Blog Languages

Rutas Turísticas - La Ruta del Sol y del Vino

La Ruta del Sol y del Vino

por Paz Rosado

Es otra propuesta para conocer de forma pausada municipios de la costa y del interior de la comarca malagueña de La Axarquía. Esta ruta discurre por el litoral, desde Algarrobo Costa hasta Nerja, y por el interior, con paradas en Frigiliana,CómpetaCanillas de AlbaidaSayalongaAlgarrobo y Torrox.

En el municipio de Algarrobo, además de sus playas tendremos la oportunidad de visitar uno de los yacimientos arqueológicos fenicios más importantes de los encontrados en Occidente, las ruinas de Trayamar, así como probar las famosas tortas de Algarrobo; en Sayalonga, además de pasear por sus calles estrechas y sombrías, podremos adquirir muebles fabricados con palo de adelfa, así como probar un delicioso potaje de hinojos campestres y, desde el llamado Mirador de la Era, contemplar toda la Axarquía y las sierras Tejeda y Almijara. En Canillas de Albaida, podremos disfrutar de un tranquilo paseo por su laberíntico entramado de callejones a diferentes niveles de altura y visitar la Ermita de Santa Ana, en la parte más alta del pueblo, y la Ermita de San Antón, en la más baja.

Quizás el mejor día para visitar Cómpeta sea el 15 de agosto. Entonces, este municipio, también conocido como la cornisa de la Costa del Sol por estar ubicado en la falda de Sierra Tejeda, celebra la llamada Noche del Vino. La fiesta comienza por la mañana con el reparto del famoso vino semidulce de sus viñedos, migas, ensaladas y otros manjares entre los vecinos y visitantes; y se prolonga hasta altas horas de la madrugada. Además del vino y demás viandas, en la fiesta no faltan la música y el baile de las tradicionales pandas de verdiales.

Si queremos conocer una de las estructuras de origen árabe más puras de cuantas existen en la provincia de Málaga, según dicen los expertos, nada mejor que pasear por las calles del casco antiguo de Frigiliana. En la cumbre de la villa también podremos ver los restos del llamado Castillo de Lizar, fortaleza militar de finales del silgo IX y en su Museo Arqueológico, situado en la Cuesta del Apero, restos de una necrópolis fenicia encontrados a 1 km aproximadamente de su casco urbano.

En el municipio de Torrox, además de sus playas, su paseo marítimo y torres vigías como la de El Morche, podremos hacer un recorrido por las calles y rincones más interesantes del pueblo: la Plaza de la Constitución, con los bustos romanos que rematan los alerones de sus edificios y la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación; parte de la antigua muralla del castillo donde nació Almanzor o la ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la de San Roque, entre otros edificios interesantes.