Blog Languages

Comarca Guadalquivir-Doñana - Alcalá del Río

Cualquier época del año es adecuada para visitar la localidad sevillana de Alcalá del Río, pero uno de los mejores momentos para hacerlo es en Semana Santa, una fiesta que en este municipio está declarada de Interés Turístico Nacional. Con tal motivo, se podrá disfrutará de sus magníficos desfiles procesionales y de los enclaves más destacados de su patrimonio histórico y artístico.

Las tierras de este municipio, que cuenta con cuatro núcleos de población: el de Alcalá del Río y el de los poblados de Esquivel, San Ignacio del Viar y El Viar, ya estuvieron habitadas por los tartesos. Prueba de ello son los restos encontrados en el yacimiento arqueológico de la Necrópolis de La Angorilla. Pero su origen como villa se sitúa en tiempos de los romanos, de cuya época también se han hallado numerosos restos que hoy se conservan en el Museo Municipal de Arqueología, que está situado en la calle Virgen de la Esperanza.

De tiempos de los romanos es también un bello mosaico que se puede ver en la segunda planta del Ayuntamiento de Alcalá del Río y los restos de muralla que se encuentran a lo largo de su casco urbana y que están declarados Bien de Interés Cultural.

De épocas más recientes son otros edificios de interés histórico-artístico como son: la Iglesia de Santa María de la Asunción, situada en la céntrica plaza de El Calvario, que se levantó a principios del siglo XIV sobre lo que fue una antigua mezquita y que muestra elementos de estilo mudéjar como el de un bello artesonado de madera con travesaños labrados; la Real Capilla de San Gregorio, en la plaza del mismo nombre, que también cuenta con elementos propios del estilo mudéjar y que fue mandada construir por los Reyes Católicos a finales del siglo XV; y la Presa de la Central Hidroeléctrica, que en su momento, en 1926, constituyó una obra de vanguardia porque fue la primera presa compuesta que se levantó en España. En esta zona, en la margen izquierda del río, también se encuentra un bello jardín con estanque realizado entre 1932 y 1933; y a los pies de la presa, un coto fluvial al que acuden numerosos aficionados a la pesca.

El viajero que quiera degustar los manjares más típicos de la gastronomíaalcalareña deberá probar el potaje de garbanzos pelaos, el salmorejo, la sopa de tomate, lomo en adobo, albures con tomate, torrijas y pestiños sevillanos.

En el capítulo de fiestas, además de su ya citada y famosa Semana Santa, Alcalá del Río cuenta con otras celebraciones de interés que se llevan a cabo en junio, julio y septiembre. Nos referimos a las ferias que se organizan en sus cuatro núcleos de población. La Feria de Alcalá del Río tiene lugar en septiembre, coincidiendo con la fiesta de su patrón, San Gregorio de Osset; la Feria de El Viar se celebra entre finales de junio y principios de julio; y las ferias de Esquivel y de San Ignacio del Viar se desarrollan también en el mes de julio.

El municipio de Alcalá del Río se encuentra a unos 14 kilómetros de la ciudad deSevilla, desde la que se puede llegar a través de la carretera comarcal C-431.