Blog Languages

Valle del Guadalhorce- Pizarra

Palacio de los Condes de Puerto-Hermoso

Pizarra

Si queremos conocer con detalle este municipio, atravesado de norte a sur por el río Guadalhorce y con el Monte Hacho como lugar de mayor altura, no podremos conformarnos con recorrer su principal núcleo de población; también tendremos que visitar las pedanías de Zalea, de Cerralba y la de Hipólito.

La primera está situada a cinco kilómetros del núcleo principal y constituye un acceso a la Sierra de las Nieves. Su patrón es San Isidro Labrador, en honor del cual se celebra una romería junto al Arroyo de Casarabonela. En su granja de avestruces podremos comprar huevos decorados de esta ave. La pedanía de Cerralbo, que se encuentra a tres kilómetros de Pizarra, fue construida a finales de los sesenta y en ella podremos visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Rosa. Celebra su feria en el mes de junio. Por último, la barriada Hipólito, la más pequeña, se asienta en la fértil vega del Guadalhorce y dista tres kilómetros del núcleo principal del pueblo.

En Pizarra, el edificio más importante es la Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta, que fue levantada sobre una antigua iglesia mozárabe excavada en la roca y que cuenta una bella yesería barroca. Está considerada monumento de interés histórico artístico desde 1983.

Otras construcciones interesantes son: la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol que, levantada en el siglo XVII, cuenta con un artesonado y una pila bautismal de gran valor histórico; el Palacio del Conde de Puerto Hermoso, muy cerca de la citada iglesia, que fue levantado a principios del siglo XX siguiendo los cánones del estilo neomudéjar, sobre los cimientos de una casa solariega de finales del XV; y el Convento de las Hermana de la Cruz, una bella casa del siglo XVIII que ha sufrido diferentes remodelaciones a lo largo de su historia.

También merece una visita su Museo Municipal, que tiene sus raíces en el antiguo Museo Hollander, propiedad de un artista belga que se instaló en Pizarra en 1968. La sede actual es el Cortijo Casablanca, una construcción del siglo XIX que fue propiedad de los condes de Puerto Hermoso. Aquí podremos contemplar la colección de antigüedades del citado artista y diferentes útiles tradicionales como son los aperos de labranza.

Otros rincones interesantes en Pizarra son: la Torre del Borriquito, torre almenara de la época nazarí; el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, que corona el pico más alto de la Sierra de Gibralmora, conocida popularmente como la Sierra del Santo; y los diferentes yacimientos arqueológicos encontrados en el llamado Castillejo de Quintana y en el Hacho de Pizarra.

De los manjares que podemos degustar en este pueblo, los que forman parte de su gastronomía más tradicional son la sopa “aplasta”, la tortilla de patata, el majillo de espárragos, el gazpacho, el conejo, las empanadillas, los roscos de Cerralba y los rosquillos de pan de higo.

Las fiestas más destacadas del calendario festivo de los pizarreños son: la Real Feria de Pizarra, en honor a la Virgen de la Fuensanta, patrona del pueblo, en agosto; el Festival de Cante Flamenco, también en agosto; la Fiesta del Santo, el Día de Andalucía; la Fiesta de San Blas, también en febrero; y la Verbena de San Juan, en junio.

Pizarra se encuentra a 32 kilómetros de la ciudad de Málaga, desde la que se puede llegar a través de la carretera A-357 dirección Campillos, para enlazar con la MA-402 que nos conduce al pueblo. También se puede ir en tren, mediante una línea de cercanías.