Blog Languages

Comarca Vega del Guadalquivir - Almodóvar del Río

Almodóvar del Río

Almodóvar del Río

por Marta Palomo Hermoso y Shenai Martínez Fernández

Vigila la población de Almodóvar del Río su majestuoso castillo de origen musulmán. Una impresionante fortaleza ubicada en un cerro de 252 metros de altura.

Es uno de los ejemplos más claros de las huellas del paso del tiempo por esta villa. Aunque han aparecido restos de yacimientos arqueológicos desde el Paleolítico; los más abundantes los veremos por las laderas del castillo, restos de cerámica y otros vestigios fechados en la época romana.

Pero antes de subir hasta el castillo merece la pena conocer el casco urbano de esta localidad que, como muchas otras de esta zona, sufrió los efectos devastadores de la guerra civil en su patrimonio cultural. Al adentrarnos en el pueblo, podremos pasear por sus calles con casas blancas, situadas de forma irregular.

.
El Castillo de Almodóvar del Río

Dentro del casco urbano, el monumento más destacado es la iglesia Parroquial de la Inmaculada, de los pocos edificios que sobrevivieron a la guerra civil. Se construyó en el siglo XVIII en estilo barroco y se muestra como un templo flanqueado por cuatro campanarios y con un retablo de Alonso Cano que merece la pena visitar.

Destaca también la ermita de San Sebastián, edificación barrcoca del siglo XVIII hoy dedicada a la patrona de Almodóvar del Río: Nuestra Señora del Rosario. Dentro del patrimonio arquitectónico cabe también mencionar la Capilla de Nuestra Señora de Gracia.

Como ya avanzamos, no pasa desapercibido al visitante el Castillo de Almodóvar del Río; construido en el siglo VIII, en la época musulmana, sobre viejas edificaciones íberas y romanas. Posteriormente fue reformado en el siglo XIV por Enrique II y presenta un gran estado de conservación. Tras alguna que otra reforma, su estado actual muestra un estilo gótico-mudéjar. Impresionan sus torres, sobre todo la del Homenaje y de la Escuela; un recinto rodeado de una muralla de almenas en cuyo interior se pueden contemplar aljibes, pasadizos y grandes escaleras.

.
Bonitas vistas al río y al campo

Desde esta fortaleza militar hay unas maravillosas vistas panorámicas de toda la zona de la vega del Guadalquivir y del mismo pueblo.

Almodóvar del Río es uno de los municipios de la comarca que forman parte del Parque Natural de Hornachuelos. No en vano, se encuentra situado entre la Vega del Guadalquivir y la sierra perteneciente a dicho parque natural. Esta magnífica situación le valió para obtener, en época de dominio musulmán, el papel de puesto de control del Guadalquivir y del camino de Córdoba a Sevilla.

Por los alrededores del Parque Natural se puede practicar también la caza mayor y menor y es un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

.
Mosaico que podemos ver en la fortaleza

En relación a su artesanía, este municipio se caracteriza por la realización de guarnicionería de silla, con creaciones de monturas y zahones.

Y en su gastronomía destacan los platos elaborados con carne derivada de la caza, como pueden ser los guisos de codornices y conejos, así como el gazpacho, el salmorejo, la cazuela de habas, el perol de migas cortijeras, las albóndigas en caldo de jamón, el guiso de cardos y los espárragos. Entre los dulces destacan las sultanitas de coco y los roscos de vino.

Las fiestas más importantes de la villa se celebran el primer fin de semana de octubre, en honor a la Virgen del Rosario. Con este motivo se celebra la feria en el recinto ferial.

Pero los momentos festivos de Almodóvar del Río comienzan meses antes, siendo el mes de mayo el más destacado. Entre los días 1 y 3 se celebran lasCruces de Mayo, en las que se decoran las cruces, se visitan y se organizan fiestas, concursos, grandes verbenas y actos culturales y musicales.

El segundo domingo de mayo tiene lugar la Romería de la Virgen de Fátima. Se organiza una fiesta rociera, una ofrenda a la Virgen, concursos y un gran perol.

.
Ventana decorada con flores

Por último, entre los días 20 y 25 de mayo se celebra la fiesta de los patios. Los vecinos adornan los patios y las puertas de las casas con flores y hacen recorridos para admirar las de los demás.

Hay unos 26 kilómetros entre esta localidad y la capital de Córdoba. Para llegar tomaremos la A-431 dirección Palma del Río; después por la carretera de la Estación encontraremos nuestro destino.