Blog Languages

Comarca Guadalquivir-Doñana - Alcolea del Río

Alcolea del Río, cuyo nombre deriva de una palabra árabe que significa el castillejo o pequeña fortaleza, parece que ya existió en tiempos de los fenicios, cuando se llamaba Canama. En la actualidad, con este último nombre se conoce al lugar situado en el paraje de La Mesa, un yacimiento arqueológico en el que se han encontrado numerosos restos de la época en que estas tierras estuvieron habitadas por la civilización romana.

En el término municipal de Alcolea del Río también se han descubierto otrosyacimientos arqueológicos como el de los Molinos de la Peña de la Sal, El Tejarillo, la Estacada y el Castillejo. El último parece corresponder a una pequeña fortaleza que jugó un importante papel en la conquista de Sevilla por parte de Fernando III el Santo.

El patrimonio histórico y artístico de este pueblo sevillano está compuesto también por edificios y construcciones de carácter religioso y civil. En el casco urbano están: la Capilla del Cristo de la Veracruz que, conocida popularmente como el Cristo, se encuentra en la Plaza del Trabajo. Se trata de una construcción sencilla de una sola nave, levantada en el siglo XVIII. Y la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista se halla en la Plaza de España y fue edificada en la primera mitad del siglo XVI y reformada a finales del XVIII. De estilo gótico-mudéjar, cuenta en su interior con un bello retablo del XVIII y un altar neoclásico.

A las afueras del pueblo, los enclaves interesantes corresponden a los Molinos de la Aceña y la Ermita de Nuestra Señora del Rosario. El primero se trata de tres molinos de origen árabe que fueron reformados tras la reconquista cristiana. Dos eran harineros y el otro batán. Se encuentran en la margen derecha del río Guadalquivir. Por su parte, la ermita está situada en el paraje conocido como El Algarrobo, donde se celebra la tradicional Romería en honor de su virgen que antaño se llamaba Fiesta de la Rosa.

En el capítulo de artesanía, el viajero encontrará en Alcolea del Río trabajos de ebanistería, muebles cuyo diseño está influenciado por los estilos ingleses, franceses y españoles, además del tradicional de esta localidad.

Aquellos que quieran saborear los manjares más típicos de la gastronomía de los alcoleanos, deben probar platos como los garbanzos pelaos, la caldereta de carne, el salmorejo, las boronías, además de chacinas como chorizo y morcilla. Su aceite de oliva también tiene fama.

Y el que quiera vivir el carácter festivo de los alcoleanos, puede elegir entre su Feria y la Romería de la Virgen del Rosario. La feria tiene lugar a principios del mes de septiembre y se celebra con las tradicionales casetas y cacharritos. La romería a la ermita de la Virgen, que tiene su origen en el siglo XVII, suele ser el segundo fin de semana de mayo.

Alcolea del Río se encuentra a unos 50 kilómetros de la ciudad de Sevilla, desde la que se puede llegar tomando la A-4 en dirección a la localidad de Carmona. Una vez que atravesamos esta localidad, enlazamos con SE-112 para atravesar el municipio de Guadajoz y ya tomar la SE-129 que nos lleva directamente a nuestro destino.