Blog Languages

Arquitectura - Árabe

La alhambra

Árabe

La arquitectura árabe o hispanomusulmana es la que se desarrolló en la España musulmana entre los siglos VIII y XV como fusión del arte romano-visigodo encontrado por los musulmanes y el propio concepto que ellos tienen del arte. Las circunstancias cambiantes a lo largo de estos siglos supone el nacimiento de estilos diferentes y que son conocidos comúnmente como: califal, taifa, almorávide, almohade y nazarí.

La Mezquita de Córdoba constituye uno de los ejemplos arquitectónicos de estilo califal más importantes en Andalucía. Construida sobre el solar de la basílica visigoda de San Vicente, es reflejo artístico del poder de uno de los estados políticos más importantes de occidente en los siglos IX y X: el Emirato y Califato de Córdoba.
También la Ciudad-Palacio de Medina Azahara, a 7 Km. de Córdoba, es un importante ejemplo de lo que dio de sí el estilo califal en cuanto a arquitectura hispanomusulmana se refiere. Fue construida entre los años 936 y 976 para ser la capital del Califato de Córdoba de Abderramán III, residencia real y sede del gobierno.

Tras la abolición del califato cordobés en 1031, surgen los llamados reinos de taifas y con ellos, el estilo artístico hispanomusulmán conocido con el mismo nombre. De la arquitectura de esta época, lo más destacado en Andalucía es el edificio de los baños árabes de Granada, también conocidos como los Bañuelos.

Con la llegada de los almorávides y almohades, surgen nuevos cambios en el estilo arquitectónico de las construcciones que se levantan en territorio andaluz durante los siglos XI y XII. El pilar sustituye a la columna, adoptan el arco de herradura y lobulado y le añaden arcos de herradura apuntados y arcos polilobulados, emplean sillarejo o mampostería entre hileras de ladrillos, bóvedas de mocárabes y artesonados de lazo y armaduras de par y nudillo.

Entre los edificios más destacados de esta época, la Giralda, la Torre del Oro y el Patio de Yeso del Alcázar, todos en Sevilla capital.

Por último, la arquitectura de estilo nazarí tiene su ejemplo más destacado en la Alhambra y el Genaralife de Granada, uno de los conjuntos monumentales más visitados no sólo de Andalucía, sino también de España.