Blog Languages

Formación y Empleo - Entrevista a Diego Ocaña

Entrevista a Diego Ocaña

ENTREVISTA A DIEGO OCAÑA, INGENIERO TÉCNICO ESPECIALISTA EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Y CREADOR DE VISUAL SAFETY

El malagueño Diego Ocaña es uno de los muchos andaluces que ha apostado por el emprendimiento en estos momentos de crisis. La última empresa en la que trabajó no le ofrecía lo que él necesitaba. Así que a sus 43 años decidió llevar a cabo su plan B: crear su propia empresa para cubrir una necesidad en el mercado, que había detectado precisamente durante los años que trabajó como Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales.

Diego es Ingeniero Técnico Industrial y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Y con su empresa, Visual Safety, consigue ofrecer a sus clientes una solución a medida fruto de sus dos pasiones: el diseño y las artes gráficas, y la prevención de riesgos laborales.

Con la humanidad y la naturalidad como sus valores más importantes, se define a sí mismo como una mente inquieta que cree que todo está aún por hacer, convencido de que siempre hay oportunidades que están esperando a ser descubiertas.

AC: ¿Cuál es esa necesidad no cubierta que descubres trabajando por cuenta ajena?

Diego Ocaña: Una formación en prevención de riesgos laborales personalizada, hecha a la medida de cada empresa concreta, de calidad y con una presentación visual atractiva. Durante los más de 12 años que trabajé como técnico superior en prevención de riesgos laborales por cuenta ajena, me encontraba con que los contenidos formativos en esta materia eran muy generales. Muchos trabajadores me decían que esa formación no les resultaba útil porque presentaba situaciones y problemas que no se daban en el día a día de su puesto de trabajo. Cuando tenía que montar algún curso, no encontraba material de calidad para ofrecer una formación de calidad personalizada.

AC: ¿En qué consiste exactamente el producto que ofrece Visual Safety?

Diego Ocaña: Vídeos que recogen los procedimientos de trabajo tanto desde el punto de vista técnico como de seguridad, que se llevan a cabo en la empresa cliente. Vídeos en los que participan incluso los trabajadores de la empresa, mientras realizan sus procedimientos de trabajo. Y para ello, nos desplazamos a la empresa y grabamos en sus instalaciones y con sus trabajadores todo el material, que luego editamos convenientemente para que la empresa la utilice en la formación de sus trabajadores o incluso de los trabajadores de empresas subcontratadas. Como ves, una formación totalmente personalizada y a la medida del cliente. Nuestros vídeos recogen cómo quiere la empresa que se hagan las cosas y qué normas de seguridad se deben de respetar en la ejecución de los trabajos en cada puesto concreto.

También ponemos a disposición de los clientes que lo deseen, una plataforma E-learning en la que sus trabajadores pueden formarse con nuestro material visual y con sistemas interactivos de autoevaluación que permiten ver en qué medida se están asimilando los contenidos formativos.

AC: ¿Y los trabajadores se prestan sin problemas a participar en las grabaciones?

Diego Ocaña: Sí, no ponen ningún impedimento. De hecho quieren repetir, porque, entre otras cosas, es una manera de romper con su rutina; y porque yo creo que la gente lleva un actor dentro. La gente se lo pasa bien, aunque a veces se tiene que armar de paciencia porque en ocasiones hay que repetir algunas partes de la grabación. En general, la experiencia en este sentido es muy buena.

AC: ¿Cuánto tiempo te llevó crear la empresa?

Diego Ocaña: La monté en junio del 2012, a los tres meses, más o menos, de dejar mi puesto en la empresa que ofrecía servicio de prevención ajeno.

AC: Muy poco tiempo, ¿no? ¿Cómo lo hiciste?

Diego Ocaña: Yo soy mucho de tener siempre un plan B, así que la idea de Visual Safety ya llevaba rumiándola mucho tiempo antes de dejar mi trabajo por cuenta ajena. Y aunque el escenario que tenemos no invita a aventurase a iniciativas empresariales, la ilusión de querer hacerlo y el creer que hay hueco en el mercado para hacerlo han sido fundamentales en todo el proceso. Para mí, esos son los dos factores que pueden llevar a Visual Safety a buen término. Pienso que es una idea, al menos es la sensación que tengo, que tiene buena acogida, aunque no siempre prosperen todas las propuestas que planteamos a los clientes, siempre tiene buena acogida. A los clientes les gusta el planteamiento que le hacemos y cómo lo desarrollamos.

Desde que tuve la idea hasta que la puse en marcha, he pasado por diferentes etapas: primero madurar cómo queríamos hacer los vídeos, después la idea de la plataforma E-learning, y el paso último que hemos conseguido dar, y que está dando muy buenos resultados, es la realización de vídeos interactivos. Ya no se trata de que los trabajadores vean los vídeos de procedimientos de su trabajo, también pueden interactuar con esos vídeo, teniendo la posibilidad de tomar diferentes decisiones sobre el camino a recorrer sobre ese material audiovisual, o contestar a cuestiones que se le planten en un momento dado. Los vídeos ya no tienen una continuidad predeterminada y fija, sino que los trabajadores son los que pueden realizar diferentes recorridos sobre el mismo.

Al principio, invertí mucho tiempo en la labor comercial. Yo tengo muy claro cuáles son mis clientes potenciales, a los que no siempre es fácil llegar, sobre todo, llegar a la puerta donde realmente se toman las decisiones. Por eso hay una parte previa muy importante de investigación comercial, averiguar cuál es el organigrama de la empresa, dónde se sitúa, dónde está su sede central… Es una labor comercial muy selectiva y estratégica. No ofrecemos nuestros servicios a cualquier empresa ni a cualquier persona de las empresa que finalmente consideramos como verdadero cliente potencial.

AC: ¿Cómo llevas a cabo esa investigación comercial?

Diego Ocaña:Principalmente a través de internet. Y también por contacto, por personas que conoces de las empresas que consideramos clientes potenciales o personas que nos ponen en contacto con quien toma las decisiones en otras empresas a las que queremos presentarles nuestra propuesta comercial, nuestro producto.

AC: ¿Inviertes mucho en publicidad y en visibilidad en redes sociales para llegar tus clientes?

Diego Ocaña: Publicidad no he hecho ninguna, y la presencia en redes sociales es mínima. Sí que tenemos nuestra página web, pero poco más. No he hecho mucho ruido en este sentido porque creo que no lo necesito. Mi línea de negocio es algo muy selectiva, no de masas. Y no creo que una difusión masiva me vaya a traer más clientes.

AC: ¿Dónde tienes la sede de tu empresa?

Diego Ocaña: Por el momento, está en Churriana; en breve queremos trasladarnos al Parque Tecnológico de Andalucía. Aunque cuando el cliente nos pregunta dónde estamos, nuestra respuesta es que donde esté el trabajo. Nosotros nos desplazamos a donde está el cliente. De hecho, en este tiempo hemos trabajado para empresas de Barcelona, de Sevilla, de Cádiz…, además de empresas con sede en Málaga.

AC: ¿Cuántos trabajadores tienes ahora en plantilla?

Diego Ocaña: Por el momento, cuatro fijos. Aunque dependiendo del proyecto que tengamos entre manos en cada momento, contratamos temporalmente a más o menos personas. Y si seguimos creciendo como hasta ahora, tendremos posibilidad hacer más contratos tanto temporales, por proyectos, como fijos.

AC: Para terminar, ¿qué consejos le darías a alguien que quiere montar una empresa en estos momentos?

Diego Ocaña: muy malo dando consejos. Para mí lo fundamental ha sido la ilusión de querer hacerlo y el creer que hay hueco en el mercado para hacerlo.

Si te ha interesado este artículo, también te pueden interesar:

Cómo descubrir tu talento

Autoconocimiento y empleo

Este espacio web es propiedad de Andalucía Com S.L. y está protegido por el Derecho de Autor