Blog Languages

Valle del Guadalhorce - Alhaurín el Grande

Ermita de la Santa Veracruz

Alhaurín el Grande

Este moderno municipio malagueño, que se encuentra situado en el corazón del Valle del Guadalhorce, tiene mucho y bueno que ofrecer al viajero. Entre sus calles empinadas con casas encaladas y zócalos de alegres colores, se esconden numerosos rincones y edificios que nos hablan de rico y variado pasado y, desde su gran mirador, en la Cuesta de la Palma, nos brinda una buena panorámica de su bello valle.

En su conjunto, el monumento más importante es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, que fue construida a comienzos del siglo XVI donde antes había una fortaleza, y que alberga entre sus muros a la patrona del pueblo, la Virgen de Gracia.

En la Plaza de la Constitución, encontraremos otros dos edificios destacados del municipio, la Casa Consistorial, que antaño fue el Convento-Hospital de Santa Catalina; y el Palacio de Montellano.

Como testigos de su pasado árabe, conservan la Fortaleza de Fahala, el Arco del Cobertizo, la Torre Vigía de Urique y el Molino de los Corchos, que es uno de los pocos ejemplos de molino hidráulico tradicional que queda en la provincia de Málaga. Su pasado romano queda patente en el yacimiento arqueológico de la Fuente del Sol.

Otros enclaves dignos de visita son: la Ermita de la Santa Veracruz que, de estilo neogótico, es la sede de la cofradía conocida popularmente como “los verdes”; la Ermita de San Sebastián, que fue santuario musulmán y que hoy es sede de la otra cofradía del municipio, la de “los moraos”; la Ermita del Cristo de la Agonía, que data del siglo XVIII y que es muy venerada por los alhaurinos; la Fuente Lucena o de los doce caños; y el Molino de la Paca, donde podremos conocer tanto los métodos más tradicionales como los más modernos para la obtención del aceite de oliva. En este molino, que fue construido a finales del siglo XIX, también tendremos ocasión de degustar aceite de oliva virgen extra y comprar productos típicos de la zona.

.

Columnas romanas

Si queremos adquirir productos y artículos propios de la artesanía alhaurina tendremos que elegir aquellos que están elaborados con fibras vegetales como el esparto, la pita o la palma, así como los de forja artística y borbados.

En el capítulo de gastronomía, los manjares tradicionales de este municipio son numerosos: las allullas, las gachas cachorreñas, las migas, el gazpacho tanto de invierno como de verano, el mojete, las aceitunas, embutidos varios, las sopas de caldo por encima y las hervidas, las torrijas, los bollos y las tortas de aceite, la miel y el pan cateto, entre otras sabrosas viandas. Si desea reservar mesa en Alhaurín el Grande o alrededores visite nuestra guía de restaurantes.

Su calendario festivo está marcado por ocho eventos importantes: los carnavales, en febrero; la Semana Santa, con sus desfiles procesionales y la representación de pasajes bíblicos por parte de las dos cofradías del municipio: “los verdes” y “los moraos”; la Festividad de la Santa Cruz, a primeros de mayo; la Feria de Alhaurín el Grande, a finales mayo; el mismo mes también se celebra la Romería de Villafranco del Guadalhorce en el río Grande; la Festividad de Nuestro Padre Jesús de Nazareno, ocho días después del Corpus; la Feria y Fiestas de Villafranco del Guadalhorce, el primer fin de semana de julio; y la Festividad de Nuestra Señora de Gracia, su patrona, el 15 de agosto.

Alhaurín el Grande se encuentra a tan sólo 30 kilómetros de la ciudad deMálaga, desde la que se puede llegar a través de la carretera N-340, enlazando con la A-366, que nos lleva al centro del pueblo.