Blog Languages

Comarca Subbética - Lucena

Lucena es famosa por sus fábricas de muebles

Lucena

por Marta Palomo Hermoso

Lucena es la segunda ciudad más importante tras la capital de Córdoba y según cuenta la leyenda Cervantes escribió El Quijote a la luz de un velón de esta localidad; una pieza de cobre o latón labrada artesanalmente que aún podemos adquirir en una visita a la villa.

No se han encontrado suficientes restos arqueológicos que den fe de la existencia de una ciudad anterior, pero conserva uno de los yacimientos del Paleolítico más importantes de toda Europa, es la Cueva del Ángel. En la sierra de Aras, declarada a su vez, monumento natural. Es el lugar donde se alza el santuario de la Virgen de Araceli, patrona de la localidad.

Muchos y de gran valor son los monumentos destacados que se pueden conocer al recorrer las calles de Lucena. En el capítulo de templos religiosos son destacables la parroquia de Santo Domingo, la iglesia de San Martín y la iglesia de San Juan Bautista, con un hospital ahora dedicado a una residencia de ancianos.

Importante también es el Castillo del Moral, se trata de un edificio del siglo XI declarado Monumento Histórico Nacional y en cuya torre principal, se cuenta que estuvo preso Boabdil.

Este es un destino ideal para los amantes de la cultura y de la naturaleza ya que en su entorno se puede disfrutar de varios enclaves únicos que forman parte de las Zonas Húmedas del Sur de Córdoba. Son lagunas consideradas Reservas Naturales y donde admirar la rica fauna y flora: la laguna Amarga, la Dulce, la de los Jarales y el Paraje del embalse de Malpasillo.

En su artesanía, además de los famosos velones hay otros productos de tradición centenaria. Como la alfarería y los muebles; aunque son los realizados en latón y cobre los que gozan de más importancia. Aunque no siempre es una actividad artesanal, Lucena es conocida por sus fábricas de muebles.

De su gastronomía hay varios platos recomendables: el potaje de castañas, la ensalada de coliflor y de postre, los pestiños.

Las fiestas Aracelitanas son las importantes de su calendario de festividades, en honor a la patrona y a la que acuden personas de toda Andalucía.

Unos 70 kilómetros separan esta localidad de la capital y para llegar tomaremos la A-45 dirección Puente Genil y después la A-318.