Blog Languages

Ciudad de Almería - Monumentos

Monumentos

por Paz Rosado

La ciudad de Almería encierra diferentes monumentos y edificios de interés histórico y artístico. En su conjunto, los más destacados son su Alcazaba y la Catedral.

Monumentos Religiosos

Detalle de la catedral de Almería

Detalle de la catedral de Almería

El patrimonio artístico y monumental de carácter religioso de la ciudad de Almería nos permite hacer un recorrido por parte de la Historia del Arte.

La Catedral de Almería, dedicada a Santa María de la Encarnación, es un bello edificio levantado en el siglo XVI. Aunque el estilo artístico que predomina en la obra es el renacentista, como otras tantas catedrales también muestra otros estilos, entre ellos el gótico tardío, el barroco y el neoclásico. Es una catedral fortaleza, ya que en los tiempos en los que la ciudad era objeto de continuos ataques de piratas berberiscos, turcos y moriscos, el templo también servía como edificio defensivo. Prueba de ello son almenas y troneras para la defensa y su antiguo patio de armas. En su conjunto destacan sus dos portadas, su coro y trascoro, la sacristía, el altar mayor y la sepultura del obispo que la mandó construir, Fray Diego Fernández de Villalán; además del “Sol de Portocarrero”, uno de los símbolos más representativos de la ciudad, y su claustro.

Uno de los templos más antiguos que conserva la ciudad de Almería es laIglesia de Santiago, declarado Monumento Histórico Artístico. Se encuentra situada en la calle Tiendas y fue levantada a mediados del siglo XVI según los cánones renacentistas. En su exterior destaca la torre y la monumental portada renacentista con la figura de Santiago Matamoros.

La Iglesia y Convento de las Puras destaca por su portada barroca y su torre mudéjar, de los siglos XVIII y XVII respectivamente. En su interior se puede contemplar un impresionante retablo barroco en su Altar Mayor, donde se encuentra una imagen de la Inmaculada atribuida a la escuela de Alonso Cano. 
En el antiguo barrio de San Sebastián de las Huertas, está la Iglesia de San Sebastián. La obra es del siglo XVIII y en su fachada principal se puede ver un relieve en mármol del martirio del santo. 
La Iglesia de San Roque se halla situada en uno de los barrios más típicos de la ciudad de Almería, el de La Pescadería-La Chana, antiguo barrio musulmán. Se levantó a finales del siglo XIX sobre una antigua mezquita y primitiva iglesia del siglo XVI. Muestra un estilo ecléctico clasicistas y destaca en su conjunto su torreón.

La Iglesia de San Pedro se encuentra en la plaza del santo que le da nombre. Fue levantada entre finales del siglo XVIII y principios del XX, en el solar de lo que fue el Convento de Franciscanos. Destaca su portada principal de estilo neoclásica enmarcada por dos torres.

La Iglesia Santuario de la Virgen del Mar guarda en su interior la imagen de la patrona de Almería, una talla policromada de entre los siglos XII y XIV. El templo fue fundado en el siglo XV por los padres dominicos. Tras la Guerra Civil fue restaurada y la decoración barroca que muestra en la actualidad es obra de Jesús de Perceval, quien diseñó el camarín para la Virgen.

La Iglesia y Convento de Las Claras data de mediados del siglo XVIII. El edificio fue incendiado durante la Guerra Civil y actualmente posee una portada del siglo XIX con la imagen de Santa Clara.

La Iglesia de San Juan está situada en la Plaza del Cristo de la Buena Muerte, en el núcleo de la antigua medina, y en ella se pueden ver los restos árabes de la antigua Mezquita Mayor de Almería, con decoración almohade del siglo XII

 

Monumentos Civiles

Fachada monumental del ayuntamiento de Almería

Fachada monumental del ayuntamiento de Almería

El conjunto del patrimonio monumental de carácter civil de la ciudad de Almería incluye construcciones de la época de la dominación árabe y de la que se inicia tras la reconquista cristiana.

Entre los monumentos musulmanes destaca, sin lugar a dudas, la Alcazaba,  que corona la ciudad de Almería.  Esta fortaleza medieval, la segunda construcción musulmana más extensa de España, tras la Alhambra, cuenta con tres recintos diferenciados. Los dos primeros son de la época musulmana y el tercero ya de época cristiana. En el ajardinado se encuentran la muralla norte, la Torre de los Espejos, la Puerta de la Justicia y los aljibes. Otra zona es la que encierra la Ciudad Palaciega, la Mezquita (hoy ermita de San Juan), los aljibes califales, los baños públicos, los restos del Palacio de Al-Mutasin y las viviendas de las tropas. La tercera zona es la que alberga el castillo construido tras la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, con su Patio de Armas y las torres del Homenaje, de la Noria y de la Pólvora.

La Alcazaba de Almería
La Alcazaba de Almería

De lo que fue la Mezquita Mayor de Almería, sólo quedan restos del muro de la quibla y el nicho del mihrab con decoración almohade del siglo XII. Estos se conservan en la actual Iglesia de San Juan que, situada en la Plaza del Cristo de la Buena Muerte, forma parte de los monumentos de carácter religioso de la ciudad de Almería.

De la época califal se conservan, en el Parque Nicolás Salmerón, un tramo de muralla y los cimientos de la Puerta de las Atarazanas. Y de la época de los reinos de taifas, un lienzo de muralla construido en el siglo XI que parte de la Alcazaba, atraviesa el Barranco de la Hoya y sube hasta el Cerro de San Cristóbal, un magnífico mirador en el que se encuentra la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Los aljibes, con sus tres naves y sus características bóvedas y arcos de ladrillo, también son de la época de los taifas.

El pasado árabe de la ciudad de Almería queda además patente en las calles de la antigua medina, a los pies de la Alcazaba, conjunto en el que destaca la calle Almedina en torno a la cual se agrupaba el antiguo zoco; y en la calle de Las tiendas, que también conserva su trazado musulmán.

En el conjunto de construcciones de interés histórico y artístico posteriores a la reconquista destacan edificios como la Casa Puche, que encontramos muy cerca de la Catedral, en la Plaza Bendicho. Su factura originaria data del siglo XVI, pero en los siglos XVII y XVIII fue reconstruida. En la actualidad es la sede de la Cofradía del Prendimiento.

En la Plaza de Bendicho también se encuentra la llamada Casa de la Música, hoy sede del Patronato Provincial de Turismo. Es un edificio de finales del XVIII y principios del XIX en el que destaca su fachada clasicista y su patio interior que colinda con los muros de la Catedral.

Otra de las construcciones emblemáticas de la ciudad de Almería es el llamadoCable Inglés, embarcadero que constituye un magnífico ejemplo de la arquitectura de hierro de finales del XIX y principios del XX. Se encuentra en la Playa de las Almadrabillas y está considerada como una obra maestra de la ingeniería industrial.

Ejemplos de la arquitectura de hierro de finales del XIX y principios del XX son también la Estación de Ferrocarril, en la llamada Plaza de la Estación, y elMercado Central, cuya fachada principal mira al Paseo de Almería. En ambos casos el hierro se combina con el cristal como elementos más característicos de la construcción.

En la calle Campomanes se puede contemplar el antiguo Palacio de los Vizcondes del Castillo de Almansa, hoy sede del Archivo Histórico Provincial. Se trata de un edificio de finales del siglo XVIII de estilo academicista, en el que destaca su bella fachada.

El actual Archivo Histórico Municipal es también un edificio de valor fechado entre los siglos XVIII y XIX. Fue la antigua Casa de los Marqueses de Cabra.

La sede de la Diputación Provincial es la antigua Casa-Palacio de Juan Lirola, obra de finales del siglo XIX y de estilo ecléctico en la que destaca su patio de luces, hoy utilizado como sala de exposiciones y como magnífico escenario para los actos oficiales.

El antiguo zoco musulmán es hoy la popularmente llamada Plaza Vieja (Plaza de la Constitución), recinto cerrado y porticado que constituye un ejemplo de las plazas que se construían en el siglo XIX. En ella está el Ayuntamiento de Almería, un edificio de estilo ecléctico en el que destaca su fachada monumental, una elegante escalinata de mármol y la sala noble donde se celebran los plenos.

La sede de la Delegación Provincial de Educación y Ciencias, situada en la finca de Santa Isabel, junto a la Rambla de Belén, es otra de las viviendas palaciegas de la ciudad de Almería de finales del XIX y principios del XX, cuya decoración muestra detalles de estilo modernista.
         
Otro de los edificios interesantes es el de la Escuela de Artes, con su monumental patio porticado del siglo XVIII perteneciente al antiguo convento de los Dominicos. El resto de la construcción es de la segunda mitad del XIX y del siglo XX, y responde a un estilo ecléctico con rasgos de origen clasicista.

De la antigua Casa de los Marqueses de Torrealta sólo queda la fachada neoclásica con sus característicos arcos apuntados. Fue levantada en el siglo XIX y se encuentra en la Plaza Careaga.

El antiguo Casino es hoy la Delegación del Gobierno en Almería. Se trata de la típica vivienda de la alta burguesía de finales del XIX, en la que destaca su patio central con lujosa vidriera, la sala de baile y el llamado salón musulmán.

Formando parte del conjunto del Teatro Cervantes, construcción con elementos neoacademicistas y neobarrocos de finales del XIX y principios del XX, se encuentra el Círculo Mercantil e Indsutrial.

El Teatro Apolo, recientemente reconstruido, destaca por su fachada principal de estilo historicista.

En el recorrido monumental por las calles de la ciudad de Almería se incluye también su Plaza de Toros, de planta poligonal de veinte lados que se construyó a finales del siglo XIX.