Blog Languages

Comarca La Campiña - Carmona

La torre de la iglesia de San Pedro recuerda a la giralda de Sevilla

Gracias a que, desde la antigüedad, fue uno de los principales enclaves de población del Bajo Guadalquivir, Carmona es hoy una de las ciudades más históricas, monumentales y bellas de la provincia de Sevilla. La situación privilegiada de sus tierras, desde las que se controlan las vías principales de comunicación del valle del Guadalquivir, explica el que éstas fueran habitadas desde tiempos prehistóricos. Primero vivieron aquí los hombres del Neolítico y después vendrías íberos, romanos, visigodos, árabes y, por último los cristianos. No extraña así que este municipio forme parte de diferentes rutas turísticas de carácter cultural: la Ruta Bética Romana, la Ruta Artealia, la de Washington Irving del Legado Andalusí y la Ruta de los Castillos por tierras andaluzas.

La forma más rápida y fácil de conocer la dilatada historia de Carmona es visitar el Museo de Historia situado en la Casa Palacio Marqués de las Torres de la calle San Ildefonso. Aquí se pueden ver restos arqueológicos de las civilizaciones y culturas que vivieron en sus tierras, entre los que destacan los de la época romana y el Vaso del Saltillo, de época de los tartesos.

.

Las naranjas dan color al municipio de Carmona

Para no perderse entre sus calles y plazas y visitar todos los lugares más destacados de Carmona, una buena medida es iniciar el recorrido por la ciudad en el Centro de Recepción Turística. A buen seguro que así, el viajero sacará el máximo partido a su visita.

En el conjunto de su abultado patrimonio histórico-artístico se encuentran tanto monumentos de carácter civil como religioso y militar. Entre los primeros está el conjunto de la Plaza de San Fernando, así como numerosas viviendas de estilo mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico. De las también numerosas iglesias que tiene Carmona destacan la de San Pedro, situada a las afueras del recinto amurallado, en el arrabal histórico de Carmona y con una torre semejante a la Giralda de Sevilla; la del Priorato de Santa María de la Asunción situada en la Plaza del Marqués de las Torres y de estilo gótico; la de San Felipe, de estilo mudéjar, y la del Salvador, de estilo barroco. Y entre las construcciones militares de interés histórico-artístico están el Alcázar de la Puerta de Sevilla, el Alcázar de Arriba, la Puerta de Marchena y el Alcázar del Rey Don Pedro, hoy convertido en Parador de Turismo.

Mención a parte merece la Necrópolis romana, una de las más importantes de España, que se encuentra a las afueras del recinto amurallado y en las inmediaciones de la calzada que comunicaba Carmona con Sevilla, cuando estos núcleos de población se llamaban Carmo e Hispalis, respectivamente.

El viajero interesado en conocer la artesanía típica de Carmona se topará con bellos objetos de cerámica, muebles inspirados en el estilo inglés, francés y español; así como trabajos de forja con diseños tanto tradicionales como más modernos.

Aquellos que quieran degustar los manjares más sabrosos de la gastronomía de este municipio, tendrán que probar sus famosos dulces de las monjas como la torta inglesa, las torrijas, las tortas de almendra, las castañas con canela y los polvorones; además de los típicos platos de la cocina andaluza.

.

Uno de los alcázares que los musulmanes dejaron como legado en Carmona

De su calendario festivo destaca su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional, sus Carnavales, la Feria, que tiene lugar la tercera semana de mayo; y las romerías de la Virgen de Gracia y de San Mateo, que se celebran ambas en el mes de septiembre.

El municipio de Carmona se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad deSevilla, desde la que podemos llegar tomando la salida 506 de la A-4, para enlazar con la A-457, que nos lleva directamente a nuestro destino.