Blog Languages

Rutas Turísticas - La Gruta de las Maravillas

La Gruta de las Maravillas

Pionera del turismo subterráneo. Abierta al público desde 1914.

La Gruta de las Maravillas es una cavidad kársticas monumento natural del municipio onubense de Aracena.

Este monumento natural se encuentra en pleno casco urbano de Aracena, bajo el cerro que corona el Castillo medieval y la Iglesia Prioral de Nuestra Señora del Mayor Dolor.

La visita turística a la Gruta de las Maravillas se desarrolla a lo largo de 1.000 metros, en un recorrido circular de unos 45 minutos, que trascurre por dos de los tres niveles de la cavidad, con una temperatura de entre 16 y 19 grados, y una humedad relativa del 98%.

El paisaje de esta cavidad se ha ido formando a lo largo de miles y miles de años por el proceso denominado karstificación, disolución lenta de los mármoles de composición carbonatada, al entrar en contacto con el agua cargada de anhídrido carbónico procedente del aire y del suelo.

Por su espectacular paisaje, La Gruta de las Maravillas ha sido elegida como escenario de diferentes películas nacionales e internacionales. Entre las que se rodaron en esta maravillosa gruta: ‘Viaje al centro de la Tierra’ (1959), una superproducción de Hollywood dirigida por Henry Levin; ‘Faustina’ (1957), de José Luis Sáez Heredia y con la participación de Fernando Fernán Gómez; ‘Tarzán y las Minas del Rey Salomón’ (1973) de José Luis Merino, o ‘Yerma’ (1999), de Pilar Távora, protagonizada por Aitana Sánchez – Gijón.

 

Uno de los espacios más valiosos de la Gruta de las Maravillas: la Cristalería de Dios

Uno de los espacios más valiosos de la Gruta de las Maravillas: la Cristalería de Dios.

El tramo más atractivo de la gruta se halla en el segundo nivel de galerías, donde están la Sala de La Catedral, la Cristalería de Dios y El Volcán, entre otras. La característica esencial de este nivel es la extraordinaria abundancia de espeleotemas de muy diverso origen. Algunos presentan coloraciones azuladas o rojizas debido a la existencia de impurezas de cobre y hierro en el carbonato cálcico que los conforma. En este sentido, uno de los espacios más valiosos de la cavidad es la denominada Cristalería de Dios. Otras de las formaciones más espectaculares en este nivel de la Gruta de las Maravillas son los conos de calcita flotante del Lago de las Esmeraldas.

 

El Lago de las Esmeraldas.

El Lago de las Esmeraldas.

La visita turística a la Gruta de las Maravillas comienza en el nivel topográfico más bajo, donde están el Gran Lago, la Galería de los Lagos, la Sala de los Desnudos y la Sala de los Garbanzos entre otras. El punto de partida es la Sala de Las Conchas, con su magnífica colada estalagmítica.

 

La Sala de los Garbanzos.

La Sala de los Garbanzos.

El tercer nivel de la gruta queda fuera de la visita turística. Es un espacio reservado a prospecciones geológicas.

Centenario de La Gruta de las Maravillas

Con motivo del Centenario (2014) de la apertura de la gruta, además de mejoras en los sistemas de iluminación, se amplia su recorrido turístico por primera vez desde 1929, abriendo dos nuevos espacios: la Sala de Los Banquetes, situada en el primer nivel, justo al lado de la entrada a la gruta; y la Sala de la Palmatoria, en el segundo nivel, junto a La Catedral.

 

La Palmatoria.

La Palmatoria.

Para visitar estos dos nuevos espacios, hay que hacer una reserva previa; y el precio de la entrada así como la duración del recorrido es superior al habitual.

Historia de la Gruta de las Maravillas

Cuenta la tradición popular que fue un pastor, el Tío Blas, el descubridor de la Gruta de las Maravillas. Que en la búsqueda de uno cordero extraviado de su rebaño que pastaba en la ladera del Castillo, llegó hasta la cavidad kárstica.

La realidad es que la gruta se descubrió a mediados del siglo XIX, como consecuencia de las prospecciones mineras que buscaban un filón de plata bajo el Cerro del Castillo.

Desde el momento en que los vecinos de Aracena tienen noticias de su existencia, las incursiones a su interior y las extracciones de las blancas y curiosas formaciones kásticas se convierten entonces en habituales. Estos intrépidos expedicionarios describen lo que ven como un pozo cubierto de nieve. Quizá de ahí provenga el nombre de la calle en la que ahora se encuentra la entrada a la gruta: calle Pozo de la Nieve.

 

Paisaje nevado.

Paisaje nevado.

La Gruta de las Maravillas se abre al publico de forma oficial en septiembre de 1914, tras los trabajos necesarios para habilitar pasos e iluminar su interior. Son el marqués de Aracena, Francisco Javier Sánchez-Dalp, y el entonces alcalde del municipio, Juan del Cid, los que vislumbran las posibilidades turísticas de la cavidad y los que promueven esta apertura a las visitas guiadas.

Los propios electricistas que gestionan el sistema de iluminación de la gruta, hacen de guía para los visitantes a cambio de un donativo. El recorrido en aquellas fechas era la mitad del actual.

Un año después de su apertura, los reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia la visitan. Vuelven a hacerlo en 1929, cuando la Gruta de las Maravillas ya cuenta con un edificio de entrada, el mismo que existe en la actualidad, obra del arquitecto sevillano Aníbal González.