Blog Languages

Comarca de Serranía de Ronda - Cartajima

Gastronomía tradicional de los cartajimeños, la cocina de castañas

Podríamos considerarlo la atalaya de la Serranía de Ronda, ya que, a 846 metros de altitud, es el pueblo situado a mayor altura en el conjunto de todos los que componen su comarca. Esta ubicación lo convierte en lugar ideal para obtener unas amplias y bellas panorámicas de la zona, un enclave perfecto para disfrutar, con un solo golpe de vista, del maravilloso entorno natural que rodea a Cartajima.

Al norte, la Sierra del Oreganal ofrece un paisaje desnudo de caliza blanca, con lugares tan sorprendentes como el llamado Los Riscos de Cartajima, una zona kárstica con numerosas cuevas como las de Carrión, Charcón Bajo, la de Ronda, la de la Hora o la de Umbría, entre otras muchas; así como las simas de Canailla Lobo, la del Cepo y la del Veleño. Al sur, el horizonte se torno en bosques de castaños, encinas y alcornocales característicos del Valle del Genal.

En el conjunto de su casco urbano, con típica traza de calles estrechas y empinadas, el edificio más sobresaliente es la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, que fue construida a principios del siglo XVI y sufrió diferentes reformas con posterioridad. Su entrada es una sencilla portada barroca a la que se accede a través de una escalinata. En su interior, podremos ver algunas obras escultóricas de los siglos XVII y XVIII, como la imagen de la virgen que da nombre al templo.

Fuera del núcleo de población, otros lugares interesantes, además de los mencionados ya líneas más arriba, son los diferentes yacimientos arqueológicos que se encuentran en su término municipal. Entre estos están los restos del castillo medieval, dos poblados de la misma época llamados Cartabón y Casapalma, las termas romanas de Cañada de Harife y la necrópolis también romana del Cortijo del Ratón.

Pueblo Blanco de Cartajima

Pueblo Blanco de Cartajima

En el siglo XIX, cuando el pueblo vivió un fuerte desarrollo económico gracias al cultivo de la vid y a la explotación de yacimientos de hierro, Cartajima contó con una fábrica de cañones y de ahí que se le conociera como “Cádiz Chico”.

El visitante que quiera degustar la gastronomía tradicional de los cartajimeños debe probar la llamada Olla, las sopas refritas, las de pan con espárragos, gazpacho, conejo guisado, setas fritas, la cocina de castañas y los roscos de horno. Todo ello se podrá regar con el mosto típico de la zona.

De su calendario festivo, las fechas señaladas son el mes de agosto, cuando se celebran las Fiestas Patronales en honor a la Virgen del Rosario; el mes de octubre, con la procesión de la Virgen del Rosario y verbena nocturna; noviembre, con los tostones de castañas el Día de Todos los Santos; y mayo, con la Romería del Niño Jesús. Además, en Semana Santa, se lleva a cabo una de las fiestas más tradicionales del pueblo, la llamada “Las Cortesías” del Sábado Santo y Domingo de Resurrección.

Cartajima se encuentra a 108 kilómetros de la ciudad de Málaga y a 17 deRonda. La carretera que nos lleva al pueblo es la MA-525, a la que se accede desde la A-376 en dirección a Ronda, si venimos desde San Pedro de Alcántara.