Blog Languages

Video de tu boda

Video de tu boda
Video de tu boda

Para que el vídeo de tu boda sea como una buena película, una de esas que te mantienen pegado a la pantalla, es fundamental ponerse en manos de buenos profesionales. Ya se sabe que hoy en día, casi todos sabemos coger una cámara de vídeo y grabar. Lo difícil es obtener imágenes de calidad, con el encuadre y la luz adecuada a cada momento, y saber editarlas, montarlas para obtener un resultado final de película.

Afortunadamente para los novios, y para los familiares y amigos, cada día son más los profesionales de vídeos de boda que dominan la técnica, que cuentan con equipos de alta calidad y que conocen al menos las reglas básicas del lenguaje audiovisual. De ahí que el resultado final de su trabajo diste cada vez menos del que obtienen los directores, cámaras y editores de los anuncios publicitarios y películas comerciales que vemos cualquier día en una sala de cine o en cualquier canal de televisión nacional o regional.

Sólo hay que echar un vistazo por la red, visitar las web de los profesionales de vídeos de boda y visionar los trabajos que, a modo de muestra, cuelgan en ellas. Así, los novios podrán elegir al profesional más de su agrado para encargarle el vídeo de su boda.

Dependiendo del presupuesto que los novios quieran destinar a este capítulo de su boda, podrán contratar distintos modelos de películas. Hay profesionales que ofrecen a los novios una película de boda donde se recogen por capítulos, a modo de videoclip, diferentes momentos del evento: desde los previos a la ceremonia hasta el baile nupcial con que finaliza el banquete de bodas, pasando por los preparativos de la novia y el novio. También existen empresas especializadas en la realización de vídeos de boda que incluyen un capítulo de familiares y amigos más íntimos hablando de los novios: cómo son, cuándo y dónde se conocieron, qué significan para ellos cada miembro de la pareja…; y un montaje con imágenes fijas o en movimiento de la infancia y juventud de los novios.

A la hora de elegir el vídeo de tú boda, es aconsejable recordar que la cantidad no es siempre sinónimo de calidad. Lo habitual es que los novios quieran ver en el vídeo de su boda los momentos claves de la ceremonia nupcial, esos que precisamente son los más difíciles de capturar, y que sólo se pueden graban en el instante en el que está pasando, no hay una segunda oportunidad.