Blog Languages

Ian Poulter, defensor del Volvo World Match Play Championship: “Pienso en ganar desde que doy el primer golpe en el tee del uno”

  • La semana que viene estará en Finca Cortesín, en Casares, donde se enfrentará a 23 magníficos jugadores, entre ellos, Sergio García, Álvaro Quirós y Rafa Cabrera-Bello.

Miércoles 9 de mayo de 2012

El carismático jugador, Ian Poulter, está deseando volver a España para defender su título en el Volvo World Match Play Championship, que tendrá lugar del 17 al 20 de mayo en el recorrido malagueño de Finca Cortesín, en Casares. Asegura que su juego está a punto, –ha firmado esta temporada un séptimo puesto en el Masters de Augusta y un tercero en el Arnold Palmer Invitational- y que, como siempre hace, viene decidido a ganar.

Poulter peleará por su cuarto título en España y decimoquinto de su carrera. De las 11 victorias que ha conseguido en el Circuito Europeo, tres han tenido como escenario campos españoles. En 2004 ganó el Volvo Masters Andalucía, la Final del Circuito, batiendo en play-off a Sergio García en Valderrama. Dos años después, consiguió el Open de Madrid en La Moraleja, y el año pasado se hizo con el Volvo World Match Play Championship en el espectacular recorrido de Finca Cortesín, derrotando a su compatriota Luke Donald.

El inglés de 36 años, afincado en Orlando y padre de cuatro hijos, no se arruga ante nada. Capaz de vestir los atuendos más sorprendentes en el campo de golf, -tiene su propia marca de ropa- y de decir sin pelos en la lengua lo que piensa a su millón doscientos mil seguidores de Twitter, se ha ganado una merecida reputación como excelente competidor, aguerrido y correoso hasta el extremo.

Es el único jugador del mundo que ha ganado los dos títulos más importantes en Match-Play, el WGC Accenture y el Volvo World Match Play Championship: “Los dos han sido muy importantes por diferentes razones. El Accenture fue mi primera victoria en Estados Unidos y eso significó un gran logro personal. En el Volvo, tuve que ganar a jugadores que estaban muy en forma, como Lee Westwood, que entonces era número uno del mundo, o Luke Donald, que lo sería poco después. Tener los dos títulos significa mucho para mí”.

Volvo World Match Play Championship 2011: “Ganar a Westwood fue una enorme satisfacción y me dio mucha confianza para el resto del torneo. Recuerdo muy bien el partido, él es un buen amigo mío. La final con Luke estuvo muy igualada, él desaprovechó sus oportunidades y la diferencia entre ganar o perder fue cuestión de un par de golpes nada más. Me sentí muy orgulloso de mi juego y de haber hecho lo suficiente para ganar a Luke, que es lo bonito del Match-Play”.

Recordando a Seve: “Cuando gané el año pasado, lo primero que dije fue Seve, Seve, Seve… Unir mi nombre al de los grandes campeones que han ganado el Volvo World Match Play, y especialmente al de Seve, supuso una gran satisfacción. Desde que era niño he visto este torneo en TV, y también en Wentworth, y tengo muchos recuerdos de Seve o Ernie Els en los años en los que dominaron. Seve inspiró a mi generación; yo siempre le seguía y podía pasar horas y horas viéndole dar bolas en el campo de prácticas. Tuve la suerte de conocerle y jugar un par de veces con él, yo era un grandísimo fan de Seve, era único y tenía un carisma que será difícil igualar”.

Ostenta el record del 100 % de puntos en la Ryder Cup en solitario: “Creo que se debe simplemente al hecho de que odio perder. Voy a los torneos con las expectativas altas, siempre pienso en ganar desde que doy el primer golpe en el tee del uno, ya sea Match-Play o Stroke Play. Pero, además, la Ryder Cup es extremadamente importante para mí, es el torneo con mejor ambiente de golf que existe y me apasiona jugarla. En Finca Cortesín competiré con algunos jugadores que seguro estarán en septiembre en Medinah, pero no será difícil. Una vez que estemos allí unidos en el mismo equipo, en el que espero clasificarme, tendremos una motivación común que es salir a ganar a los estadounidenses”.

Ganar un Grande: “Por supuesto, mi objetivo ahora es ganar un Grande. Lo queramos o no, el número de Grandes es lo que nos mide a los jugadores, así de sencillo, por eso los ganadores de estos torneos merecen todo el crédito. Por ahora se me han dado mejor el Masters de Augusta y el Open Británico. Sin duda es mi objetivo ganar uno de estos torneos. Una vez que lo haya hecho, me plantearé ganar otros”.

Se define como un jugador global: “Definitivamente, me veo como un jugador global, he ganado torneos en cinco continentes. Competir por todo el mundo me ha permitido desarrollar mi juego y me ha enseñado a jugar en todas las condiciones posibles. Me siento orgulloso y a la vez un privilegiado por poder competir por todo el mundo”.

Su idilio con España: “Siempre me he sentido muy a gusto en este país. La comida y los vinos son excelentes, y además, hay magníficos campos de golf. Obviamente haber ganado en España hace que para mí sea siempre muy especial volver”.

Golf en los Juegos Olímpicos: “Es fantástico que el golf sea un deporte olímpico y me encantaría estar involucrado de alguna manera en Río de Janeiro 2016. Creo que es una gran oportunidad para que crezca este maravilloso deporte que tanto nos gusta jugar. Eso sí, creo que el formato en el que se compita será muy importante, ya que tiene que ser emocionante y divertido para los aficionados; se trata de que disfruten con el golf y les enganche”.

Según reflejó en su Twitter el año pasado, le impresionó muy positivamente Finca Cortesín: “Tengo muchas ganas de volver. El hotel es, sin duda, uno de los mejores en los que he estado en mi vida, y se come de maravilla. Además, es un gran campo, física y mentalmente muy exigente, perfecto para un torneo como el Volvo World Match Play Championship, porque puede hacer que la situación cambie de un momento a otro. Supongo que este año seré el hombre a batir y si eso motiva al resto de jugadores, tanto mejor. Para mí, el sentido último del deporte es batir a tus rivales cuando ellos están en su mejor momento”.