Blog Languages

Acupuntura

De las palabras latinas acus, que significa aguja, y pungue, penetrar, deriva el nombre de acupuntura. Una de las técnicas de la medicina tradicional china más conocidas y que cuenta con miles de años de antigüedad. La inserción de diferentes tipos de agujas en puntos estratégicos de la piel del cuerpo humano, que permiten reestablecer el equilibro del sistema energético vital y, por tanto, aliviar y curar ciertos dolores y enfermedades.

Las agujas empleadas en la acupuntura son de diferentes formas y tamaños, así como de materiales diversos. Las que más se utilizan son de acero, aunque también las hay de metales preciosos como el oro o la plata. A las de oro se les atribuyen efectos estimulantes y a las de plata, sedantes. En tiempos remotos, las agujas fueron de piedra o madera.

En cualquier caso, más importante que el material del que estén hechas es la experiencia y habilidad del acupuntor que las utiliza. Colocarlas de manera incorrecta puede causar en el paciente más dolor de la cuenta e incluso efectos negativos sobre el resultado terapéutico.

Está científicamente probado que la colocación de agujas en las zonas del cuerpo que constituyen los puntos de acupuntura, elevan los niveles de endorfinas y modula los niveles de serotonina. De ahí su capacidad para mitigar dolores crónicos y para aliviar depresiones y estados de melancolía.

Su poder terapéutico está demostrado en el tratamiento de migrañas, neuralgias del trigémino, dolores músculo esqueléticos, náuseas y vómitos, alteraciones gastrointestinales, patologías respiratorias como el asma, el estrés.

Si tenemos en cuenta que la medicina tradicional china es, ante todo, una medicina preventiva, comprenderemos mejor que la acupuntura juega un papel muy importante en la prevención de dolores y enfermedades, porque nos ayuda a mejorar la respuesta de nuestro sistema inmunológico. Hubo un tiempo en que los médicos chinos cobraban a sus clientes mientras estos estaban sanos y cuando enfermaban, eran ellos los que pagaban al paciente y corrían con los gastos de sus atenciones médicas.