Blog Languages

El Puerto de Santa María - Fiestas

Fiesta de los Patios de Santa María

Fiestas

por Marta Palomo Hermoso

El buen clima, la simpatía de sus habitantes y una gran tradición histórica conforman un calendario de festividades en El Puerto de Santa María que merece la pena, no sólo conocer, sino participar de forma activa en todas ellas.

Sin duda el carnaval es la fiesta por excelencia en la capital, aunque en esta localidad también tiene su importancia, con ellos se dejan a un lado los complejos para disfrutar de una semana de diversión, ingenio e ironía. Suelen ser en febrero.

La Semana Santa por su parte, goza de una tradición especial, mezclando el carácter religioso de esta fiesta con la tradición popular de quienes disfrutan de estos días donde el arte religioso y la fe salen a la calle. Normalmente tiene lugar en marzo y los pasos de las cofradías llenan esta localidad del sentimiento propio que produce a portuenses y visitantes ver a sus santos en procesión.

Y aunque El Puerto de Santa María goce durante todo el año de un clima privilegiado, es con la llegada de los primeros días de calor cuando se celebra la Feria de la Primavera y Fiestas del Vino Fino; una semana dedicada esta variedad del vino y a la fiesta de los toros. Se trata de una las grandes ferias de toda la Andalucía y tiene lugar a finales de abril.

La proximidad al mar trae a la localidad la celebración de una fiesta curiosa el 16 de julio. Es la festividad Marinera de la Virgen del Carmen; organizada por marineros que llevan en procesión nocturna la imagen de esta virgen a bordo de un pesquero por el río Guadalete.
También verano tiene lugar la Temporada Taurina, con un ciclo de corridas de toros donde se dan cita lo mejor del panorama del toreo del momento durante los meses de julio y agosto.

En septiembre, concretamente el 8 es el día de la patrona local, la Virgen de los Milagros. Para conmemorar esta festividad su imagen se saca en procesión por las calles del centro histórico del municipio; pero lo más curioso es que la patrona procesiona sobre una alfombra con motivos florales que confeccionan con sal los propios portuenses.