Blog Languages

Albertucho, Capitán Cobarde

Albertucho, Capitán Cobarde

Entrevista a Albertucho, Capitán Cobarde

por Paz Rosado

El sevillano Albertucho, Capitán Cobarde, se prepara para hacer realidad su nuevo sueño: conquistar con su música las Américas. Será en septiembre y en Colombia como punto de partida. Antes actuará con su banda en el XVI Festival Internacional de Música Territorios Sevilla, además de en Cáceres y Barcelona.

AC.-¿Cómo y cuándo descubriste que te querías dedicar a esto de la música?

Capitán Cobarde- Me crié en un ambiente de músicos, en un local de ensayo que tenían mis tíos en mi barrio, Bellavista, y siempre me gustó la música y desde muy chico escribía canciones con la guitarra. Ha sido algo muy natural.

AC.- ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Capitán Cobarde- La satisfacción de hacer canciones, de poder crear música, contar historias. Es lo más bonito. Y también es muy bonito cantarle a la gente en directo. Aunque lo que a mí más me gusta es el hecho de ponerme a escribir y de sentirme bien conmigo mismo porque hago lo que me gusta.

AC.- El proceso creativo, ¿no?

Capitán Cobarde- Sí, es lo que a mí más me pone las pilas, lo que más satisfacción me produce.

AC.-¿Lo que menos te gusta de tu profesión?

Capitán Cobarde-¡Como a todo el mundo: las horas de furgoneta que nos peamos! Horas y meses. Yo (risas) puedo llevar diez años metido en una furgoneta por España. Y es lo más cansado. Y llegar a los sitios, probar corriendo… Pero luego la gente te lo agradece. Y es muy bonito también, pero muy pesado.

 

Albertucho

Alegría es el título del último disco de Albertucho. Capitán Cobarde.

 

AC.-¿En qué te inspiras para componer tus canciones?

Capitán Cobarde- Siempre tenemos algo que nos pasa por la cabeza. Nada en concreto. Simplemente te levantas un día pensando en algo, o ves en la tele una noticia que te llama la atención, o simplemente hablas de cosas más superficiales como el amor (risas). Es lo que me sale en el momento. Me gusta inventarme historias. Y siempre que uno crea, habla mucho de sí mismo, desgraciadamente.

AC.-¿Has vivido épocas en las que la inspiración te ha faltado?

Capitán Cobarde-Sí, siempre hay momentos en los que te pones delante del papel y o lo que te sale no te gusta o no te termina de salir algo coherente y bonito… Y, bueno, pues dices: a otra cosa. Son momentos depresivos pero al final, con trabajo las cosas salen. Es un 5% de inspiración y lo demás es trabajo. Yo no creo en ninguna musa que venga y te toque con una varita. Hay que currar mucho y, sobre todo, tenerle mucho respeto a la música y ser muy melómano para que no se te quiten esas ganas de seguir componiendo.

AC.- ¿Sigues algún tipo de ritual o rutina para componer?

Capitán Cobarde- Me gusta coger la guitarra, escribir y con el ordenador empiezo a grabar pistas de guitarra, de una mandolina… Y voy haciendo un puzle. Hacer una canción es como hacer un botijo: lo vas moldeando, lo vas pintando, lo vas dejando bonito. Pero sin ese rollo de poner velas como si esto fuera algo místico.

AC.- ¿Cómo surgió la decisión de cambiar tu nombre artístico de Albertucho a Capitán Cobarde? ¿Por qué, para qué ese cambio?

Capitán Cobarde- El primer motivo es porque no me gusta mi primer nombre artístico. Yo empecé con esto con 17 años, era muy chico, y no piensas en nombre artístico, sólo pensé en cómo me decían mis amigos. Y, después, al ir conociendo la música, querer hacerme mi personaje (a mí me gusta mucho Tom Waits), llevar al escenario a un personaje que te da mucha más facilidad para interpretar…Me quería hacer mi personaje, desvincularme un poco de los primeros años en los que he estado muy pegado al punk, al rock urbano, y ahora ya no hago eso. A mí me gusta el folk, el new folk americano y británico, la música de autor, Tom Waits, Leonard Cohen, Bob Dylan, los Mumford and soon... El cambio de nombre es el resultado de esa transición del chaval al que le gusta el rock, el punky, a escuchar muchas más cosas, a abrir la mente… Y mis dos últimos discos no tienen nada que ver con los anteriores. Y por eso ese cambio de Albertucho a Capitán Cobarde, que me gusta mucho más y que define mucho mejor lo que ahora soy.

 

Albertucho

Albertucho ahora también se llama Capitán Cobarde.

AC.- ¿Qué quieres transmitir con este nuevo nombre?

Capitán Cobarde- Es un personaje por una canción que me creé: ‘Capitán cobarde’, que es una especie de pirata cobardica maleducado, pero con ideales. Es muy deslenguado, pero tiene principios, tiene ideales y lucha por ellos. Es un personaje a lo Woody Allen, cagón, cobardica, pero buena persona.

AC.- Cuéntanos cuál es el mejor consejo que te han dado en la vida y quién te lo ha dado.

 

Capitán Cobarde- Uno de los mejores consejos que me han dado, me lo dio Pedro Salina la última vez que toqué en Madrid en un acústico. Yo me puse muy nervioso y eso hace que actúes de manera extraña. Y con lo que me quedé de lo que me dijo Pedro al verme así es que al escenario hay que subirse con mucho respeto, con respeto a todo: a la gente que ha entrado, a la música que tú haces, a ti mismo. Y eso cambia todo, porque yo siempre me subía al escenario muy eufórico y muy nervioso. Sigo haciéndolo así, pero ahora con ese sentido del respeto de lo que para mí supone subirme a un escenario, que hasta entonces ni siquiera me había parado a pensarlo.

AC.- De tus sueños cumplidos, el más importante es…

Capitán Cobarde.- A parte de que me dedico a lo que me gusta desde que tenía 17 años, es el haber tocado con Bob Dylan de telonero en Mérida. Para mí ha sido de lo más grande que me ha sucedido y de lo que creo me sucederá en mi vida.

AC.- Un sueños importante por cumplir

Capitán Cobarde- Me voy a Colombia en septiembre a hacer las Américas. Estuve en México hace unos años, pero… entrar en un nuevo mercado es complicado. Y lo que yo quiero ahora mismo, mi sueño ahora es ir para allá, tirar para adelante con mi carrera, que me conozca allí la gente. España es pequeña, ahora quiero tirar para América, que hablan nuestro mismo idioma.

 

Albertucho

El músico sevillano empieza en septiembre la conquista de las Américas.

AC.- Lo más importante para ti en la vida es…

Capitán Cobarde- La tranquilidad, la falta de angustia, creo yo. Porque vivir con angustia es muy malo. El estar contento con lo que haces, contigo mismo… ejercer la verdad, ser auténtico.

AC.-Lo más importante que te ha enseñado la vida es…

Capitán Cobarde- Que hay que ejercer la verdad, el no ser hipócrita, el cariño a la gente, a tu gente, a las personas… Y, sobre todo, el no tener angustia dentro. El sentirte libre, vivo y el no tener remordimiento de conciencia.

AC.- En tu tiempo libre te gusta hacer…

Capitán Cobarde- Cocinar y juntarme con mi gente a comer; y la música, sobre todo la música, escuchar música, describir nuevos sonidos, nuevos grupos.

AC.- En la banda sonora de tu vida ¿cuál es la música que más suena?

Capitán Cobarde- Va por épocas, porque siempre descubres un disco en una época de tu vida y lo machacas. En estos últimos años han sido Tom Waits, Bob Dylan, King Charles, The avett brothers, Mumford and soon.

AC.- ¿Qué significa para ti ser andaluz?

Capitán Cobarde- ¡Ahí me tocas la fibra! Porque yo soy andaluz por los cuatro costados. Es una cosa que se lleva dentro, es un carácter, una manera de vivir… Y a mí me encanta. Me encanta mi acento, mi tierra… Y los andaluces es que también somos muy presumidos con lo nuestro, pero es que tenemos razón. Y para mí ser andaluz es ejercer como tal, hablar como hablo, sentir como siento, ser el carácter que me ha dado mi familia. Y supongo que el de Navarra te dirá lo mismo, ¿no? Yo estoy muy orgulloso de mi tierra y de mi gente. ¡Y de la música que se ha hecho en mi tierra! Ser andaluz también supone escuchar música como un andaluz y escuchar la música que se ha hecho en Andalucía. El rock en España ha entrado por Andalucía, por las bases americanas de Rota y Morón entraron los discos de rock y los grupos de rock.

 

Albertucho

Albertucho. Capitán Cobarde se siente muy orgulloso de su tierra y de su gente.

 

AC.-¿Hay algo que no te guste de Andalucía y los andaluces?

Capitán Cobarde- ¡Los señoritos! Que desgraciadamente siguen existiendo. No puedo con los señoritos derechones. Tampoco me gusta el clasismo. Hay que querer a tu tierra, pero también saber cuáles son sus “fallos”. Históricamente es lo que hay, tierra de latifundios y clasismo que sigue existiendo desgraciadamente. Por ejemplo, tú vas a cualquier feria de España y entras en todas partes, en la feria de Sevilla, no.

AC.- Una ciudad andaluza para vivir

Capitán Cobarde- Las tres ciudades que más me gustan para vivir: Granada, Sevilla y Cádiz.

AC.- Un lugar en Andalucía para descansar, recargar las pilas, salir de la rutina.

Capitán Cobarde- Históricamente voy todos los años a Bolonia, a Punta Paloma.