Blog Languages

Estepona - Monumentos

El Velerín, torre vigía levantada para defenderse del ataque de los piratas

Monumentos

por Shenai Martínez Fernández

Estepona cuenta con lugares de interesés conservados desde tiempos prehistóricos. Así, en el paraje de Castillejos, junto al Parque de Pedregales, se pueden ver los restos de una fortificación de este período, reconstruida por los musulmanes.

De la época de dominio musulmán se conservan el Castillo del Nicio y la Torre del Reloj. El Castillo del Nicio son las ruinas de una fortaleza del siglo IX situada en la parte alta de El Padrón. Actualmente se conservan las murallas y varias torres. La Torre del Reloj, en el casco histórico, corresponde al antiguo alminar de una mezquita que pasó a ser iglesia tras la toma de la villa por los castellanos. La torre se convirtió en campanario y en el siglo XVIII se le añade la cúpula de estilo neoclásico, decorada con guirnaldas, volutas y bucráneos.

La Torre del Reloj

Tras la conquista castellana, el pueblo de Estepona se vio atacado por los piratas que impedían la repoblación al capturar a los habitantes para venderlos como esclavos. Desde las  torres vigía se avisaba del inminente ataque. Estas torres son la de Guadalmansa, del siglo X, la de Baños, del siglo XIV, y las de Arroyo Vaquero,  Saladillo, Saladavieja, Padrón y Velerín, del siglo XVI.

El Castillo de San Luis es una fortaleza que mandó construir la reina Isabel La Católica en el siglo XVI para reforzar las murallas de la villa y facilitar su repoblación. Hoy en día sólo se conservan las ruinas.

Iglesia Ntra. Sra. de los Remedios

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Remedios situada en la plaza de San Francisco, se construyó en el siglo XVIII. En la portada se observa una mezcla curiosa de rasgos estilísticos rococó con otros que parecen proceder de la arquitectura colonial de la América hispana.

Otros monumentos interesantes son el Palacio de los marqueses de Mondéjar, levantado en el siglo XVIII; la ermita del Calvario y el Faro de Estepona, del siglo XIX; y la Plaza de Toros, construida en el siglo XX por el arquitecto Juan de Mora Urbano y con un diseño asimétrico que la convierte en una plaza única en el mundo.

Como lugar de interés hay que mencionar la calle Real y el paseo marítimo, que transcurren de forma paralela a lo largo del municipio y en el que se encuentran multitud de tiendas y terrazas.