Blog Languages

Placas Solares

Las placas solares nos permiten calentar el agua de las piscinas
Placas Solares

Aprovechar la energía inagotable y limpia que genera el sol es posible y muy aconsejable en zonas como Andalucía, donde el astro rey brilla durante tantas y tantas horas a lo largo de todo el año. El ahorro económico a largo plazo que supone utilizar esta alternativa es, para muchos, el único factor a tener en cuenta; pero también los hay que se decantan por esta fuente de energía pensando además en las ventajas que supone para la conservación del medio ambiente. Este último hecho es el que está llevando a muchas administraciones públicas a subvencionar a empresas constructoras y particulares parte de la inversión que conlleva instalar el sistema de placas solares en los inmuebles.

Combinación de tradición y modernidad © Michelle Chaplow
Combinación de tradición y modernidad

Existen en el mercado distintos tipos de placas solares, las más demandadas son las fotovoltaicas, que son capaces de generar electricidad. Las llamadas térmicas permiten obtener agua caliente de uso doméstico, calentar piscinas y hacer funcionar sistemas de calefacción. Los equipos térmicos de última generación son una clara alternativa al uso de energías más costosas y contaminantes como el butano, el gas natural o el gasóleo. Algunos estudios señalan que se dejarían de emitir más de 8.000 toneladas de anhídrido carbónico (el temido CO2) al año por cada 5.000 hogares que utilizaran energía solar.

El uso de las placas solares es muy interesante en aquellos lugares que, por su ubicación geográfica, no tienen acceso a la red eléctrica o a otros suministros de energía convencional.