideal para los devotos del turismo rural más genuino. En el centro del pueblo se encuentra su edificio más destacado, la iglesia levantada en el siglo XVII. Por las pequeñas y estrechas calles de su casco urbano no se puede circular en coche.
Más info»

Líjar

Es otro de los municipios almerienses situados en la llamada Ruta del Mármol. De su historia, uno de los hechos más significativos es su declaración de guerra a Francia ante los insultos que recibió el rey Alfonso XII en su visita al país galo, en 1883. Sus alrededores son ideales para la práctica del senderismo.
Más info»

Lúcar

Uno de los elementos más destacados de este pueblo almeriense es la llamada Fuente Termal de Cela, una piscina natural de origen romano con aguas que permanecen a 26º durante todo el año. Especial atractivo tienen también enclaves como las márgenes del río Tahalí y el pinar del Cerro Gordo.
Más info»

Macael

De este municipio sale el 80% de todo el mármol español. Su alta calidad y su variedad cromática le han valido para ser la materia prima de monumentos tan famosos como la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba o el Monasterio del Escorial. No nos extrañará ver numerosas esculturas de mármol adornando sus calles y plazas. El centro neurálgico del pueblo es la Plaza de la Constitución.
Más info»

Olula del Río

En el recorrido pausado por sus estrechas calles de origen árabe queda patente que es otro de los pueblos almerienses que viven básicamente del mármol. Los amantes del senderismo disfrutarán acerándose a la llamada Cerrá de Olula y al parque de montaña El Pinatar.
Más info»

Oria

Es éste un pueblo cargado de historia, como lo demuestran los restos arqueológicos que en sus tierras se encuentran y que pertenecen a culturas como la argárica y, por supuesto, la musulmana. De su patrimonio artístico destacan la Basílica de la Merced y la Iglesia de la Sagrada Familia; del natural, su coto de caza menor.
Más info»

Partaloa

Este pueblo se encuentra al pie del Observatorio Astronómico de Calar Alto. Su Iglesia del Cristo del Bosque, el edificio más importante de su casco urbano levantado en el siglo XVI, es el centro de una de las romerías más importantes de la provincia y que se celebra cada 14 de septiembre.
Más info»

Purchena

Este municipio ofrece un frondoso paisaje de bosques, con parajes de especial interés como la zona recreativa de La Silvera, el Barranco de Gevas y Las Estancas. Su Iglesia de San Ginés está declarada Monumento Histórico-Artístico, y en su Museo Arqueológico se conservan las únicas piezas de mármol de la época árabe de Almanzora.
Más info»

Serón

Su casco urbano, de pequeñas casas apiladas y escalonadas, se encuentra coronado por un castillo que fue alcazaba musulmana. Para degustar sus famosos embutidos y jamones, hay que acudir a Serón en julio, para la Fiesta del Jamón, y en agosto, para Muestra Culinaria. En sus numerosas cuevas, como la de la Sarna o la de la Morciguilla se han encontrado restos del neolítico.
Más info»

Sierro

Es éste otro de los pequeños pueblos almerienses que sólo se pueden visitar a pie. Sus calles y pasadizos, estrechos y empinados, no son aptos para el automóvil. Sus edificios más interesantes son la iglesia de estilo neoclásico y su Ermita de San Isidro. De su gastronomía, los productos más destacados son las almendras y las aceitunas.
Más info»

Somontín

Este pueblo almeriense, que también se le conoce como el Balcón del Almanzora, se siente orgulloso de haber recibido la visita de Miguel de Cervantes, quien acudió a la villa en calidad de recaudador de impuestos de la Hacienda Real en 1594. Si nos acercamos a Somontín el 20 de enero, podremos presenciar una de sus fiestas más populares y tradicionales, El Paseo de la Rosca.
Más info»

Suflí

Es famosa su fritada, conserva de tomates y pimientos cocidos y asados al modo tradicional, que se elabora en una fabrica situada en el mismo casco urbano del pueblo. A este producto gastronómico, base de su economía, le dedican sus vecinos una popular fiesta en el mes de julio.
Más info»

Taberno

Situado sobre la falda de la Sierra del Madroño y rodeado de numerosas aldeas, Taberno es otro de los pequeños pueblos almerienses especialmente atractivo para los aficionados al turismo rural. En el recorrido por sus calles llaman la atención sus fuentes, el lavadero, la fábrica de jabón, el cine y, como no, su iglesia dedicada a San José y su Ermita del Calvario.
Más info»

Tíjola

Este municipio, conocido también como La Perla de Almanzora, brinda al viajero un bello casco urbano y un maravilloso paisaje de sierra con barrancos y pinares. Uno de los mejores momentos para visitarlo es el día de la Virgen de Fátima, cuando sus calles se convierten en coloridas alfombras para recibir a la procesión.
Más info»

Urrácal

Este pequeño pueblo almeriense se encuentra semioculto en un barranco, al sur de la Sierra de las Estancias. Entre sus calles estrechas y empinadas, y delimitadas por sus casas blancas, destacan su iglesia y el edificio antiguo del Ayuntamiento, ambos situados en el centro de su casco urbano, la Plaza de la Constitución.
Más info»

Zurgena

El caso urbano de este antiguo municipio está dividido en dos por el río Almanzora. A un lado queda la Alfoquía o barrio de la Estación y, a otro, sobre una colina, su casco antiguo. De su patrimonio arqueológico destaca la Cueva del Llano de las Eras, donde se han hallado restos de la cultura argárica.
Más info»