Blog Languages

El Open de Andalucía Costa del Sol, plataforma hacia el éxito

©Michelle Chaplow, Oosthuizen

EL OPEN DE ANDALUCÍA COSTA DEL SOL, PLATAFORMA HACIA EL ÉXITO

  • Será la primera prueba del Circuito Europeo que se dispute en el viejo continente en 2012.
  • El torneo cuenta con grandes nombres en su palmarés y lo han disputado los mejores del mundo.

Miércoles 15 de febrero de 2012

El Open de Andalucía Costa del Sol, que se disputará en Aloha Golf, en Marbella, del 15 al 18 de marzo, será la primera prueba del calendario internacional del Circuito Europeo 2012 que se dispute en el viejo continente. En el torneo, que celebra este año la undécima edición, han participado los mejores jugadores del mundo y cuenta en su palmarés con grandes nombres. Para algunos, supuso la plataforma hacia el éxito.

El Tour por fin recalará en suelo europeo y lo hará concretamente en tierras malagueñas, en la famosa Costa del Sol, después de haber viajado por Sudáfrica –con tres pruebas al inicio del año-, Abu Dhabi, Qatar, Dubái, India y Estados Unidos. Una vez más, Andalucía será la puerta de acceso al mejor golf en el continente, a través de un torneo que patrocinan la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, el Patronato de Turismo de la Costa del Sol, la Diputación de Málaga, el Ayuntamiento de Benahavis y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

El jugador de las Islas Fidji, Vijay Singh, habitual en el Circuito Europeo a principios de los 90, fue el primero en inscribir su nombre en el palmarés del Open de Andalucía Costa del Sol. Singh se impuso en 1992 en el Parador Málaga Golf, sumando su tercer título tras dos años de sequía; unos años más tarde lograría dos Grandes, y llegaría a ser número uno del mundo.

El escocés Andrew Oldcorn ganó en Golf Novo Sancti Petri en 1993, en una de las ediciones más reñidas, superando a Eduardo Romero por un golpe de ventaja e imponiéndose a los mejores de aquella excelente cosecha: Montgomerie, Langer, Clarke, Parnevik, Torrance, Olazábal y Ballesteros, entre otros.

En 1994, en Montecastillo, la participación fue de lujo: el partido estelar de las dos primeras jornadas lo componían Severiano Ballesteros, Miguel Ángel Jiménez y Jack Nicklaus, diseñador del campo jerezano. Fue allí cuando el “oso dorado”, número uno del mundo con 18 Grandes en su palmarés, pidió “perdón” por haber jugado mal y fallar el corte. Ganó el inglés Carl Mason, Olazábal fue segundo y Jiménez, quinto.

El torneo se disputó en Islantilla (Huelva) en 1995 proclamándose campeón Alex Cejka. El alemán (nacido en la República Checa) obtuvo su primera tarjeta del Tour Europeo en 1988 y la perdió al finalizar la temporada; la recuperó al año siguiente y la volvió a desaprovechar; y de la misma manera sucedió, año tras año, hasta su ansiada primera victoria en el Turespaña Masters Open de Andalucía. El torneo le aportó una importante dosis de confianza que le sirvió para ganar otros dos esa temporada.

Tras un parón de cuatro años la prueba andaluza volvió en 1999 al Parador Málaga Golf, donde se impuso Miguel Ángel Jiménez. El malagueño, seguido por miles de aficionados, ganó a lo grande: batió el record del campo en la tercera vuelta, estableciéndolo en 62 golpes, y terminó con 24 bajo par. Esa misma semana recibió la invitación para participar en el Masters de Augusta. En 1999, el “Pisha”, firmó una de sus mejores temporadas.

La primera vez que el torneo se jugó en Aloha Golf fue en el 2007 resultando vencedor el inglés Lee Westwood, quien sumaba en Marbella 17 títulos del Tour Europeo y 27 en total. Después de cuatro temporadas “de desesperación y sin ganar” (llegó a plantearse abandonar su carrera), la victoria en tierras andaluzas le volvió a situar entre los 50 primeros del mundo. El 31 de octubre del 2010, Westwood ascendía al número uno de la clasificación mundial.

Al año siguiente, también en Aloha Golf, el ganador fue Thomas Levet. El francés tuvo que disputar un hoyo de play-off para imponerse al joven inglés Oliver Fisher, con quien finalizó empatado. Fue un título muy querido y apreciado para Levet, que había estado apartado de la competición durante más de un año por una dolencia de vértigo.

El torneo viajó al magnífico escenario del Real Club de Golf de Sevilla en 2009, donde se alzó con el trofeo el danés Søren Kjeldsen, claro dominador durante la última jornada, que lograba su segundo título en Andalucía en tan solo cinco meses (Volvo Masters 2008).

El Parador Málaga Golf fue sede del Open de Andalucía Costa del Sol por tercera vez en 2010. El sudafricano Louis Oosthuizen estrenó su palmarés y la victoria le ayudó a clasificarse para el Masters de Augusta. “Llevaba siete años esperando para ganar”, afirmó al recoger el trofeo. Quién le iba a decir que cuatro meses más tarde, en St. Andrews, levantaría el trofeo más preciado: la Jarra de Clarete del campeón del Open Británico.

El año pasado, también en el Parador Málaga Golf, Paul Lawrie acabó con una larga sequía al alzarse con el triunfo. El escocés, ganador del Open Británico en 1999, declaró: “El Open de Andalucía marcará un antes y un después en mi carrera; llevaba demasiado tiempo sin ganar, nueve años, y en Málaga volví a encontrarme con el triunfo”.