Blog Languages

Comarca de Sierra de las Nieves - Casarabonela

Chimenea Industrial del Siglo XIX

Cuando recorres sus calles de traza árabe y cristiana, te das cuenta del protagonismo que el agua tiene en este municipio. En un agradable paseo, te vas topando con numerosos y diferentes caños y fuentes, que están bellamente adornados con azulejos que representan momentos de la historia del pueblo, sus usos y sus costumbres. Así que no nos extrañará saber que hay quien ha definido a Casarabonela como “el manantial de los sultanes”.

Otro de los elementos que nos llamarán la atención en este recorrido por el pueblo es el abundante número de hornacinas que se encuentran repartidas por sus calles y que antaño servían para diferenciar las moriscas de las cristianas. En total, se han inventariado 45.

En el conjunto del pueblo, existen otros muchos lugares de interés, como el castillo árabe que data del siglo IX y está declarado Bien de Interés Cultural. De la antigua fortaleza sólo quedan algunos restos, pero merece la pena visitarlo porque desde él obtendremos una buena panorámica del Valle del Guadalhorce, de la Hoya de Málaga y de parte del litoral. Además, a sus pies se encuentra el llamado Jardín Islámico, una bella recreación de lo que fueron los jardines de Al-andalus.

.

Fuente Omate situada en la Plaza Casarabonela

Junto al castillo, en la parte más alta del pueblo, está la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, un templo levantado en el siglo XVI y que alberga un Museo de Arte Sacro con una importante colección de orfebrería en plata realizada entre el siglo XVII y nuestros días. También en la parte alta del pueblo se encuentra otro edificio de interés: la Ermita del Calvario. Es una pequeña y humilde capilla rematada con una cruz de hierro, desde la que se contempla gran parte del valle del Guadalhorce.

En la parte baja del casco urbano, en el llamado Barrio del Arrabal, considerado el barrio morisco del pueblo, descubriremos otro de los edificios singulares de Casarabonela: la Ermita de la Veracruz. Del siglo XVIII, guarda la imagen de la Virgen de la Pastora, también conocida como Virgen de los Rondeles.

Otros rincones que atraparán nuestra atención son la Plaza de Buenavista, situada en el centro del pueblo, junto al Ayuntamiento; una torre chimenea del siglo XIX que formó parte de una especie de central eléctrica; y el Arco de la Fuente del Cristo, en una de las entradas del pueblo, que fue construido después de la Guerra Civil y que popularmente se le conoce como el Arco de la Fuente del Piojo.

.

Recogiendo agua desde la fuente del pueblo

Los amantes de la naturaleza también tienen sobrados motivos para visitar este municipio, ya que forma parte de la Reserva de la Biosfera Sierra de las Nieves y su Entorno, donde se encuentra uno de los parques naturales más bellos de la provincia malagueña: el Parque Natural de la Sierra de las Nieves. Su entorno montañoso cuenta con parajes tan atractivos como la Sierra Prieta, en cuyas faldas se asienta el municipio; la Sierra de Alcaparaín, con el Pico del Grajo, también llamado Pico Valdivia; y la Sierra de la Robla. Todo ello, junto a los Valles del Arroyo de Casarabonela y de las Cañas, constituye un entorno ideal para la práctica de actividades rurales y deportivas como el senderismo o el montañismo.

El viajero interesado en la artesanía más tradicional de los moriscos (gentilicio de los nacidos en Casarabonela), deberá preguntar por los trabajos realizados con fibras naturales como el esparto, la palma, la pita o la anea, así como por artículos de madera, cerámica y todos los propios de la talabartería.

Aquellos que quieran degustar los manjares más típicos de su gastronomíadeberán probar los guisos de espárragos, la olla de berza, el pipeo, la sopa hervida, el chivo en pepitoria, el conejo al ajillo, las aceitunas verdes, los roscos de vino y las tortas de aceite.

.

Imitación de Arco de entrada Árabe

Para disfrutar del carácter festivo más propio de este pueblo, el mejor momento es la noche del 12 de diciembre, cuando los vecinos procesionan a la Divina Pastora por sus calles y “los molineros” prenden fuego a capachos (rondeles) empapados en aceite. Este evento, que goza de gran popularidad, es conocido como la Fiesta de los Rondeles. La feria del pueblo, en honor al Apóstol Santiago, tiene lugar el último fin de semana de julio. También es muy conocida su representación de la Pasión, en Semana Santa; y las fiestas de las Cruces de Mayo.

Casarabonela se encuentra a 45 kilómetros de la ciudad de Málaga y la carretera que nos conduce al centro del pueblo es la MA-404.