Blog Languages

Comarca La Vía de la Plata - Aznalcóllar

Aznalcóllar

por Paz Rosado

Aznalcóllar, que en la antigüedad se llamó Itucci, ya fue un núcleo de población importante en tiempos de los romanos, cuando se explotaban las minas de pirita existentes en sus tierras. Después serían los árabes los que ocuparían la plaza, como queda demostrado por los restos de una antigua fortificación de la época que aún se conservan en la zona alta del municipio, a espaldas de su cementerio.

Para contemplar los edificios más representativos de Aznalcóllar, el viajero deberá pasar por la Plaza del Alamillo, en uno de los barrios más antiguos del municipio, donde se encuentra la Capilla de la Cruz de Abajo; en su interior podrá ver una imagen de Santa Elena del siglo XVIII. En la Plazoleta de la Cruz de Arriba podrá visitar la Capilla de la Cruz de Arriba, inaugurada a finales del siglo XIX por el cardenal Spínola. Para ver la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación, de finales del XVIII, tendrá que ir a la Plaza Fuente Clara. Y para observar de cerca el Molino del Viento, también llamado Torre del Viento, tendrá que subir a la parte más alta del pueblo. Otro de los enclaves interesantes desde el punto de vista arquitectónico es la Capilla o Zawiya del cementerio, considerada el presbiterio de una antigua iglesia gótico-mudéjar del siglo XIV.

Los amantes de la naturaleza tendrán que desplazarse al Pantano de Aznalcóllar y a enclaves de su sierra como El Madroñalejo y El Palmar. Y aquellos que quieran practicar deportes como el senderismo, podrán elegir caminos como la Ruta de la Romería, de 15 kilómetros, que discurre por la campiña sur del municipio; y la Ruta de los Pinos, de 14 kilómetros, por la sierra.

Para degustar los manjares más típicos de la gastronomía de Aznalcóllar, el viajero tendrá que probar dulces como los pestiños, las garrapiñadas, las torrijas o el piñonate; platos como el cocido de calabaza, el puchero colorao o las papas en paseo, así como otros elaborados con verduras como las tagarninas o los espárragos, y con piezas de caza como las perdices, el venado o el jabalí, entre otros.

Si de lo que se trata es de vivir el carácter festivo de este pueblo, habrá que acudir a él para las Fiestas Patronales, que tienen lugar la primera semana de septiembre y que incluye actividades tan atractivas como el toro de fuego; para las Fiestas de la Cruz de Arriba, en junio; y para las Fiestas de la Cruz de Abajo, en agosto.

El municipio de Aznalcóllar se encuentra a unos 35 kilómetros de la ciudad de Sevilla, desde la que se puede llegar tomando la salida 795 de la A-66, para continuar por la A-477 en dirección al municipio de Gerena.