Blog Languages

Ciudad de Jaén - Monumentos

Amanecer desde el mirador del Castillo de Santa Catalina

Monumentos

por Shenai Martínez Fernández

Los monumentos más destacados de la ciudad de Jaén son la catedral y el castillo de Santa Catalina, pero existen muchos otros que merece la pena contemplar. Eso sí, la visita al castillo le compensará con las maravillosas vistas de la ciudad y el entorno, ya que se encuentra sobre una colina rocosa.

Un lugar que no podemos pasar por alto es el Palacio de Villadompardo, que alberga en su interior tres lugares de interés: los famosos baños árabes, el Museo de Artes y Costumbres y el Museo Naïf.

Uno de los añadidos a la visita cultural de Jaén es que, al mismo tiempo que admiramos los edificios, podemos comprar y degustar dulces en los conventos de Santa Clara, Santa Úrsula y las Carmelitas Descalzas.

Monumentos Religiosos

La catedral 
En el casco urbano de Jaén sobresale imponente la catedral. Se empezó a construir en el siglo XVI sobre una mezquita y se finalizó en el siglo XVIII, siendo el principal arquitecto Andrés de Vandelvira. Este exponente del renacimiento español ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico. La fachada ornamental es obra de Eufrasio López de Rojas y en ella podemos admirar las figuras de San Fernando, los Cuatro Evangelistas, los Padres de la Iglesia y los relieves de la Asunción de la Virgen, San Miguel y Santa Catalina, patrona de la ciudad.

.

La catedral renacentista

Real Monasterio de Santo Domingo 
Situado en el barrio de la Magdalena, el monasterio se construye en el siglo XIV sobre un palacio musulmán. Los dominicos impartían en él estudios que llegaron a alcanzar el grado de Universidad gracias al Papa Paulo III. Es especialmente bonito el patio, en el que están esculpidos los escudos de los Austrias, la orden de Santo Domingo y el obispo Tucumán; y la fachada manierista. La fachada es obra de Alonso Barba, discípulo de Andrés de Vandelvira. En el patio intervinieron Andrés de Vandelvira y Eufrasio López de Rojas.

Real Monasterio de Santa Clara 
Construido en el siglo XIII, se trata del monasterio más antiguo de la ciudad de Jaén. Lo más destacado son los artesonados de los coros, el patio claustral y la iglesia, que alberga al Cristo de las Misericordias (conocido como el Cristo del Bambú) que sale en procesión en Semana Santa. Las monjas de clausura elaboran dulces como bizcochos, mostachones, magdalenas y pastas de té.

Convento de la Merced
Se encuentra en la plaza de la Merced, junto al Palacio de los Quesada-Ulloa y a la Fuente Nueva y es parroquia desde el siglo XVIII. A pesar de que tuvo que ser restaurado tras la Guerra Civil por los desperfectos que había sufrido, merece la pena ver el patio y el claustro, del siglo XVIII, y la fachada principal, con una hornacina que guarda una Virgen barroca.

Convento de las Carmelitas Descalzas
En él se guardan la campana de Santa Teresa y guarda una copia del Manuscrito Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz. Contiene también interesantes obras artísticas. Las monjas venden repostería como magdalenas de bizcocho, empanadillas y roscos de vino.

Monasterio de Santa Úrsula
Lo más destacable de este monasterio es la iglesia, con un bonito artesonado mudéjar.

Iglesia de la Magdalena
Construida en el siglo XVI sobre los restos de una mezquita. Frente a la fachada de la iglesia se encuentra el Raudal / Fuente de la Magdalena. Lo más sobresaliente es la fachada de estilo gótico-isabelino, el altorrelieve plateresco de la Magdalena y la torre, un alminar árabe reformado.

Iglesia de San Bartolomé
Se trata de una iglesia medieval construida entre los siglos XVI y XVIII. No podemos pasar por alto el artesonado mudéjar, el barroco Cristo de la Expiración, el ábside circular y su retablo y la pila bautismal de cerámica vidriada en estilo gótico-mudéjar.

Iglesia de San Ildefonso.
Cuentan que en ella tuvo lugar el milagro del descenso de la Virgen. Contrasta su fachada neoclásica con el interior gótico, en el que destacan el altar mayor, la capilla de la Virgen y los retablos del descenso.

Iglesia de San Juan 
Es una de las más antiguas de Jaén y guarda en su interior pasos procesionales de Semana Santa, dentro destacan las imágenes del Calvario obra de Sebastián de Solis, s.XVI, que procesionan el Viernes Santo. La torre del concejo alberga una campana del siglo XVI y en ella se encuentra, además, el reloj oficial de la ciudad.

Iglesia de El Sagrario
Es una bonita obra neoclásica de Ventura Rodríguez, realizada en el s. XVIII, es un anexo de la catedral.

Capilla de San Andrés
Esta construcción medieval, posible sinagoga de la ciudad, fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1931. Destacan en su interior: el presbitero, mezcla de estilo gótico-castellano y mudéjar con el retablo mayor del s.XVIII y la Capilla de la Inmaculada, con un retablo barroco, y a los lados en el púlpito, una puertecita mudéjar y la tabla renacentista de la Virgen de la Luz. Cierra esta capilla una gran reja policromada obra del Maestro Bartolomé del s. XVI.

Arco de San Lorenzo
Es el único resto que queda de la iglesia de San Lorenzo, levantada entre los siglos XIII y XIV y fue declarado Monumento Nacional en 1877. Es de estilo gótico-mudéjar y en la parte inferior se encuentra una capilla con decoración de arabescos mudéjares.

Otros monumentos religiosos de Jaén son el monasterio de Santa Teresa, el convento de las Bernardas, la iglesia de San Antonio, la ermita del Calvario y la capilla de Santa Catalina, situada en una de las torres del castillo.

 

Monumentos Civiles

Castillo de Santa Catalina
Quizá sea lo primero que nos llama la atención cuando nos acercamos a la ciudad de Jaén, ya que el castillo es visible desde la distancia por encontrarse sobre una colina rocosa situada en el centro del municipio. Desde el castillo obtenemos una bella panorámica de la ciudad y a su lado se encuentra unParador Nacional. De sus orígenes se sabe que es posible que Aníbal construyera las torres, pero ha sido reforzado y modificado a lo largo de los siglos. De la edificación original queda la torre del homenaje, los dos patios de armas, caballerizas, y todas las torres.

Murallas
En su origen, circundaban la ciudad partiendo del castillo. Aunque hoy prácticamente han desaparecido, se conservan restos como la torre adosada al Palacio de Torralba y la Puerta del Ángel junto al Convento de las Bernardas.

Baños Árabes 
Los baños árabes de Jaén son los más grandes de Europa. Fueron restaurados y por ello premiados por la UNESCO con el Premio Europa Nostra en 1984. Se encuentran en el casco antiguo y fueron declarados Monumento Nacional en 1931. Parece ser que el rey árabe Alí los mando construir en el siglo XI; años después, el vicegobernador de Perú los eligió para construir su residencia: el Palacio de Villadompardo.

.

Los Baños Árabes

Palacio de Villadompardo
Construido en 1592 sobre los baños árabes, cuenta con un bonito patio renacentista con una escalera manierista. Actualmente alberga en su interior dos museos: el Museo de Artes y Costumbres y el Museo de Arte Naïf Manuel Moral.

Palacio Provincial
Edificio construido a mediados del siglo XIX que hoy en día es sede de la Diputación de Jaén. De la construcción destacan el patio central, el salón de sesiones y las galerías bajas. Además, alberga en su interior una interesante colección pictórica.

Palacio del Condestable Iranzo 
En el interior de este palacio podemos admirar salas con artesonados mudéjares de gran belleza. Tambien es sede del Palacio Municipal de Cultura.

Antiguo Hospital de San Juan de Dios
Lo más destacable de este edificio es su fachada gótica y el patio interior porticado. Actualmente es sede del Instituto de Estudios Jienenses y del Centro Documental de Temas y Autores Jienenses. Junto al hospital se encuentra una iglesia del siglo XVIII con una fachada admirable.

Conservatorio Oficial de Música
Esta construcción albergaba, originalmente, varias escuelas. Merece la pena admirar su fachada romántica del siglo XIX y el bonito patio claustral.

Fuente de la Magdalena
Esta fuente de agua potable, usada desde tiempos del Imperio Romano, fue durante siglos la que abastecía a la ciudad. Decorada con un arco triunfal, cuenta la leyenda que fue el escondite del lagarto de Jaén, un reptil gigante que tenía atemorizada a la población.

Fuente de los Caños
Situada en la plaza de los caños, se trata de un abrevadero decorado con pilastras cuadradas y figuras de dioses.

Arco del Consuelo
Arco del siglo XVIII situado en el casco antiguo en el que podemos ver un bajorrelieve con la Virgen del Consuelo. El arco cuenta además con una pequeña capilla dedicada a esta Virgen.

Puerta del Ángel
Se trata de la única puerta original que queda en la ciudad de Jaén. Es un arco de estilo simple, pero con gran belleza e historia.