Blog Languages

Comarca Guadalquivir-Doñana - Coria del Río

La historia del municipio sevillano de Coria del Río está marcada por el Guadalquivir, el río que bañas sus tierras y por el que llegaron fenicios, tartesos, romanos y árabes. Los numerosos restos arqueológicos encontrados en la zona son prueba inequívoca de la presencia en sus tierras de dichas culturas.

El Guadalquivir también es protagonista de los enclaves naturales más interesantes de Coria del Río, entre los que se encuentran el llamado Paseo Fluvial, el Parque Carlos de Mesa y el Paraje Natural Brazo del Este. El último se trata de una zona húmeda protegida en la que predominan especies vegetales como el carrizo, la espadaña, el junco y la castañuela, y especies animales como el calamón, la cigüeña común, la garza imperial y la garcilla cangrejera. En el Parque Carlos de Mesa, interesante yacimiento arqueológico, se encuentra el llamado Cerro de San Juan, desde donde se puede obtener una de las estampas más bonitas del pueblo, con el Guadalquivir y la vega sevillana de fondo, y donde se encuentra la Ermita de San Juan Bautista o del Cristo de la Vera Curz.

Desde el punto de vista monumental, los edificios más relevantes de Coria del Río son: la Parroquia de Nuestra Señora de la Estrella, situada en la calle Iglesia y de estilo gótico mudéjar; la citada Ermita de San Juan Bautista o del Cristo de la Vera Cruz, de planta mudéjar y torre del siglo XVIII; y la Capilla de Nuestra Señora del Rocío, situada en la plaza del mismo nombre, junto a la avenida de Andalucía.

Otros puntos de interés son la Calzada Romana Vía Augusta, en la Dehesa de la Atalaya, y la Casa-Museo Blas Infante, un edificio construido a principios de los años treinta del siglo XX en un estilo arquitectónico de inspiración andalusí.

Los aficionados a la artesanía encontrarán en Coria del Río trabajos de guarnicionería, de fibras vegetales como el esparto o el mimbre, así como bordados y confección de trajes regionales.

El viajero que quiera degustar los manjares más típicos de su gastronomía, debe saber que este pueblo forma parte de la Ruta del Arroz por tierras sevillanas. De sus platos, el más tradicional es el albur, pescado que se cría en el Guadalquivir. También son propios de Coria del Río la caldereta de cordero, el potaje de garbanzos con gallina, los camarones y, de postre, las orejitas de habas.

El que quiera vivir las fiestas tradicionales del municipio debe acudir a él en Semana Santa, fiesta declara de Interés Turístico Nacional de Andalucía, y prestar especial atención a la ceremonia del llamado “abrazo” entre los pasos que salen en procesión por las calles de Coria del Río, que tiene lugar el Domingo de Resurrección. Otras fiestas interesantes son: el 16 de julio, cuando sacan en procesión a la Virgen del Carmen por el Guadalquivir; la Feria de Coria del Río con las tradicionales casetas, en la segunda quincena de septiembre; la Fiesta del Albur, a primeros de mayo; el Carnaval, en febrero; y la romería de Nuestra Señora del Rosario y de San Lucas Evangelista, el segundo sábado y domingo de octubre.

El municipio de Coria del Río se encuentra a unos 11 kilómetros de la ciudad deSevilla, desde la que se puede llegar tomando la salida 15A de la SE-30. Después hay que continuar por la A-8058 y una vez que pasamos las travesías de San Juan de Aznalfarache y de Gelves, entramos a nuestro destino.