Blog Languages

Entrevista a Borja Breña-Lajas

Entrevista a Borja Breña-Lajas

Borja con parte de su familia en la ceremonia de graduación de la London Business School.

Borja con parte de su familia en la ceremonia de graduación de la London Business School.

Borja es un joven jerezano emprendedor que proviene de una familia que él califica de clase media, media-baja. Fue uno de los pocos de su promoción que obtuvo en la Universidad de Sevilla el título de Ingeniero de Telecomunicaciones en cinco años, uno de los andaluces que ha logrado la codiciada beca Talentia de la Junta de Andalucía, y cuenta con un MBA (Master en Dirección de Empresa) de la prestigiosa London Business School. En la actualidad, es socio del Instituto de Contables Jurados de Inglaterra y Gales (ICAEW) y gerente en Wayra como parte del programa de graduados de MBA de Telefónica.

AC:: ¿Por qué eliges estudiar Teleco?

Borja Breña-Lajas: Mi sueño era ser astronauta, pero para eso necesitas ser un superman. Lo más cercano a astronauta era ser controlador de la NASA o de la ESA, y para lograrlo, Teleco era una buena opción. Además, en el año 2000, con el boom de las punto com, los ingenieros de telecomunicaciones eran muy demandados. Siempre intento lograr la meta que parece más difícil en cada momento.

AC: ¿Cómo se desarrolla tu carrera profesional una vez que consigues el título de Ingeniero de Telecomunicaciones?

Borja Breña-Lajas: Cuando termino Teleco, me doy cuenta de que necesito mejorar mi nivel de inglés, y decido irme a Inglaterra tres meses para obtener el First. Mi idea era estudiar y trabajar al mismo tiempo, porque mis recursos económicos eran pocos. Pero en un principio, ni siquiera consigo trabajo en un McDonald. Yo que pensaba que me iba a comer el mundo por contar con un magnífico expediente académico. Pero es que entonces no sabía cómo rellenar una solicitud de trabajo en inglés. Esos meses fueron muy duros. Ya cuando obtengo mi First, y con la ayuda de amigos que me enseñan a aplicar a un puesto de trabajo en Inglaterra, consigo entrar en una pizzería. Cuando estoy a punto de volverme definitivamente a España, después de haber obtenido 40 “noes” de empresas de Teleco a las que había aplicado en UK, recibo tres ofertas de trabajo. Entre ellas, una de Deloitte UK, que casualmente fue la primera empresa a la que apliqué de forma correcta. Aunque no es un puesto relacionado con mis estudios, lo acepto porque las condiciones son muy interesantes y porque al ser una compañía internacional, tengo posibilidades de volverme a España.

Después de tres años en Deloitte, acepto un puesto como ayudante de corredor de bolsa en Barclays y estando allí, surge la idea de montar LanguageStays, una agencia de viajes de estudio, para ayudar a mis hermanos al salir de la carrera. Disfruto tanto montando la empresa (con sede en Jerez) que decido hacer un MBA para intentar dedicarme en el futuro al mundo del emprendimiento. Quiero apoyar el espíritu emprendedor en Andalucía para que pueda crear trabajo y riqueza suficiente para la próxima generación.

Borja junto a alguno de sus compañeros del MBA de la London Business School.

Borja junto a alguno de sus compañeros del MBA de la London Business School.

AC: ¿Cómo has logrado entrar en Wayra?

Borja Breña-Lajas: Al final de mi MBA en la London Business School, empecé a buscar un trabajo relacionado con el emprendimiento o con inversiones en startups (empresas jóvenes con alto potencial de crecimiento). Fui seleccionado para el programa de graduados MBA de Telefónica y me asignaron a Wayra, que es una de las iniciativas más interesantes e innovadoras de Telefónica, que consiste en financiar y acelerar startups tecnológicas en Europa y Latinoamérica. Me encargo de gestionar la cartera de inversiones de Wayra, ayudo a las startups a buscar inversores y a seguir desarrollando su operación.

AC: ¿Cuál es tu objetivo profesional último?

Borja Breña-Lajas: Por ahora quiero crecer profesionalmente dentro de Telefónica y seguir apoyando y financiando startups en la medida que pueda (por ejemplo, a través del proyecto SingularHub.com). A largo plazo, con más experiencia, es posible que me atreva a emprender a tiempo completo. Todo se irá viendo en su momento. Creo que hay que vivir el día a día, con una idea de hacia dónde quieres llegar, pero abierto a los cambios que trae la vida.

AC: De tu personalidad ¿qué crees que es lo que más te ha ayudado a lograr cada una de las metas que te has propuesto?

Borja Breña-Lajas: La primera característica es mi adaptabilidad, la capacidad para adaptarme a entornos nuevos y a cualquier tipo de situación y de lugar, para convivir y trabajar con personas de diferentes culturas.

También me ha ayudado mi carácter emprendedor e independiente, pues me encanta superar nuevos retos y atreverme a intentar nuevas aventuras, incluso aquellas con más riesgos de lo habitual. Aunque también es verdad que analizo las cosas bastante, ¡no soy tan temerario!

Por último, creo que comprendo y soy fiel a mis raíces. Yo soy de Jerez, un español  con carácter andaluz, abierto y bastante energético. Mi lema es “amor y libertad”. Para poder entender y disfrutar el mundo sin perder el rumbo, nunca he olvidado de dónde vengo: una familia que me ha enseñado que con esfuerzo, buena educación y un poquito de suerte, puedes llegar a cualquier lado. Mis abuelos trabajaban en el campo, mis padres son maestros, y el nieto está en un programa de liderazgo de Telefónica. Yo no habría conseguido nada si no hubiera entendido que mi deber es sacar el mayor rendimiento a la educación y las oportunidades que he recibido de mi familia, porque así honro a mi familia y sus sacrificios.

Borja junto a su familia en la Feria de Jerez.

Borja junto a su familia en la Feria de Jerez.

 

AC: ¿Cuáles son las personas que más te han ayudado a conseguir tus metas profesionales?

Borja Breña-Lajas: Mi familia, mis amigos y los escritores de los que he leído algo. He tenido mucha suerte con la gente que me ha rodeado. En Teleco formaba parte de un grupito de compañeros muy bueno y nos ayudábamos mutuamente. A lo largo de mi carrera profesional, muchos compañeros y conocidos me han corregido con respeto y cariño, y me han ayudado a mejorar.

AC: ¿Crees que todos nos tenemos que convertirnos en emprendedores para salir de esta crisis?

Borja Breña-Lajas: No. Para salir de la crisis lo importante es generar riqueza con independencia de tu profesión: camarero, ama de casa, empresario… Hay que tener actitud de esfuerzo, adaptación y compromiso para sacar el mayor rendimiento de tus recursos y de tu talento.  Lo que definitivamente no se debería hacer es destruir riqueza, emplear conscientemente los recursos de Andalucía de una forma ineficiente o que genere un retorno menor a su coste de oportunidad. Destruir riqueza conscientemente es inmoral porque significa robar a los andaluces.

AC: ¿Qué consejos darías a alguien que quiere emprender?

Borja Breña-Lajas: El que quiera emprender debe ser consciente de que es improbable que tenga éxito. Ser empresario o emprendedor es un trabajo mucho más duro de lo que la gente cree, así que necesitará todo el apoyo y la ayuda que pueda conseguir (obviamente, por métodos legales: la corrupción no es admisible). Sin embargo, fracasar no es un problema sino una oportunidad para mejorar. Lo importante es aprender de los errores y seguir progresando. De hecho, la sociedad se beneficia cuando se cierran las malas iniciativas empresariales, pues los recursos serán empleados en otras empresas que, eventualmente, serán las más adecuadas para la sociedad.

AC: A alguien que está en el paro, ¿qué consejos le darías para salir de esa situación?

Borja Breña-Lajas: Es una pregunta complicada porque las circunstancias de cada una de las personas en paro son muy diferentes. En general, mi consejo es dejar de quejarte porque no tienes un trabajo “de lo tuyo”, adaptarte a los trabajos que haya o crearte uno. Si eres joven, creo que deberías salir al extranjero a buscarte la vida y a aprender. Luego, retorna a Andalucía y mejórala.

Si te ha interesado este artículo, también te pueden interesar:

Cómo descubrir tu talento

Autoconocimiento y empleo