Blog Languages

Servicios y Asesoramiento - Transportes y Mudanzas

Transportes y Mudanzas

Las empresas de transporte ofrecen un buen servicio cuando de lo que se trata es de enviar a otro lugar pequeños objetos o un número reducido de ellos. Pero si hablamos de cambiar de domicilio y llevar consigo todos y cada uno de los muebles y enseres que se guardan bajo el techo que vamos a dejar, lo mejor es contratar una buena empresa de mudanzas que cuente con todos los medios técnicos y humanos, para hacer este arduo trabajo de la manera más fácil, rápida y segura.

Para elegir la empresa de mudanzas más conveniente a sus necesidades y bolsillo, aquí le ofrecemos algunos buenos consejos:

- Solicite presupuesto a varias empresas antes de decidirse por una de ellas e infórmese detalladamente de los servicios que incluye la mudanza y de las garantías que ofrecen. Muchas se encargan de desmontar el mobiliario, embalarlo y montarlo en la nueva casa, junto con el resto de enseres y objetos delicados o frágiles. Y algunas ofrecen un seguro de la carga transportada que cubre posibles desperfectos o pérdida de objetos.

- Exija un presupuesto previo por escrito a la empresa elegida. Para elaborar este presupuesto, muchas empresas envían al domicilio un operario que se encarga de hacer una adecuada valoración de los costes del servicio. También es interesante que alguna persona de la empresa visite el nuevo domicilio al que va a ser transportado los muebles y enseres, aunque hay casos en los que esto no es posible.

- Revise con los operarios el inventario de los objetos antes de trasladarlos y quédese con una copia.

- Una vez concluida la mudanza y antes de firmar la documentación de entrega de todos los elementos transportados, compruebe el estado de éstos. Si descubre el menor desperfecto, hágalo constar en la nota de entrega o en la hoja de reclamaciones que la empresa debe poner a su disposición.

- En cualquier caso, lo mejor es que uno mismo traslade los objetos muy frágiles y los de valor tanto económico como emocional. Recuerde que hay objetos que si se pierden, no podrán ser remplazados.