Blog Languages

Comarca de la Axarquía - Salares

Salares

por Paz Rosado

En la Ruta Mudéjar de la Comarca de la Axarquía, Salares es uno de esos pueblos malagueños de marcada fisonomía árabe, con calles estrechas y empinadas, en la que el desnivel del terreno es muchas veces salvado con escalones; con casas de fachadas encaladas y también, en muchas ocasiones, adornadas con azulejos que representan los diferentes misterios del vía crucis.

Antes que los árabes, fenicios, griegos y romanos también poblaron estas tierras, como muestras diferentes restos hallados en la zona. Los más visibles son, además de los árabes, los romanos, quienes llamaron a este enclave Salaria Bastitanorum porque, según parece, existía un yacimiento de sal en los alrededores que era explotado por los bastitanos.

Las construcciones más interesantes de Salares, además de la propia distribución del pueblo, son: la Iglesia de Santa Ana, con su Alminar de estilo mudéjar, resto de la antigua mezquita, declarado Monumento Histórico Artístico Nacional; la Casa Torreón, a escasos metros de la iglesia; el Puente Romano, sobre el río Salares, aún en uso; y los restos de lo que fue la Fortaleza árabe de la villa.

.

 

Fuera del casco urbano, pero en el mismo término municipal, los amantes de la naturaleza podrán disfrutar con enclaves como la llamada Fuente Albarrá, manantial que en verano da agua muy fría y en invierno, caliente; el Cerro del Puerto; y abrigos naturales como la Cueva de las Siete Salas, en el llamado Monte Chico.

En el capítulo de la gastronomía, los salareños tienen un producto estrella único, la llamada uva rome, una uva negra de racimo apretado de la que se saca un vino excelente con un sabor muy peculiar. También es muy típico el rosco de naranja, los potajes de hinojos, las migas y las gachas de harina con tropezones.

Y si hablamos de fiestas, en Salares también es tradicional, al igual que en Sedella, la Fiesta de San Antón, en la que los caballos se engalanan para acompañar al santo en la procesión. En verano, el 26 de julio, día de Santa Ana, tiene lugar la Feria de Salares, con bailes populares, procesión y fuegos artificiales. Y los amantes de la Semana Santa no deben perderse el Domingo de Resurrección, con la procesión de la imagen de un niño Jesús que no aparenta más de dos años de edad, engalanada con cintas de colores y flores.

Situado a cerca de 600 metros sobre el nivel del mar, Salares se encuentra a 63 kilómetros de la ciudad de Málaga y a 39 de Vélez-Málaga.