Blog Languages

Comarca de Alpujarra - La Tahá

La Tahá

por Paz Rosado

El municipio de La Tahá forma parte de la antigua Taha de Ferreira, a la que se llega por el llamado Barranco de la Sangre, un paraje histórico porque fue escenario de una de las batallas que se libraron durante la Guerra de las Alpujarras.

En este pueblo granadino nos encontraremos con varios núcleos de población, entre ellos, el de Mecina Fondales, muy conocido por los seguidores de la vida y obra del hispanista inglés Gerald Brenan porque en él fijó su residencia de verano. Se encuentra en la ladera que desciende hacia Trevélez y conserva un antiguo lavadero público, así como restos de un viejo molino árabe. Aquí también podremos ver la Iglesia de San Marcos y San Cayetano, que data del siglo XVI.

En el núcleo de Pitres, capital del municipio, destaca su plaza, que es una de las más espaciosas y arboladas de la comarca; además de la Iglesia Parroquial del Cristo de la Expiración. El templo religioso fue levantado en el siglo XVI y reconstruido casi en su totalidad después de que fuera saqueado durante la Guerra Civil. Sus habitantes fueron calificados de bárbaros cuando, en cierta ocasión, se les ocurrió pedir a un gobernante local la concesión de un puerto de mar. Tal calificativo no fue tomado como un insulto y con gran sentido del humor, instauraron la fiesta en la que se “plantan” sardinas en los bancales y luego las riegan para que crezcan.

Situado entre barrancos está el núcleo de Ferreirola, muy conocido por la calida de sus aguas y donde, entre su caserío, destaca la torre de la Iglesia de la Santa Cruz. Es su edificio más interesante desde el punto de vista histórico-artístico. Fue levantado a mediados del siglo XVIII y junto a él se encuentra el antiguo cementerio. Aquí también existe una Casa-Escuela para extranjeros, donde se enseña castellano, así como la historia y las costumbres andaluzas.

El núcleo de población más elevado de La Tahá es el de Capileirilla, que está a 1.380 metros sobre el nivel del mar. Conserva, además de restos de un templo visigodo del siglo VIII, restos de otro templo construido en piedra caliza y con elementos de estilo tanto gótico como mudéjar.

Atalbéita es el núcleo más oriental del municipio y uno de los asentamientos más modernos de la comarca. El edificio más destacado entre su caserío es la iglesia, junto a la que se encuentra el cementerio.

Los amantes de la artesanía encontrarán el La Tahá talleres de cerámica y barro, de madera artística, así como maestros luthiers que siguen fabricando de forma artesanal guitarras, bandurrias, contrabajos y laúdes barrocos.

De su gastronomía destacan las migas, los jamones y diferentes embutidos, así como las castañas asadas que se riegan con el vino de la zona. De postre nada mejor que los papaviejos.

El calendario festivo de La Tahá está marcado por las fiestas propias de cada uno de sus núcleos de población, que tienen lugar en muchos casos durante los meses de verano. La única que celebran conjuntamente todos sus habitantes es la Fiesta del Chisco de San Antón, el día 16 de enero. Se reúnen alrededor de una hoguera, bailan entorno al fuego y comen asado de carne. En abril, los habitantes de Capileirilla celebran las fiestas de su patrón, San Francisco de Paula, y en febrero, los de Atalbéitar, la Fiesta de la Candelaria.

La Tahá se encuentra a unos 79 kilómetros de la ciudad de Granada, desde la que se puede llegar a través de la carretera A-44 en dirección Armilla-Motril, tomando la salida 164, para enlazar con la A-348 en dirección a Lanjarón. Desde esta vía tomaremos la GR-421, que nos lleva al centro del núcleo principal de población de este municipio: Pitres.