Blog Languages

Buceo - Huelva

Buceo - Huelva

Almería | Cádiz | Granada | Huelva | Málaga

Las zonas óptimas de inmersión de la provincia de Huelva se encuentran comprendidas entre dos desembocaduras, la del río Odiel, junto a la capital, y la del río Guadiana, en la ciudad de Ayamonte. Así que los aportes de materiales de ambos sistemas fluviales van a reducir la visibilidad de las aguas marinas, cuyos fondos están constituidos, en su mayor parte, por arena. Sólo uno, de sus cinco puntos de inmersión, está restringido a buceadores experimentados. En todos, la mejor época del año para bucear es el verano.

Piedra Dorada: a una milla de la costa, frente al faro de El Rompido, se encuentra este punto de inmersión que toma su nombre del pez más abundante en la zona. Gran número de ejemplares de doradas se cobijan en las oquedades del fondo rocoso que, a modo de costilla, se dispone perpendicular a la costa. Una pequeña cordillera submarina de unos 15 m. de ancho, tres de alta y un centenar de metros de longitud. Si queremos explorarla en su totalidad, necesitaremos realizar varias inmersiones. En ciertas épocas de año, un gran número de rayas y torpedos o tembladeras se dan cita aquí para desovar. La inmersión, que no alcanzará una profundidad superior a los 12 m., es apta para buceadores principiantes.

Willy: es un área rocosa formada por multitud de pequeñas lajas de superficie plana y de unos 150 m. de altura, que se encuentra a cuatro millas de la costa, frente a la Casa del Palo, a una profundidad máxima de 16 m. Las lajas se encuentran sobre un fondo de arena, separadas unas de otras y, si exploramos una por una, descubriremos congrios y morenas, además de bogavantes de gran tamaño, entre las grietas y oquedades de su contorno. La inmersión es adecuada para principiantes.

Las Corvinas: es una zona de amplias lajas rocosas, a cinco millas frente a la localidad onubense de Isla Cristina. Las rocas forman pasillos muy interesantes por la fauna que en ellos se cobija. Las especies más llamativas son las corvinas y las gorgonias rojas y blancas. Con la ayuda de una linterna, también podremos ver congrios, morenas y langostas. La inmersión, que no supera los 22 m. de profundidad, es apta para principiantes.

Empire Warrior: ideal para los que quieren bucear en pecios, ya que la inmersión se desarrolla entre los restos del buque mercante que da nombre al punto de inmersión y que yacen sobre un fondo de arena a 18 m. de profundidad, a 2,5 millas de la costa de Ayamonte, frente a la desembocadura del Guadiana, y a siete millas del puerto deportivo de Isla Cristina. El buque, de bandera inglesa, se hundió en el año 1941, como consecuencia de un ataque aéreo perpetrado por los alemanes. Aún pueden observarse restos de la artillería, junto a gorgonias y peces propios de los roquedos como urtas, sargos, morenas y grandes bancos de de roncadores y corvinas. Se necesita cierto grado de experiencia para llevar a cabo este recorrido.