Blog Languages

Espacios Naturales - Málaga

Las impresionantes rocas de El Torca
Málaga

Si bien la mayoría de los espacios naturales de la provincia de Málaga se encuentran en el interior, uno, el Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo, se asoma al mar y se extiende por la provincia de Granada. Así, la riqueza natural protegida de Málaga va más allá de la flora y fauna terrestre; a ella se suma la que habita en los fondos marinos.

Reserva Natural Laguna de Fuente Piedra

Esta laguna, la más extensa de Andalucía y una de las más importantes de España, es el hábitat natural de una de las mayores colonias europeas de flamencos. Empiezan a llegar de forma masiva hacia finales del mes de febrero y, tras los emparejamientos necesarios para la continuidad de la especie, la preparación de los nidos y el posterior nacimiento y desarrollo de las nuevas crías, abandonan la laguna hacia finales del mes de agosto para pasar el invierno en tierras africanas. Durante estos meses, el paisaje se transforma de manera casi espectacular, sobre todo cuando cae la tarde, cuando el sol se va escondiendo. ¿Quién no ha visto alguna vez esta imagen atrapada por el objetivo de un buen fotógrafo? Pero lo mejor es que lo veamos con nuestros propios ojos.

En el llamado Cerro del Palo está el Centro de Interpretación de la laguna. Allí facilitan todo tipo de información sobre la reserva y conciertan visitas guiadas, la mejor manera de no perderse ni un detalle de todo cuanto encierra este entorno natural.

¿Cómo acceder? Por la N-334, que comunica Espera y Antequera y pasa por la localidad de Fuente de Piedra. Desde ella parte una carretera en dirección hacia Sierra de Yeguas, que rodea la laguna.

Cada año, en el mes de julio, se procede al anillamiento de las nuevas crías de flamenco, una actividad en la que participan, además de voluntarios, numerosos expertos.

Parque Natural Montes de MÁlaga

Desde el punto de vista paisajístico, el territorio presenta forma de cuña, con colinas y cerros no excesivamente elevados, pero sí con descensos que llegan a los 97 m. Es decir, un relieve uniforme de fuertes pendientes y laderas convexas. Esta variación de altura del territorio favorece la presencia de numerosos torrentes con cauces de pendientes pronunciadas. Las condiciones climatológicas del entorno conlleva el desarrollo de masas de vegetación típicamente mediterránea. La especie dominante es el pino carrasco, acompañada por otras como el pino piñonero y el de Monterrey.

También encontraremos otras especies como el romero, tomillo o la jara, que dan cobijo a una gran diversidad de fauna. El parque es uno de los lugares de la provincia con mayor densidad de águilas culebreras y es también uno de los pocos enclaves andaluces en los que se pueden encontrar camaleones. También son importantes las poblaciones de tejones, ginetas, comadrejas, zorros, conejos, ardillas, jabalíes y cerdos montunos.

Su proximidad a la ciudad de Málaga, a tan sólo 14 km., y sus infraestructuras de uso público para el ocio, la educación e incluso la investigación, hacen que la afluencia de visitantes sea masiva, sobre todo en días festivos.

Los accesos al parque parten de la capital: uno por la carretera N-331, en dirección a la población Casabermeja, y otro por la carretera C-345, que constituye el límite oriental y que es el que más accesos posibilita al territorio protegido. Esta última carretera es también conocida como "carretera de los montes", y de ella parte una red de pistas forestales y carriles que abarcan el espacio natural protegido.

Parajes Naturales Torcal de Antequera

Dos parajes próximos que se caracterizan por las rocas calizas que conforman el terreno y por las bellas formas paisajísticas que éstas crean. Laberintos fantasmagóricos de rocas y verticales paredes que caen a plomo sobre el río Guadalhorce; fisuras, grietas, canales, simas, folinas o torcas. Rocas desnudas en las que se asientan especies vegetales como la hiedra, el ranúnculo de roca y las saxífragas biternata y reuterana. La primera de ellas es una de las joyas botánicas del Torcal, porque es aquí donde únicamente la podremos contemplar. En las zonas donde la roca lo permite, aparece otra vegetación como quejigos, arces, pinos carrasco, encinas y eucaliptos, además del majuelo o espino albar. Esta última especie arbórea es el nido de pájaros como el alcaudón real y la despensa de otros como mirlos y currucas.

La carretera comarcal C-3310 de Antequera a Málaga penetra en el Torcal, antes de alcanzar la población de Villanueva de la Concepción. Al Desfiladero de Los Gaitanes, situado al suroeste del Torcal, se puede entrar desde la población de Ardales, por la carretera MA-444, o desde Álora, por la carretera que discurre paralela a la vía del ferrocarril y al río Guadalhorce.

Parque Natural Sierra de las Nieves

El paisaje de este entorno viene marcado por tajos y desfiladeros, fuertes desniveles propios de la roca caliza predominante en el conjunto de sus sierras. Un terreno abrupto que alcanza su máxima altura en el pico de Torrecillas, a 1.919 m., y que también se hunde hacia las entrañas de la piedra en la sima G.E.S.M., una de las más profundas de Europa, más de 1.000 m., que atrae a numerosos espeleólogos. En otoño, las zonas más elevadas y húmedas de la sierra ofrecen un bello espectáculo vegetal de contraste de colores: el verde de los tejos rivaliza con el amarillo e incluso rojo de los arces sobre el fondo gris blanquecino de las paredes de piedra caliza. En las zonas próximas a los arroyos y fuentes, el paisaje vegetal esta formado por fresnos y castaños; y en las partes más secas, encontraremos pino carrasco, sabina negra y enebro. Pero junto a estas especies, destaca el emblemático pinsapo, que ocupa, dentro del parque, una extensión cercana a las 2.000 ha.

También en otoño es el momento en que los grandes cuernos de los machos de muflón entrechocan con todas sus fuerzas para decidir cuál de ellos tendrá el derecho de ser el padre de la siguiente generación. Pero si hablamos de fauna, no podemos omitir que es aquí donde viven las poblaciones más numerosas de Andalucía de cabra montés, y que es aquí también donde aún tienen su hábitat especies en peligro de extinción en el resto de Andalucía como el gato montés, la nutria y el águila real.

Los términos municipales afectados por el parque son Parauta, Ronda, Tolox, Yunquera, Istán y Monda. Las carreteras C-339 y C-344 bordean el parque por el norte, este y oeste.

Paraje Natural Sierras Bermeja y Crestellina

Si en la primera sierra predomina el color rojo procedente del abundante óxido de hierro que contiene su roca madre, en la segunda es el gris y el blanco propio de la roca caliza que la conforma. Enmarcadas en la más amplia serranía de Ronda, constituyen importantes reductos zoológicos y botánicos de la Costa del Sol occidental. Aquí también encontraremos al renombrado pinsapo. De hecho, fue en esta sierra donde el botánico Boissier descubrió este tipo de abeto en el año 1837. Junto a él encontraremos otras especies vegetales como quejigos, encinas y majuelos; así como especies de matorral como la jara cervuna, la aliaga o el cojín monja, entre otras que son endemismos de la zona.

Cuando el verano está llegando a su fin, los pinares y pinsapares son el escenario del cortejo de los corzos. Estos, unos de los animales más bellos de los que habitan el paraje, se encuentran en época de celo y los machos tienen que luchar para hacerse merecedores de una hembra que les permita perpetuar la especie.

De Estepona, principal población cercana a estas sierras, parte una carretera que cruza Sierra Bermeja por el puerto de Peñas Blancas. Desde las inmediaciones de la población de San Luis de Sabinillas, en la costa y al paso de la N-340, sale otra carretera hacia Casares.