Blog Languages

Comarca de El Altiplano - Orce

Orce

por Marta Palomo Hermoso

El municipio granadino de Orce es un destino especialmente interesante para los paleontólogos, arqueólogos y amantes de los monumentos tanto de carácter civil como religioso. Pero también es un lugar muy atractivo para aquellos que disfrutan contemplando entornos naturales de gran belleza y practicando deportes al aire libre.

En su término municipal se han localizado algunos de los yacimientos prehistóricos más importantes de Europa y que han servido para demostrar que aquí ya vivió el hombre hace más de un millón de años. Entre estos está el de Venta Micena, donde apareció el famoso fragmento craneal conocido como “Hombre de Orce”. El yacimiento se encuentra ubicado entorno a un lago, en un paisaje semidesértico, con grandes barrancos y llanuras. Otros yacimientos existentes en la zona y que también se pueden visitar con guía son el de Barranco del Paso, Barranco del León, Fuente Nueva y el Cerro de la Virgen de la Cabeza.

Para aquellos que quieran conocer de golpe los restos más importantes encontrados en Orce, pueden visitar el Museo de Prehistoria y Paleontología Joseph Gubert. Con tres grandes salas temáticas, recoge una colección completa de piezas provenientes de los diversos yacimientos del municipio. De paso, también podrán recorrer uno de los monumentos civiles más destacados del pueblo: la Alcazaba de las Siete Torres, que comenzó a construirse a principios del siglo XI y que está declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. El museo ocupa parte de su torre del homenaje.

De carácter civil, aunque no militar, son otros dos edificios sobresalientes de Orce: el Palacio de los Belmonte, que se encuentra en la Plaza nueva desde finales del siglo XVIII; y el Palacio de los Segura, que quedó definitivamente construido a mediados del mismo siglo. La amplia casona de servidumbre que se encontraba anexa al palacio, se convirtió con el paso del tiempo en lo que hoy se conoce como Posada de los Caños.

También llamará la atención del viajero la Iglesia de Santa María, templo que se levantó sobre una antigua mezquita en la época de la Reconquista. Las obras de su construcción se dilataron hasta finales del siglo XVIII.

Del entorno natural de Orce, propicio para la práctica de actividades deportivas como el senderismo, los enclaves más seductores son, entre otros, el Cerro de Rapamonteras, que se asoma a la vaguada sobre la que se asienta el pueblo, ofreciendo una espléndida y bella panorámica aérea; el Área Recreativa El Bosque, situada en plena sierra; y el Manantial de Fuencaliente, que se halla a dos kilómetros del casco urbano y del que brota agua a una temperatura de entre 18 y 20 grados durante todo el año.

Los aficionados a la artesanía podrán adquirir en este municipio trabajos realizados con esparto y reproducciones en cerámica de muchas de las piezas encontradas en sus yacimientos arqueológicos. También podrán comprar productos artesanales típicos de su gastronomía, como son los embutidos y licores.

Además de jamones, lomo embuchado, chorizo y otros productos derivados del cerdo, la gastronomía de los orcenses está protagonizada por platos como el cordero segureño a la brasa y dulces de aceite, almendras y harina.

El calendario festivo de Orce viene marcado por diferentes eventos populares. En enero, celebran las Fiestas de San Antón y San Sebastián, con verbenas nocturnas y todo tipo de actividades recreativas; en febrero tiene lugar el Jueves Lardero, el jueves anterior al domingo de Carnaval, cuando los vecinos del pueblo salen a pasar un día de campo; en mayo conmemoran el Día de la Cruz y también llevan a cabo la Romería de la Virgen de la Cabeza; en agosto son las Fiestas Patronales, que se prolongan durante cuatro días; en septiembre es la Feria Chica; y, por último, en diciembre, la Fiesta de Ánimas y el Día de los Inocentes.

El municipio de Orce se encuentra a unos 100 kilómetros de la ciudad de Granada, desde la que podemos llegar a través de la A-92N. Una vez que pasamos Cúllar Baza por la A-330, enlazamos con la GR-SE-33, que nos lleva directamente a nuestro destino.