Blog Languages

Comarca de Filabres - Sierra Alhamilla

Comarca de Filabres - Sierra Alhamilla

La comarca almeriense de Fibrales- Sierra Alhamilla está formada por un total de 13 pequeños municipios que, en su mayoría viven del campo y del turismo, casi siempre de carácter rural. Quizás el más conocido sea el de Tabernas, donde se encuentran los famosos escenarios naturales y artificiales de muchas películas americanas del oeste. Otros, como Lucainena de las Torres y Turrilles, tienen la fortuna de encontrarse en los límites del Parque Natural Sierra de Alhamilla, uno de los apreciados espacios protegidos con los que cuenta Andalucía. También los hay que pertenecen a la Ruta de los Castillos por tierras andaluzas. Entre ellos destaca la localidad de Gérgal. Pero el mayor atractivo de casi todos estos pueblos es, además de su entorno natural, su típico y tranquilo casco urbano de calles estrechas y empinadas, con caserío blanco en el que sobresale la iglesia parroquial.

Alcudia de Monteagud

Situado en la Sierra de Fibrales, a poco más de 1.000 metros de altitud, este municipio nos ofrece una bella estampa con su caserío de casas encaladas en el que destaca su Iglesia de Santa María. Los restos de algunas edificaciones como la llamada Torre de los Casares y la torre de La Torrecilla, situadas a las afueras de su casco urbano, nos hablan también de su pasado árabe.
Más info»

Benitagla

Nos encontramos ante un pequeño y tranquilo pueblo rodeado de tierras en las que se cultivan principalmente almendros, olivos y vides. En su casco urbano parece que no ha pasado el tiempo; y como en otros municipios de la zona, el edificio más importante es su iglesia. Situada frene al Ayuntamiento, presenta una fachada blanca y sencilla, con torre campanario cuadrada en uno de sus extremos.
Más info»

Benizalón

El pasado árabe de este municipio almeriense queda patente en su casco urbano de calles empedradas y estrechas, flanqueadas por casas encaladas. En sus alrededores también quedan restos de fortalezas musulmanas como el Castillo de Benimia y el llamado Castillico. Su pequeña iglesia parroquial, que data del siglo XVI, cuenta con un bello artesonado mudéjar y un original coro de madera.
Más info»

Castro de Filabres

Este pueblo almeriense se encuentra situado en una vaguada, entre la Sierra Alhamilla y la Sierra de Gádor, un entorno ideal para los amantes de la naturaleza y de la práctica del turismo rural. Entre su caserío blanco de tejados planos destaca su Iglesia de la Virgen del Rosario, de estilo mudéjar. Entre sus fiestas, la del Emigrante, que tiene lugar el primer domingo de agosto.
Más info»

Gérgal

Lo más interesante de su patrimonio histórico y artístico es su Castillo situado en la carretera que va de Gérgal a Las Arenas y El Almendral. De estilo lombardo, destaca sobre una ladera de bancales y ribazos. Fue construido en el siglo XVI y se encuentra en muy buen estado de conservación. También merece una visita pausada su iglesia de ladrillos levantada a principios del siglo XVI y situada en su casco urbano.
Más info»

Lucainena

Este pueblo, cuyo nombre completo es Lucainena de las Torres, tiene la suerte de lindar con uno de los magníficos espacios protegidos andaluces, el Parque Natural Sierra de Alhamilla. En el recorrido por su cuidado casco urbano, llama la atención del viajero la iglesia del siglo XVIII, en cuya puerta principal se encuentra un mirador desde el que se obtiene una espléndida panorámica del municipio.
Más info»

Olula de Castro

Es éste un pequeño y tranquilo pueblo que se encuentra a poco más de 1.000 metros de altitud y a 54 kilómetros de la ciudad de Almería. En su típico casco urbano de calles escalonadas y casas blancas con techos planos, parece que el tiempo se ha detenido. De ahí que sea un destino especialmente indicado para aquellos que de verdad quieren alejarse del mundanal ruido.
Más info»

Senés

Este pueblo almeriense se encuentra en la Sierra de Fibrales, rodeado de montañas escarpadas en las que aún se conservan las terrazas de cultivo ideadas por los moriscos, hoy repletas de almendros. Entre su caserío blanco de tejados de pizarra destaca la plazoleta del Ayuntamiento, donde se encuentra su iglesia de estilo mudéjar.
Más info»

Tabernas

Su pasado cinematográfico le llevó a ser conocido hasta en tierras americanas, pero no sólo es interesante por sus magníficos escenarios naturales y artificiales de películas del oeste. De su patrimonio histórico más antiguo destaca su castillo de estilo nazarí, así como su iglesia con bello artesonado, el Ayuntamiento y la Plaza J. Bellver, de estilo neoclásico.
Más info»

Tahal

Es éste un pequeño municipio que se encuentra a 68 kilómetros de la ciudad de Almería y que tiene especial interés para los amantes de la arqueología prehistórica. En enclaves como la Peña de los Chaparrales o el Yacimiento del Cerro del Mojón se han encontrado restos del Neolítico y de la cultura argárica. El caserío de su casco urbano está coronado por lo que queda de un castillo medieval.
Más info»

Turrillas

Este municipio almeriense es otro de los que tienen la fortuna de encontrarse junto al Parque Natural de Sierra Alhamilla, uno de los magníficos espacios protegidos que existen en Andalucía. En la entrada de este pueblo serrano, muy cerca de una minúscula ermita dedicada a San Antonio, se encuentra un estupendo mirador desde el que se obtiene una bella panorámica.
Más info»

Ulila del Campo

Este municipio se encuentra a 55 kilómetros de la ciudad de Almería y tiene fama por los sabrosos quesos que en él se fabrican. En el recorrido por su casco urbano de calles empinadas y estrechas, además de su magnífica iglesia, que data del siglo XVIII, hay que visitar el Museo del Esparto y el de La Tejera; éste último dedicado a todo lo relacionado con la actividad agrícola.
Más info»

Velefique

Aunque en estado de ruina, este pueblo almeriense conserva los restos de un castillo construido por los musulmanes, en un cerro situado al este del municipio. Además de visitar su típico casco urbano, el viajero también puede acercarse, desde Velefique a través de pistas y caminos forestales, a la Tetica de Bacares, situada a casi 3.000 metros de altitud.
Más info»