Blog Languages

Ciudad de Sevilla - Itálica

Los bellos mosaicos de Itálica
Itálica

La villa romana de Itálica es uno de los asentamientos romanos más antiguos de la península, ya que se fundó en el año 206 a. C. En ella nacieron tres emperadores romanos entre los que se encuentran Trajano y Adriano. El nombre del barrio de Triana responde a un homenaje al emperador Trajano.

La ciudad de Itálica se funda tras las II Guerras Púnicas, la colonia original se encuentra debajo del actual pueblo de Santiponce. Las primeras familias que componían dicha colonia dieron lugar a la clase aristocrática, de la que salieron en el siglo II los emperadores Trajano y, su hijo adoptivo, Adriano.

Emperador
Estatua del emperador romano

Gracias al nacimiento de estos emperadores, la ciudad adquirió gran importancia militar y se vio favorecida con donaciones, reconstrucciones, murallas, edificios públicos y un nuevo territorio situado en la zona norte que recibió el nombre de Nueva Ciudad (Nova Urbs), mandada construir por Adriano.

Durante los siglos II y III d. C., la ciudad vive una segunda fase de apogeo que poco a poco va dando paso a un declive que culmina con el total abandono de la misma.

Lamentablemente, en la Edad Media, las piedras de Itálica se utilizaron para construir edificios en Sevilla, lo que supuso un gran deterioro. A pesar de esto, el anfiteatro logró sobrevivir, aunque hoy en día no se conserve en muy buen estado.

En la época romana, este anfiteatro tenía capacidad para unas 20.000 o 25.000 personas y las gradas se dividían en tres partes de modo que el público se colocaba en ellas teniendo en cuenta su clase social.

Anfiteatro
Restos del anfiteatro romano

De la Nova Urbs, denominada Colonia Aelia Augusta, se conserva parte del enlosado de las vías y los cimientos de los pilares que soportaban una especie de corredor cubierto que les servía para protegerse de la lluvia y del sol. Además, en el centro de la calzada todavía podemos ver el sistema de cloacas con el que contaba la ciudad.

En esta zona podemos admirar también los restos de las murallas que rodeaban la ciudad y de un edificio semipúblico, puede que una escuela, conocido como Collegium de la Exedra. De este edificio se conservan las termas, las letrinas, un gimnasio y varios mosaicos.

Las viviendas de Itálica eran casas unifamiliares muy espaciosas. En la actualidad, se conservan restos de la Casa de Neptuno, la Casa de los Pájaros, la Casa del Planetario, la Casa del Patio Rodio y la Casa de Hylas. En la Casa de Neptuno podemos ver las termas y algunos mosaicos; en la de los Pájaros, un horno, mosaicos, el jardín y un lararium (altar); en la del Planetario, un patio, hornos y mosaicos.

En el conjunto de Itálica había dos termas: las menores, situadas en la Vetus Urbs ( Ciudad Vieja), y las mayores, situadas en la Nova Urbs (Ciudad Nueva).

Mosaico de la Casa del Planetario
Mosaico en la Casa del Planetario

En el municipio de Santiponce se conserva un teatro que, tras la reconstrucción de sus gradas, se sigue utilizando. El teatro formaba parte de la ciudad vieja y se utilizó durante tres siglos. Su construcción se sufragó con donativos de personas influyentes de la colonia.

El horario de visita de Itálica cambia de la temporada de invierno a la de verano. Entre el 1 de abril y el 30 de septiembre se puede visitar de martes a sábado, de 8:30 a 20:30, y los domingos y festivos, de 9:00 a 15:00. Entre el 1 de octubre y el 31 de marzo, las visitas son de martes a sábados de 9:00 a 17:30 y los domingos y festivos de 10:00 a 16:00. Los días 24 y 31 de diciembre no se puede visitar.

Para llegar a Itálica desde Sevilla debemos tomar la carretera A-66 en dirección a Mérida para avanzar durante 9 kilómetros y girar a la izquierda para llegar a nuestro destino.