Blog Languages

Ciudad de Sevilla - Alcázar

La piscina de Mercurio
Alcázar

Es fácil llegar a pensar que estamos en un palacio morisco, ya que algunas de las salas o los patios parecen venidos de la propia Alhambra. En realidad muchos de ellos fueron construidos por artesanos moriscos para Pedro el Cruel de Castilla durante 1360, el cual, junto con su amante, María de Padilla, vivía y gobernaba desde el Alcázar. Pedro acometió una reconstrucción total del palacio. Para esta tarea empleó mano de obra venida de Granada y utilizó fragmentos de antiguos edificios moriscos de Sevilla, Córdoba y Valencia.

Este trabajo forma el núcleo de lo que es hoy el Alcázar y, a pesar de numerosas restauraciones que tuvieron lugar debido a incendios y terremotos, ofrece uno de los ejemplos de arquitectura mudéjar mejor conservados.

Monarcas de épocas posteriores, sin embargo, también dejaron su propia marca, en muchas ocasiones de manera excesiva - la más vulgar probablemente sean las cocinas que el General Franco mandó construir para uso propio durante sus visitas a Sevilla.