Blog Languages

Turismo y Viajes - Transporte Público

Transporte Público

por Paz Rosado

Trenes, metros, autobuses, autocares, taxis, barcos, aviones, tranvías… son los medios de transportes públicos más usuales. Aquellos que permiten a los ciudadanos recorrer grandes o pequeñas distancias sin necesidad de adquirir y mantener su propio medio de transporte particular. Y aunque son de uso público, el servicio no siempre lo suministra una empresa pública. Más bien al contrario. En la mayoría de los casos, son empresas privadas las que, a través de concesiones y licencias administrativas, se encargan del funcionamiento y mantenimiento de este tipo de transportes.

Uno de los transportes públicos interurbanos más eficientes en cuanto a consumo de energía y número de pasajeros que en ellos pueden circular es el tren, que en Andalucía hoy tiene su máximo exponente en el tren AVE, tren de alta velocidad. La primera línea de alta velocidad que se puso en funcionamiento en Andalucía fue la que une Sevilla, desde su Estación de Santa Justa, con Madrid, y con escala en la Estación de Córdoba, inaugurada en el año 1992. La segunda línea de alta velocidad que entró en funcionamiento en Andalucía fue la que une Málaga con Madrid, inaugurada en diciembre del 2007.

Los trenes interurbanos que recorren grandes distancias no suelen realizar muchas paradas en su recorrido; a veces, ninguna. Pero también existen los llamados trenes de Cercanías, cuyo trayecto es más reducido y cuyo número de paradas en su camino es bastante mayor. Entre estos se encuentran el tren de cercanía que une la ciudad de Málaga con el municipio malagueño de Fuengirola, haciendo escala en apeaderos y estaciones de los municipios de Málaga, de Torremolinos, de Benalmádena y de Fuengiorla. También existen los llamados trenes de Media Distancia , que unen las diferentes capitales andaluzas, con paradas en las estaciones de sus principales municipios.

En cuanto a los transportes públicos urbanos, el más eficiente es el metro, aunque requiere de grandes infraestructuras y, por tanto, de grandes inversiones. El metro, junto a los autobuses urbanos, hacen posible que un gran número de pasajeros se desplacen al mismo tiempo por las ciudades, lo que supone un ahorro de energía, menos contaminación y una circulación más fluida porque contribuyen en gran medida a evitar los atascos.

En Andalucía también es posible realizar grandes y medianos recorridos interurbanos a través del avión, uno de los medios de transportes públicos más rápidos, pero menos eficientes y más contaminantes. Si desea conocer las ciudades andaluzas que cuentan con servicio de transporte público aéreo, entre en nuestra sección de Aeropuertos.