Blog Languages

Ian Poulter se impone en el primer hoyo del play-off contra Sergio García

Ian Poulter se impone en el primer hoyo del play-off contra Sergio García

Sotogrande, San Roque (Cádiz), domingo 31 de octubre de 2004

Se repite la historia, un año más, un español pierde el Volvo Masters Andalucía en desempate en el Club de Golf Valderrama, y este año le ha tocado a Sergio García, favorito del torneo, frente al inglés Ian Poulter.

Sergio García ha fallado un putt en el 18 para finalizar la cuarta vuelta, en el que el torneo se le ha ido de las manos. En el primer hoyo de play-off, también el 18 de Valderrama, el jugador de Castellón ha hecho bogey mientras Poulter cumplía el par que le ha dado la victoria.

Este es el cuarto Volvo Masters Andalucía, y tercero consecutivo, que se decide en play-off: el primero fue en 1992 cuando se impuso Sandy Lyle ante Colin Montgomerie, quien diez años más tarde protagonizaría un segundo desempate con Bernhard Langer, considerando a los dos jugadores ganadores debido a la falta de luz; y en la pasada edición el sueco Fredrik Jacobson derrotó al malagueño Carlos Rodiles.

A los españoles derrotados en play-off en Valderrama se une la figura de Miguel Ángel Jiménez, que también lo padeció cuando se le fue de las manos el American Express del año 1999 en desempate contra Tiger Woods.

Sergio García ha concluido el torneo con una vuelta muy irregular: bogey al 3, recupera al 5 pero vuelve a fallar al 6 para pasar por el nueve con una más y 6 menos en la clasificación general. Por los segundos empezó bien, con dos birdies seguidos al 11 y 12, pero no fue capaz de seguir la racha e hizo todo pares hasta el 18, donde llegó empatado con menos 7, terminando con 70 golpes para un total de 277, 7 bajo par.

Ian Poulter, que en días anteriores aseguraba haber hecho una temporada muy mediocre, algo que según el jugador seguiría diciendo incluso en el caso de que ganase este torneo, hizo tres birdies y dos bogeys por los nueve primeros, y birdie-bogey por los segundos para 70 golpes y un total de menos 7.

Sergio García: "Me he sentido con posibilidades de ganar, sin ninguna duda. No sabía qué estaba pasando en el hoyo 17, pero sabía positivamente que si metía ese último putt de un poco menos de dos metros y me ponía con menos 8, tenía muchas posibilidades de ganar. 
Es una pena, alguien tiene que perder. Tenía que meter un buen putt en el 16 y lo fallé, y luego tuve las oportunidades del 17, desde cuatro metros, y la del 18. Todo el mérito del mundo para Ian, él ha jugado muy bien toda la semana. Tuve el placer de jugar con él el primer día, y en los primeros nueve lo pasó un poco mal, pero en los segundos se revolvió muy bien. Al final ha dado un empujón y ha ganado el torneo. 
Me hubiese encantado ganar aquí en Valderrama, sé que mucha gente quería verme ganar, pero desafortunadamente solo puede haber un ganador. 
En el segundo golpe del play-off la bola le ha dado a una niña que, instintivamente, la ha cogido, y cuando le han dicho algo ha soltado la bola , y yo la he dropado en el punto original donde había caído. 
El golpe en el tee del 18 en el play-off ha sido la peor salida de toda la semana.
Estas cosas pasan, cuando te colocas en posiciones de ganar, unas veces ganas y otras pierdes. Este año he ganado dos play-off en Estados Unidos y he fallado este. Estoy muy orgulloso con mi juego, he jugado muy bien esta semana, he fallado algunos putts cortos pero he jugado bien. 
En el play-off yo estaba pensando pegar un hierro cinco por encima del árbol, abierta, y Glenn creía que debía ser por abajo; era un golpe complicado, sinceramente, no pensaba meterla en green, pero el drive tenía que haber estado en la calle, no hay más".

Ian Poulter: "No me sentía tan bien al principio de la semana. Pero estos greenes son absolutamente puros, me gusta este torneo y me encanta el campo de Valderrama. Solo pensaba en lograr que entrasen algunos putts y eso es lo que he hecho hoy. En el 11 hice tres putts estúpidos, el golf es así, un 'funny game'. En el 13 di un golpe muy malo y fallé el green, la verdad es que ha sido un final trabajado. El par del 17 ha sido uno bueno, tenía un tercer golpe que era de pesadilla.
No estoy satisfecho con esta temporada, he jugado bien pero no he conseguido ganar hasta ahora. Sé que he sido capaz de ganar dos, tres, cuatro, cinco torneos este año. De la manera que he jugado debería haber ganado por lo menos tres veces. Me exijo mucho, creo que es la manera de superarme, soy mal perdedor, no me avergüenza reconocerlo. 
Tengo la posibilidad de jugar en Estados Unidos. El Circuito Europeo es el mío, a él pertenezco, aquí he crecido y aprendido, aquí soy feliz y me siento en mi casa, pero quiero jugar un poco más en América para intentar subir en el ranking mundial. Creo que allí puedo ganar como lo he hecho en Europa, no veo por qué no. Voy a jugar los 15 que exigen y los 11 en Europa, ya no tengo que jugar por dinero.
La Ryder Cup fue un empujón importante, fue fantástico meterme en el equipo, fue estupendo ganar, y todavía mejor ganar de la forma en que lo hicimos, y logar el punto en los individuales del domingo. 
En el play-off no estaba nervioso, no tenía por qué, era dejar de jugar medal y hacerlo a match-play. Me gusta jugar con presión, de eso se trata en un torneo como este".