Blog Languages

Auriculoterapia

La auriculoterapia o auriculopuntura es una rama de la acupuntura que entiende que todo el cuerpo humano está reflejado en cada uno de los pabellones auriculares; la teoría de la reflexología aplicada al pabellón de las orejas. Por tanto, es una terapia que utiliza las orejas para diagnosticar y tratar diversas enfermedades. Los acupuntores suelen emplear este método terapéutico en tratamientos prolongados en los que es difícil portar agujas en el cuerpo y llevar a cabo las tareas cotidianas de una persona activa.

Con miles de años de antigüedad, ha sido practicada de forma empírica tanto en Oriente como en Occidente. El doctor Paul Nogier, de origen francés, fue uno de los que más contribuyó a divulgar esta técnica de la medicina tradicional china en Occidente, a mediados del siglo XX. Todo empezó al comprobar cómo algunos de sus pacientes se curaban de severos ataques de ciática con una sola sesión de auriculoterapia.

Muy eficaz en determinadas dolencias, de aplicación sencilla y con métodos de diagnóstico muy certeros, la auriculoterapia utiliza agujas, balines, tachuelas, semillas... para insertar en aquellos puntos del pabellón auricular más adecuados en función de la dolencia a tratar. Cuando existe un desequilibrio en alguna parte del organismo, si se presiona el punto reflejo en la oreja, éste responderá con un dolor agudo que confirma la alteración energética del órgano en cuestión. Existen entre 200 y 300 puntos útiles para la práctica de esta terapia.

Si trasladamos la imagen de un bebé a punto de nacer al pabellón auricular, podemos localizar las diferentes partes del cuerpo según la auriculoterapia. Así, en el lóbulo o parte inferior de la oreja se encuentran, según esta terapia, los puntos relacionados con la cabeza; en la mitad superior del pabellón se localizan los puntos de las extremidades superiores e inferiores; y los puntos reflejos de los órganos internos están en la parte más interna de la oreja.

Un buen terapeuta puede ayudar a combatir problemas del aparato respiratorio, del cardiocirculatorio, digestivo, urinario, genital femenino y masculino, sistema nervioso, trastornos de la piel, alteraciones del metabolismo,…

Los tratamientos de auriculoterapia están contraindicados para mujeres embarazadas, pacientes fatigados o con hambre, pacientes graves o en casos serios de anemia y en casos de excoriaciones, inflamaciones u otras lesiones de la oreja.