Blog Languages

Jiménez y Quirós se estrenan con los “huesos” Schwartzel y Casey en la primera jornada del Volvo World Match Play en Finca Cortesín

Quirós, Westwood y Jiménez © Volvo in Golf
  • Miguel Ángel Jiménez comenzará a las 12.20 horas y Álvaro Quirós a las 12.35
  • Jiménez: “En match play, lo que importa es el momento, hay que ir hoyo a hoyo, golpe a golpe”
  • Quirós: “En esta modalidad, jugando bien puedes perder y jugando mal puedes ganar”

Casares (Málaga), miércoles 18 de mayo de 2011

Los dos españoles en liza en el Volvo World Match Play que comienza mañana en Finca Cortesín se estrenarán con rivales de altura. Miguel Ángel Jiménez se enfrentará a Charl Schwartzel, número uno del ranking europeo, duodécimo del mundo y ganador del Masters de Augusta. El sudafricano lleva una temporada de ensueño que comenzó con la conquista del Joburg Open en enero. Saldrán a las 12.20 horas y quince minutos después, comenzará el enfrentamiento de Álvaro Quirós y Paul Casey. El inglés es noveno en el ranking mundial, ganó el Volvo Golf Champions celebrado en Barehin en enero y es un acreditado especialista en match play con el título de campeón del mundo match play 2006 en su palmarés.  

Mañana volverá a soplar fuerte el viento de levante que podría llegar a los 25 kilómetros por hora. Hoy se ha dejado sentir en el Pro-Am en el que se ha impuesto el equipo de Graeme McDowell compuesto por Claudio Aguirre, Nuno Brito-Pereira y Jaime Castellanos.  

Tras jugar el Pro-Am, han pasado por el Centro de Prensa el número uno del mundo, Lee Westwood, Álvaro Quirós, Miguel Ángel Jiménez y Rory McIlroy que se ha mostrado encantado con los greenes de Finca Cortesín. “Son los mejores en los que he pateado esta temporada”.   

Miguel Ángel Jiménez: “Estoy jugando bien y tengo ilusión por hacer un buen torneo cerca de casa. Es una satisfacción enorme que estemos dos españoles entre este grupo de 24 jugadores, algunos de los mejores del mundo.    

En mi grupo está Charl Schwartzel, que acaba de ganar el Masters de “Angustias” y Johan Edfors, que quedó segundo en el Open de Andalucía. No es fácil, pero haré lo posible para estar el fin de semana. 

El campo está en muy buenas condiciones tanto en los tees como calles y greenes. Desde el tee ves el hoyo entero, ves todos los obstáculos y eso me gusta mucho. 

En match play lo que importa es el momento, no los resultados que hayas conseguido antes. Tienes que concentrarte, ir hoyo a hoyo, golpe a golpe. La final a 36 hoyos es más justa, quizá 18 no sean suficientes para ver la diferencia entre los dos jugadores, pero hay que terminar en algún momento. Por otro lado, si te va mal, cuanto antes acabes, mejor. 

Seve ganó cinco veces este torneo, y si lo piensas, eso es una motivación añadida. Esta es la segunda vez que lo juego y sería extraordinario ganar este gran evento en el que hay jugadores tan buenos. 

En EE UU el torneo más modesto reparte cinco millones de dólares mientras que en Europa, un millón. Allí hay más puntos y es normal que los profesionales quieran ir a jugar el Circuito Americano. Tenemos la suerte de que ahora, grandes jugadores europeos como Kaymer o Westwood, han decidido no abandonar nuestro Circuito para irse a Estado Unidos, pero eso no significa que los americanos quieran venir aquí.  

No creo que el The Players sea el quinto Grande, hay mucho dinero en juego y buenos jugadores, pero no puntúa para el Circuito Europeo. Hace unos años decidí dejar de jugarlo, porque sólo aporta dinero. Lo más parecido a un “quinto Grande” serían los torneos de las Series Mundiales en los que están los 50 mejores jugadores del mundo. 

Teníamos la ilusión de que la Ryder Cup viniera a España pero no ha podido ser. Creo que el hecho de que ya la hubiéramos tenido en 1997, en Valderrama, ha sido la principal razón. Francia era con España la candidatura más fuerte, el resto no me daba ningún estrés. A los jugadores les gustaba el campo de París y el de Madrid está por hacer, es una pena, creo que Madrid debería apostar por la edición de 2022”. 

Image removed.

Los 24 jugadores © Volvo in Golf      

Álvaro Quirós: “La semana pasada conseguí un sexto puesto muy peleado, creo que lo más decisivo fue la estrategia, no tanto el juego. Tengo que mejorar desde el tee, que en mi juego es la clave. Esta semana es diferente, en match play jugando mal puedes ganar y jugando bien puedes perder.  

Paul Casey es un hueso duro de roer, en match play tiene mejor rendimiento que en medal y Soren Kjeldsen es muy correoso, tiene muy buena actitud. El campo es largo, lo que teóricamente me da ventaja sobre el danés y contra Casey espero tener el factor público de mi lado. 

Ganar en casa sería muy bonito, aunque es algo secundario, lo importante es ganar otro torneo. Aquí están los mejores jugadores del mundo y todo dependerá de mi nivel de juego. En mi caso, se nota mucho si toco la bola bien desde el tee. Match play es una modalidad diferente, pero si hay malas condiciones de tiempo, son las  mismas para ti y para tu rival, no importa la hora en la que juegues.  

Cuando gané el Open de España me hizo mucha ilusión poner mi nombre en el mismo trofeo que Seve. Él ganó cinco veces el Volvo Mundial Match Play pero lo hizo en Wentworth, por eso también me gustaría ganar el PGA que se juega allí la semana que viene.  

Para los americanos no existe el concepto, “más allá del PGA Tour”. Tienen un gran circuito, muchas facilidades y para ellos no es interesante venir, allí consiguen muchos puntos para el ranking mundial. 

En el TPC hay mucho dinero en juego pero faltan algunos buenos jugadores europeos, y Wentworth es muy importante para los europeos pero los americanos no vienen. Creo que no hay un Quinto Grande, nadie plantea su temporada en función de estos torneos, pero sí en función del Masters, del Open Británico, del US Open o del US PGA. 

Como profesional que podría estar involucrado en la Ryder Cup de 2018, me hubiera hecho una gran ilusión la posibilidad de jugar en mi país. Hay un comité que tendrá sus razones. Como aficionado y español, me hubiera encantado una Ryder en Madrid, estoy seguro de que el esfuerzo que se ha hecho tendrá una repercusión positiva.  París tenía una buena candidatura, era el oponente más serio”. 

Lee Westwood: “Creo que vamos a ver un gran campeonato, con un nivel muy alto de participación, como corresponde a la categoría de este evento. El campo está en perfectas condiciones, y esta lluvia lo ablandará un poco. No va a haber ni un partido fácil. Me ha tocado contra dos buenos jugadores y aquí todos somos capaces de ganar a todos. Llevo jugando bien todo el año, pero sobre todo las dos últimas semanas.

Luke Donald tiene toda la razón cuando dice que Inglaterra debe estar orgullosa, porque es la primera vez en la historia que el primero y el segundo del mundo son ingleses. Eso dice mucho del gran momento por el que están pasando el golf inglés y británico.

Seve fue un grandísimo jugador de match play. Yo aprendí mucho de él solo de verle por televisión. Nunca daba nada por perdido. Por muy mala que fuera su situación, seguía peleando y hacía unas recuperaciones increíbles. Tenía un juego corto realmente milagroso. Por eso ganó tantas veces este campeonato.”  

Rory McIlroy: “Nos pasamos todo el año jugando stroke play y está muy bien cambiar de vez en cuando, sobre todo en este campo que es perfecto para esta modalidad. Los greenes de Finca Cortesín son los mejores en los que he pateado en todo el año. 

Juego en la primera fase con Nicolas Colsaert, que acaba de ganar en China y está jugando muy bien y Retief Goosen, que tiene mucha experiencia y es un gran competidor. Voy a necesitar mi mejor golf esta semana. Estoy trabajando muy duro con mi entrenador para afrontar esta parte de la temporada que es la más dura. 

El domingo pasado le mandé un SMS a Graeme McDowell, le dije “esto le pasa a los mejores”. A él le ocurrió en el hoyo 6 del The Players y a mí en el 10 de Augusta. Cuando ocurre, es muy difícil sobreponerse y pasar página”.