Blog Languages

Comarca de Guadalquivir-Doñana - Peñaflor

Peñaflor

por Shenai Martínez Fernández

El municipio de Peñaflor alcanzó su mayor esplendor durante la época romana. De este periodo se han encontrado restos de termas y acueductos, un muelle sobre el Guadalquivir y un alfar.

Aquellos que visiten esta localidad deben pasarse por la iglesia de San Pedro, construcción del siglo XVIII con bellos retablos neoclásicos y orfebrería de los siglos XVI, XVII y XVIII.

En el Convento de San Luís, del siglo XVIII, se conservan imágenes religiosas del siglo XVII al XIX. Este pueblo cuenta, además, con tres hermosas ermitas: la de Nuestra Señora de la Encarnación, barroca del siglo XVIII; la de los Santos Mártires; y la de Nuestra Señora de Villadiego, con una torre medieval de planta octogonal y piezas romanas en el atrio.

En la artesanía de Peñaflor la actividad principal es la elaboración del dulce artesano, pero también cabe destacar la pintura de cerámica. Hace años había personas dedicadas a la alfarería, la cestería y la espartería, pero es una tradición que se ha perdido.

La gastronomía de este pueblo nos presenta platos deliciosos como los alcauciles a la andaluza, las migas, la carne de cacería, el arroz y el conejo al ajillo.

El 14 de agosto comienzan las fiestas y romerías en honor a Nuestra Señora de Villadiego y ya en el mes de septiembre y con motivo de la celebración del día de la Virgen de la Encarnación, se organiza una velá popular durante tres días.

Peñaflor está situada a cerca de 81 kilómetros de la ciudad de Sevilla, desde donde podemos llegar por la carretera A-4 en dirección a Córdoba, cogiendo la salida 506. Una vez hayamos atravesado Lora del Río, continuaremos por la carretera A-439, que nos llevará a nuestro destino.